Archivo de la categoría: Yes

Yes – Close to the Edge (1972)

 

Puntaje del Disco: 10

  1. Close to the Edge: 10
  2. And You and I: 9,5
  3. Siberian Khatru: 8

¡Locura progresiva! Luego de la excelencia de Fragile, Yes se encontraba en su mejor forma como banda y, como no podía ser de otra manera, sucederían este álbum clásico, con otro trabajo de excelencia en el mismo año (1972). Estamos hablando de Close to the Edge.

Si algo caracterizó a Close to the Edge, es que es un álbum integrado por solo 3 canciones, pero… de larga duración. Ya en sus trabajos previos como en Fragile habían dado ciertos indicios en temas longevos como “Heart of the Sunrise”, pero romperían el molde con la canción que le da nombre del disco “Close to the Edge”, que se transformaría en su composición más épica hasta entonces.

En sus impresionantes 18 minutos, “Close to the Edge” te hace transitar distintas emociones. Primero una locura frenética entre guitarra y el teclado de Rick Wakeman, luego un pasaje más melódico, para luego darle lugar a una calma atmosférica y un cierre a todo pulmón. Mientras tanto, se pueden apreciar las influencias de la novela de Hesse y la temática religiosa/espiritual que arraigaba Jon Anderson.

A este clásico de Yes lo sucede otro, “And You and I”, con una duración nada despreciable de 10 minutos, también con sus diferentes fragmentos excelentemente logrados. Hay quienes la pueden llegar a preferir por sobre “Close to the Edge” por su melodía y lo que transmite.

Y para cerrar, “Siberian Khatru” la más normaloide y rockera de las tres,, y la que menos se destaca en lo que ofrece Yes, quedando eclipsada por sus antecesoras. De todas formas es un buen tema, pero pese a ser la más corta es en donde más se nota que el estiramiento innecesario de minutos puede ser contraproducente.

Close to the Edge sería reconocido con el tiempo como uno de los mejores discos de Yes y de Rock Progresivo (aunque en aquellos años no todos lo destacaban de esa forma). Pero no todo sería color de rosas porque tiempo después de terminar las grabaciones  Bill Bruford abandonaría su puesto en batería.

Persy

Calificación de Usuarios
[Total: 2 Average: 5]

Yes – Big Generator (1987)

MI0002461805

Puntaje del Disco: 6.5

  1. Rhythm of Love: 8
  2. Big Generator: 7
  3. Shoot High, Aim Low: 6
  4. Almost Like Love: 6
  5. Love Will Find a Way: 7
  6. Final Eyes: 6
  7. I’m Running: 6
  8. Holy Lamb (Song for Harmonic Convergence): 7

Grabado durante dos años en estudios ubicados en Londres, Los Angeles y llamativamente en una localidad italiana, el duodécimo disco de Yes terminó de editarse en 1987 bajo la supervisión de Trevor Horne, quien había producido el exitoso disco 90125, pero que dejaría luego el proyecto debido a las discrepancias con el baterista Alan White.

Exitoso en términos comerciales aunque lejos del nivel de los trabajos anteriores, Big Generator se sustenta principalmente en “Rythm of Love” y “Love Will Find a Way”.  Por supuesto que los sonidos clásicos del grupo están presente, sin embargo, estaban todavía un poco lejos de los éxitos pasados.

Piro

Calificación de Usuarios
[Total: 0 Average: 0]

Yes – 90125 (1983)

MI0000051572

Puntaje del Disco: 8.5

  1. Owner of a Lonely Heart: 10
  2. Hold On: 9
  3. It Can Happen: 8
  4. Changes: 9
  5. Cinema: 8
  6. Leave It: 8
  7. Our Song: 7
  8. City of Love: 8
  9. Hearts: 8

Hacia diciembre de 1980, luego de completar la gira por los Estados Unidos y el Reino Unido presentando el disco Drama, Yes pronto se desintegró, con los diferentes integrantes embarcando distintos caminos. Casi dos años después, el destino le dio una nueva oportunidad al grupo y primero bajo el nombre de Cinema, Chris Squire, Alan White, Tony Kaye, Jon Anderson y ahora con la incorporación de Trevor Rabin, Yes resurgía para reinventarse y encarar una nueva etapa.

