Archivo de la categoría: Paul McCartney

Paul McCartney & Wings – Back to the Egg (1979)

Puntaje del Disco: 5,5

  1. Reception:
  2. Getting Closer: 6
  3. We’re Open Tonight: 5
  4. Spin It On: 4,5
  5. Again and Again and Again: 5
  6. Old Siam, Sir: 8
  7. Arrow Through Me: 7
  8. Rockestra Theme: 5
  9. To You: 5,5
  10. After The Ball/Million Miles: 5,5
  11. Winter Rose/Love Awa: 7,5
  12. The Broadcast:
  13. So Glad to See You Here: 7
  14. Baby’s Request: 6

Uno de los discos más golpeados en la discografía de Paul McCartney y tal vez uno de los más bastardeados de los que hizo con Wings. Estamos hablando del séptimo y último disco de estudio de Wings, Back to the Egg, un álbum ciertamente flojo, aunque no el peor que van a encontrar en todo el catálogo de Paul.

Back to the Egg es un disco en el que Paul quería un disco más rockero, una cualidad que no es en la que más se destaca el ex Beatle, aunque ciertamente compuso algún que otro clásico de la hostia como “Helter Skelter”. Así que encontramos un puñado de temas hardrockeros como “So Glad to See You Here” y “Old Siam, Sir” que son más o menos entretenidos aunque francamente intrascendentes. Sin embargo, Back to the Egg no es así todo el tiempo. Aparecen cortes más acústicos de Wings como la insulsa “We’re Open Tonight”, a piano como “Baby’s Request”, o incluso más Soul (con un estilo prácticamente plagiado al de Stevie Wonder) en “Arrow Through Me”.

Pero el problema es que Back to the Egg es un trabajo de composiciones bastante pobres. Las melodías de Paul no son de las mejores. No hay temas que sean memorables para el oyente. Y el traje de Rockstar no es el que precisamente mejor le calza a McCartney. Queda evidenciado en canciones de Rock sin mucho sentido y bastante bananas como “Spin It On” y “Rockestra Theme”.

De todas formas, Back to the Egg no es una completa porquería. Si se lo escucha con un poco de cariño puede ser pasable. Aun así se espera siempre más del ex Beatle y es una verdadera lástima que Wings se terminara separando con este disco al poco tiempo.

Persy

Calificación de Usuarios
[Total: 0 Average: 0]

Paul McCartney & Wings – London Town (1978)

Puntaje del Disco: 8

  1. London Town: 8
  2. Cafe on the Left Bank: 7,5
  3. I’m Carrying: 8,5
  4. Backwards Traveller: 8
  5. Cuff Link: 8
  6. Children Children: 8
  7. Girlfriend: 8,5
  8. I’ve Had Enough: 7,5
  9. With A Little Luck: 8
  10. Famous Groupies: 8,5
  11. Deliver Your Children: 9
  12. Name and Address: 7,5
  13. Don’t Let It Bring You Down: 9
  14. Morse Moose and the Grey Goose: 7,5

La década de los setenta, pese a tener un par de discos medio flojos, se podría decir que fue bastante próspera para Paul. Y a fines de esa década, cuando el Punk era moneda corriente de aquellos años, McCartney no se despeinó y siguió por su propia senda, sin hacerse el “rebelde”, demostrando que su calidad compositiva para seguir haciendo Pop Rock seguía intacta en discos como London Town.

Ahora bien London Town es un trabajo de composiciones que no son impresionantes, pero Paul siempre ofrece melodías con un mínimo de atracción que las hace bastante buenas. Además, Maca y sus Wings intentan ser versátiles en las canciones que ofrecen. Sin perder el foco en ofrecer temas de melodías Pop convencionales y agradables, desarrollan canciones en las que empiezan a coquetear con sintetizadores (más propios de lo que Paul explotaría años más tarde) como en “Backwards Traveller” y “With A Little Luck”, temas con toques más progresivos como “Girlfriend” y hasta experimentaciones Funkoides como “Cuff Link”. Obviamente el material Premium Beatle no falta como la melosa balada de arpegios acústicos “I’m Carrying”.

