Archivo de la categoría: Babasonicos

Babasonicos – Dopadromo (1996)

Puntaje del Disco: 7,5

  1. Zumba: 6,5
  2. El Médium: 8
  3. Cybernecia: 7
  4. Safari Vixen: 6,5
  5. ¡Viva Satana!: 8,5
  6. Perfume Casino: 9
  7. Calmática: 7,5
  8. Coyarama: 7
  9. Su Majestad: 7
  10. Pesadilla Biónica del Perro biónico: 7
  11. Gronchótica: 7,5
  12. Su Ciervo: 9,5

Para el sucesor de Trance Zomba los Babasonicos se encontraban en un periodo de experimentación y exploración psicodélica. Como apoyo a esto el grupo dedica buena parte del tiempo en investigar las posibilidades que ofrecen las nuevas tecnologías aplicadas a la música (algo no tan utilizado como en la actualidad quince años atrás). Asimismo la temática que Babasonicos aborda a la hora de la dirección artística de su nuevo material se basa en la cultura trash cinematográfica representada por el cine clase B, la ciencia ficción generando una nueva atmosfera a su música. Como resultado de esto a principios de 1996 el grupo da a luz a su tercer material Dopádromo grabado y mezclado por el reconocido productor Norteamericano Andrew Weiss.

Señalado como su álbum más experimental a la fecha Dopádromo se caracteriza por sus ritmos variados y distintos estilos. En el se pueden encontrar temas instrumentales, experimentales, alternativos, psicodélicos y hasta una bossa nova bastante agradable “Perfume Casino”. Pero sin dudas el tema del disco lo dejaron para el cierre “Su Ciervo” un rock entre pesado y distorsionado típico de sus primeras épocas.

Gracias a Dopádromo los Babasonicos comienzan a girar por Estados Unidos y Latinoamérica, y se convierte en la primera banda de su generación en realizar un recital propio en Obras, el denominado “Templo del rock” de Argentina.

F.V.

Calificación de Usuarios
[Total: 0 Average: 0]

Babasonicos – Trance Zomba (1994)

Puntaje del Disco: 9

  1. Desarmate: 8,5
  2. Malón: 9,5
  3. Montañas de Agua: 9
  4. Coral Caraza8
  5. Ascendiendo: 8,5
  6. Patinador Sagrado: 8,5
  7. Koyote: 7
  8. Poder Ñandú: 7
  9. Arbol Palmera: 9
  10. Sheeba Baby: 7,5
  11. Misericordia: 8
  12. Posesión del Tercer Tipo: 9

Procedentes de Lanus, localidad del gran Buenos Aires, los Babasonicos empezaron a hacerse conocidos con el single «D-Generacion» parte de su primer trabajo Pasto (1992) que sonó constantemente en las radios con un estilo alternativo y distorsionado muy distinto a como alcanzarían la fama años mas tarde, lo que hizo diferenciar a los fans nuevos de la banda con los que los siguieron desde sus comienzos cuando tocaban un rock mas «duro» y menos comercial.

Pasto contó con la participación de Gustavo Cerati y Daniel Melero como invitados y comenzarían de buena forma a ganar adeptos presentándose como teloneros de bandas nacionales muy populares como Soda Stereo e internacionales como INXS y Depeche Mode.

Su segundo trabajo Trance Zomba (1994) marcaría una diferencia notoria con su antecesor. Si en Pasto todo era rápido y no había respiro, Trance Zomba es un viaje, un trance, hay una excesiva contemplación un medio-tiempo constante, todo en este disco se caracteriza en una pausa infinita, de hecho hasta los temas más roqueros tienen una pausa. Otro elemento fundamental en el sonido del disco es la incorporación de la música negra y del Glam rock, que musicalmente no es explicito, sino que lo es a puro nivel estético, algo que adquiriría relevancia e importancia para Babasonicos disco tras disco. La estética-sónica puso una cuota de originalidad marcando un camino que muchos imitarían en el rock argentino y latinoamericano.

Otra cuota de originalidad seria la incorporación de DJ Peggyn el primer DJ estable en una banda de Latinoamérica que les sumo diferentes alternativas sonoras a las canciones. Trance Zomba merodea por diferentes estadios un tema con base hip-hop “Desarmate” digno de los Beastie Boys o Rage Against the Machine, momentos roqueros como “Montañas de agua” y “Malón” que se convertiría en un clásico de la banda, “Sheeba Baby” una canción casi progresiva, baladas como “Coral Caraza” y “Arbol Palmera” que anticiparon el sonido que mas adelante seria una marca registrada del grupo y la innovadora mezcla de funk y música futurista de “Patinador Sagrado”.

A pesar de ser considerado un disco fundamental en su carrera tanto por fans como por la critica especializada, no es tan bien recordado por el grupo, lo que se desprende de las palabras del bajista Gabo Manelli: “Es un disco pobre, humilde… los sonidos del disco son así, tenía que ser un disco de bajo sopor, de descanso… es un disco de clase media“.

F.V.

Calificación de Usuarios
[Total: 0 Average: 0]