90125, el onceavo disco del grupo, fue el resultado de aquella reunión y significó una nueva concepción musical para la banda. Con una clara orientación hacia el pop más comercial, este material encontró muy buena recepción entre el público y sirvió también para que muchos jóvenes descubrieran al grupo. “Owner of a Lonely Heart” se convirtió en un éxito rotundo, mientras que “Changes” marca un punto quiebre con el uso de los sintetizadores.

La segunda parte del disco abre con la instrumental “Cinema” y continúa con “Leave It”, otro tema bastante popular. “Our Song” sea tal vez el punto más flojo y en el final encontramos “City of Love” y “Hearts”.

El alejamiento de las raíces de Yes pudo haber causado el enfado de los fanáticos de la primera hora del grupo, sin embargo, es innegable la adaptación de la formación a los tiempos musicales que corrían durante los primeros años de  los ochenta, y que le permitió expandir sus mercados a través de un respetable material como fue 90125.

Piro

Calificación de Usuarios
[Total: 0 Average: 0]

Yes – Drama (1980)

MI0003562685

Puntaje del Disco: 7.5

  1. Machine Messiah: 8
  2. White Car: 7
  3. Does It Really Happen?: 8
  4. Into The Lens: 7
  5. Run Through the Light: 7
  6. Tempus Fugit: 7.5

En 1980 el dúo pop The Buggles conformado por Geoffrey Downes y Trevor Horn se encontraba acariciando el éxito con el mundialmente conocido tema “Video Killed The Radio Star” y en tanto, habían contratado a Brian Lane, manager de Yes durante largo tiempo. Como las adyacencias del estudio donde el grupo estaba grabando lindaba con las del grupo británico, pronto los músicos fueron invitados a unirse a las sesiones de Yes; y los lugares que Jon Anderson y Rick Wakeman habían dejado, fueron rápidamente cubiertos por Downes y Horn.

Con la participación de los nuevos miembros, en agosto de 1980 Yes lanzó el disco Drama, que se diferenció de los álbumes anteriores por su estilo más duro, como se puede apreciar en la extensa “Machine Messiah”. “White Car”, casi a modo de interludio, da lugar a “Does It Really Happen?”, una de las mejores piezas y que rememora mucho al estilo de The Police. “Into the Lens” tuvo la particularidad de haber sido incluida también en el disco de The Buggles I Am a Camera de 1981, con algunas diferencias en las letras.

“Run Through the Light”, originalmente concebida como  “Dancing Through the Light” había sido comenzada en 1979 cuando Anderson y Wakeman estaban en la banda y tras la incorporación de Downes y Horn, se terminó de darle forma al tema. Por último, “Tempus Fugit”, con buenos arreglos de teclado y guitarra, concluye esta modesta producción de Yes, que alcanzó el segundo lugar en los rankings de Estados Unidos y que trajo consigo, la fusión con The Buggles.

Piro

Calificación de Usuarios
[Total: 0 Average: 0]

Yes – Tormato (1978)

Puntaje del Disco: 5

  1. Future Times/Rejoice: 6
  2. Don’t Kill the Whale: 4
  3. Madrigal: 5
  4. Release, Release: 4,5
  5. Arriving UFO: 5
  6. Circus of Heaven: 6
  7. Onward: 6,5
  8. On the Silent Wings of Freedom: 7,5

Hacia fines de la década del ’70 Yes había experimentado diversos vaivenes típicos de toda gran banda: éxito, fama, desencuentros, reencuentros y nuevos sonidos. Para la grabación de “Going Fort The One” de 1977, Patrick Moraz que había reemplazado a Wakeman, dejó su lugar en la formación para que el antiguo miembro retomara su puesto. Con una alineación estable, pero no sin antes sortear obstáculos entre los músicos respecto a la temática del siguiente álbum, en septiembre de 1978 se lanzó el noveno trabajo de Yes, “Tormato”.