Pero los mejores temas de McCartney y los Wings en London Town son “Deliver Your Children”, atractiva por el sonido de su guitarra acústica, y “Don’t Let It Bring You Down”, de un sonido folklórico muy original.

London Town es un disco bastante sólido, que pese a resultar un poco largo en su duración, sería bien recibido, y que empezaría a sembrar los cimientos de lo que se escucharía de Paul años más tarde.

Persy

Calificación de Usuarios
[Total: 0 Average: 0]

Paul McCartney en Argentina – Estadio Único de La Plata (17/05/2016)

PaulFinalmente y luego de varios rumores que surgieron en los últimos años sobre su vuelta a la Argentina, Sir Paul McCartney regresó a tierras criollas después de sus presentaciones en 2010 en la Ciudad de Buenos Aires. Esta vez, iniciando el One on One Tour en el Estadio Mario Alberto Kempes de la Ciudad de Córdoba, la leyenda del pop rock mundial desembarcó en la La Plata para brindar el primero de los dos recitales que tendría programado en dicha localidad.

En un atardecer que comenzaba a vislumbrar una noche muy fría, la Ciudad de las diagonales se poblaba de seguidores que debían sortear no sólo las bajas temperaturas, sino también las incoherencias organizativas, sin saber bien dónde estaban los ingresos según cada ubicación. Que las puertas estén previstas para abrirse a las 18 hs. cuando una hora más tarde estaba programado que toque la banda soporte El Kuelgue, era llamativo y daba la pauta de que los horarios no se respetarían. Más sorprendente fue haber encontrado a gente de la organización ofreciendo a quienes poseían entradas para Campo, canjearlas por Plateas. Sería acaso que las ventas no fueron las esperadas y no sería buena imagen ver las Plateas semi vacías?.

Al margen de esa desprolijidad y de no haberse cumplido el pedido de Paul de no vender carne en las inmediaciones (mención aparte a la genialidad criolla de nombrar a uno de sus platos como “Mc Carne”), el ingreso al Estadio se realizó sin inconvenientes, dando tiempo al grupo soporte a presentarse y dejar el escenario  para que Chris Holmes, el DJ que viene acompañando a Paul en sus giras, envolviese al público con versiones raras de temas de The Beatles y McCartney, mezcladas con clásicos de Chuck Berry y Little Richards, entre otros.

A las 21.15 y cumpliendo con el horario estipulado, el ex Beatle hizo su aparición en el escenario con un saco azul y una figura envidiable para su edad, acompañado luego por la banda de músicos que desde hace tiempo vienen rodando por el mundo. “A Hard Day’s Night” inició el recital haciendo saltar y vibrar a los miles de fanáticos que buscaban hacerle frente al frío. Siguieron “Save Us” del disco New y nuevamente otro clásico Beatle como “Can’t Buy Me Love”. “Hola, chicos!” fue el saludo elegido para dar la bienvenida a lo que sería una verdadera fiesta, y a partir de entonces se fueron alternando clásicos del repertorio de los cuatro de Liverpool (“Here, There and Everywhere”, “You Won’t See Me”, “Lady Madonna”, entre muchas otras) con sus tiempos en The Wings como “Nineteen Hundred and Eighty-Five”, y otras de su carrera solista. “My Valentine”, dedicado a su actual esposa Nancy y “Maybe I’m Amazed”, compuesto para Linda fueron junto a “Black Bird”, de las baladas más hermosas del repertorio elegido.

Siempre atento a los ánimos de público y con sus características miradas cómplices, McCartney encantaba al público argentino con cada palabra, animándose incluso a intercalar frases en un muy entendible español. Fue una noche de muchas emociones, especialmente cuando Paul recordó a su amigo John dedicándole “Here Today” y acompañó al público con los acordes del “Olé Olé Olé Lennon, Lennon” típico del público argentino. George Harrison también fue recordado con una hermosa interpretación de “Something” en el ukelele y antes de los bises “Band on the Run” y “Live and Let Die” sonaron con una puesta de fuegos artificiales y explosiones de gran nivel. La infaltable “Let It Be”, con Paul en el piano, fue una caricia directa al corazón, mientras que “Hey Jude” puso de pie a todo el Estadio para acompañar en los coros.