El lanzamiento de este trabajo significó quizás uno de los puntos más flojos en la carrera de una de las grandes bandas de rock progresivo. Los discos que precedieron a “Fragile”, el máximo exponente de Yes, comenzaron a decaer levemente en la calidad, hasta llegar al momento más cuestionable que fue con “Tormato”.

Este disco se caracterizó por ser una transición entre el rock progresivo que venía haciendo la banda con los sonidos que llegarían en la década de los ochenta. En ese primer grupo se encuentran “Future Times”, con un gran aporte del teclado,  “On the Silent Wings of Freedom”, la mejor composición del disco, “Arriving UFO” y “Circus of Heaven”, que se ven matizados por distintas influencias  a las tradicionales en el grupo. Por otro lado, el resto de los temas, al indagar en nuevos horizontes musicales, fueron los causantes de la decepción que generó el álbum. “Don’t Kill The Whale”, sin llegar a ser una canción filantrópica, roza el pop ochentoso. Similar en estilo también encontramos a “Release, Release” que poco tiene que ver con el estilo de la banda.

Las altas expectativas que generaba un nuevo trabajo de una de las mejores bandas de rock progresivo no tuvo su correlato con este intento de Yes. Como muchas otras agrupaciones, Yes también sufrió el drástico cambio de dos décadas musicalmente opuestas.

Piro

Calificación de Usuarios
[Total: 0 Average: 0]

Yes – Fragile (1971)

Yes Fragile 1972 Persi Music

Puntaje del Disco: 10

  1. Roundabout: 10
  2. Cans and Brahms: 9
  3. We Have Heaven: 8
  4. South Side of the Sky: 8
  5. Five Per Cent for Nothing: 7
  6. Long Distance Runaround: 7
  7. The Fish: 8
  8. Mood for a Day: 8
  9. Heart of the Sunrise: 7

Formada en 1968 en Londres, Yes es una de las bandas pioneras de rock progresivo, que, junto a otras agrupaciones de aquellos años, anexó el arte con la música. Caracterizada por complejas armonía, adaptaciones de jazz y música clásica y canciones con contenido poético y onírico, Yes hizo su debut en 1969 con un disco homónimo. En aquel álbum, que si bien fue opacado por lanzamiento del primer trabajo de Led Zeppelin un año antes, ya podía apreciarse la combinación de melodías y la particular voz de Andersen.

Sin embargo, luego de otros dos discos (“Time and a World” y “The Yes Album”), en 1972 llegaría el trabajo más resonante de la banda: “Fragile”. En esta oportunidad Rick Wakeman reemplazó en los teclados a Tony Kaye quien aparentemente alegó no poder mantener las improvisaciones de Steve Howe con la guitarra. El nuevo miembro no sólo mostró enormes habilidades comparables a las de Howe, sino que con sus sintetizadores, impregnó al álbum de un ambiente futurista o de ciencia ficción.

“Roundabout” fue uno de los sencillos más taquilleros de Yes, al nivel que el éxito que tuvo en los Estados Unidos, permitió que millones de jóvenes conocieran el estilo que proponía la banda. Junto a “South Side of the Sky” y “Heart of the Sunrise” el grupo rompía los estándares de las canciones de corta duración, para sumergirse en interpretaciones de más de ocho minutos. Además de los contantes cambios de ritmos, el álbum incluye participaciones de todos los músicos  quienes dejan en evidencia la gran creatividad e imaginación a la hora de componer. Los diversos estilos fusionados conforman la característica distintiva de este trabajo.

“Cans and Brahms” es un arreglo de Wakeman del cuarto movimiento de la sinfonía en E menor de Johannes Brahms, mientras que en “The Fish” y “Mood for a Day” se resaltan los solos de bajo de Chris Squire y Steve Howe, respectivamente.

La diversidad de sonidos y melodías, adaptadas en improvisaciones de larga duración y la gran calidad compositiva de los ingleses de Yes, hicieron de este disco uno de los mejores en su carrera y un ícono del rock progresivo de los setenta.

Piro

Calificación de Usuarios
[Total: 0 Average: 0]