Después de casi dos horas sin detenerse, la banda ingresó a bastidores y luego de unos minutos, el regreso lo trajo a Paul con su guitarra acústica tocando “Yesterday” como si aquel joven que salía a escena por primera vez en los años sesenta. Con todo el Estadio de pie para disfrutar las últimas piezas de un concierto impecable, “Get Back” (no incluida en el setlist original), contó con la participación de Leila, una niña que subió al escenario junto a su mamá para darse el lujo de “tocar” el bajo junto a la leyenda. “Birthday”, “Golden Slumbers” y  “Carry That Way” comenzaban a marcar el final del recital, que, como no podía ser de otro modo, finalizó con “The End” y con Paul esfumándose detrás de una cortina de humo, aunque no antes sin agradecer a sus músicos, colaboradores y por supuesto a su público fiel, que lo idolatra como el verdadero Maestro de la música que es. Gracias Paul por volver, gracias por este hermoso recital y gracias por permitirnos ser testigos de la historia viva de la música!.

Piro

Calificación de Usuarios
[Total: 0 Average: 0]

Conspiraciones del Rock: Paul está muerto

Luego de la primera entrega de la sección Conspiraciones del Rock en la que abordamos la posibilidad de que Elvis Presley estuviese vivo, en esta oportunidad nos focalizaremos en otra de las más reconocidas teorías conspirativas que tiene como protagonista a uno de los músicos más aclamados en la historia del rock: Sir Paul McCartney.

CFneg11.tif

La teoría afirma que el 9 de noviembre de 1966, luego de una discusión con John Lennon durante una de las sesiones de grabación, Paul McCartney dejó los estudios de grabación enfurecido y chocó con su auto Austin Healey, en un accidente que le causó la muerte inmediata.

John Lennon, George Harrison y Ringo Starr habrían sido obligados por los servicios secretos británicos MI5 a guardar silencio sobre el hecho a fin de no producir “un suicidio masivo” de los fanáticos de The Beatles y para continuar con el éxito del grupo decidieron reemplazar a Paul por un tal William Campbell, que había sido el ganador en el concurso de dobles de Paul McCartney.

Fue recién el 12 de octubre de 1969 cuando un oyente que se identificó como Tom se comunicó con una radio de de Michigan, Estados Unidos, afirmando que Paul McCartney había fallecido en un accidente vial alegando pistas dejadas por The Beatles en los discos que sucedieron al hecho fatídico y que se podía oír la frase “Turn Me on, dead man” en la canción “Revolution 9” en sentido inversa. A partir de entonces el rumor comenzó a rondar con más fuerza, sustentándose en evidencias que los fanáticos alertaban en las diferentes canciones y portadas de discos que The Beatles iban publicando en los años posteriores.

Faul

Con un parecido asombroso, William Campbell se conviritó en 1966 en el ganador de un concurso de imitadores de Paul llevado a cabo sin un fundamento definido. Tras una serie de cirugías estéticas y con la necesidad de aprender a tocar el bajo con la mano izquierda, Campbell pasó a reemplazar a su ídolo. Sin embargo no tuvo la inmediata aceptación de The Beatles y John lo apodó “Faul”, como una combinación entre False Paul.

Las Tapas de los discos

Conmocionados, entristecidos y muy vigilados por Maxwell y el MI5, mientras Campbell era sometido a las cirugías y demás cambios para simular ser McCartney, John Lennon se sintió culpable ante sus fanáticos por lo que propuso comenzar a dejar evidencias en las tapas de los discos que continuaron a la muerte de Paul.

7-supuestas-pruebas-de-que-Paul-McCartney-esta-muerto

La foto de la tapa de Abbey Road tiene a cada uno de The Beatles llevando a cabo un funeral, donde John, vestido de blanco, representa al cura, Ringo quien porta el féretro, Paul, el único descalzo y con el paso cambiado, representa obviamente al muerto y George es el enterrador. Se especuló también con la chapa del auto blanco que se ve de fondo que dice “28IF”, descifrado como “28 if Paul had lived”, la edad que tendría Paul entonces si estuviese vivo. En el fondo pueden apreciarse tres individuos vestidos de blanco que respresentarían a los restantes integrantes del grupo y en la vereda de enfrente, a un hombre de traje viigñandolos, que represetnaría a Maxwell.

Sgt. Pepper’s Lonely Hearts Club Band es uno de los discos más enigmáticos y donde más evidencias se exponen sobre la muerte de Paul. Representando el funeral de McCartney frente a las figuras que hubiese querido Paul que estén, los mensajes subliminales están por doquier, con pistas claras que dejan entrever que algo no andaba bien en la formación del grupo.

7-supuestas-pruebas-de-que-Paul-McCartney-esta-muerto-5

Las letras de las canciones

Para no hacer tan notoria las pistas sobre la muerte de Paul, Lennon encontró en las letras de las canciones la forma ideal para dejar en evidencia que Faul era un impostor. A lo largo de numerosas canciones, The Beatles describían en detalle las circunstancias del fatídico accidente, como en “Drive My Car”, las consecuencias (“I Am the Walrus”) y el remordimiento y congoja por la partida de su compañero “While My Guitar Gently Weeps”.

Estudios Forenses

Después del estudio de numerosas fotos, la forense italiana Gabriella Carlesi llegó a la conclusión que las características físicas de las fotografías de Paul antes de 1966 y las posteriores no eran del mismo hombre, publicado en el trabajo titualado “Quién es ese Beatle?”

images-11

Un testamento grabado en cassettes de un supuesto George Harrison previo a su muerte, confiesa y expresa toda la trama secreta detrás de las evidencias para tapar la muerte de Paul.

Piro

Calificación de Usuarios
[Total: 0 Average: 0]

Paul McCartney – McCartney (1970)

mccartney

Puntaje del Disco: 8

  1. The Lovely Linda:
  2. That Would Be Something: 8
  3. Valentine Day: 7
  4. Every Night: 8,5
  5. Hot As Sun/Glasses: 8
  6. Junk: 9
  7. Man We Was Lonely: 7,5
  8. Oo You: 8
  9. Momma Miss America: 8
  10. Teddy Boy: 8,5
  11. Singalong Junk: 8,5
  12. Maybe I’m Amazed: 9,5
  13. Kreen-Akrore: 7

Después de anunciar la separación de The Beatles, Paul McCartney publicó una semana despues su primer álbum solista, titulado simplemente “McCartney”.

Es un álbum hecho enteramente por Paul, desde la producción, voces y ejecución de cada instrumento presente en la grabación, acompañado por Linda en algunas canciones.

No es demasiado variado en cuanto a su sonido, pero la canción que resalta por sonar diferente a las otras es “Maybe I’m Amazed” una balada con el sello de McCartney, siendo este su primer hit, no fue lanzado como single en su tiempo pero es una de las canciones mas conocidas de su discografía.

Cuando digo que no es tan variado en cuanto a su sonido me refiero a que la mayoría de las canciones son acústicas, bastante simples y de corta duración, y la canción acustica que se destaca es “Junk” que había escrito previamente en 1968, en época del “Album Blanco”, pero no fue incluida en el mismo. Terminó en este disco, y es una versión bastante buena, con un sonido intimista y bastante agradable.

Otras canciones buenas son “Teddy Boy” y “Every Night”, la primera grabada durante las sesiones de “Let It Be”, pero finalmente descartada y regrabada para este disco y la otra es un agradable numero acustico, que resulta bastante pegadizo. También contamos con la versión instrumental de “Junk” titulada “Singalong Junk”, que dura más que la versión original y tiene algunos instrumentos más, podría parecer innecesario tener el mismo tema dos veces en el mismo álbum, pero es una versión bastante buena.

Contamos también con la corta “The Lovely Linda” y la instrumental “Kreen-Akrore”, canciones que, a decir verdad, no habrían afectado la calidad del álbum si no hubieran sido incluidas, bastante innecesarias sin ir más lejos.

Para terminar, resulta un trabajo agradable a los oídos este debut de Paul McCartney en solitario, pero habría cosas mucho más importantes al año siguiente, que resultó muy importante con el lanzamiento de su primer gran disco, Ram y la formación de Wings.

Tommy

Calificación de Usuarios
[Total: 0 Average: 0]

Paul McCartney – New (2013)

Paul McCartney – New (2013)

Puntaje del Disco: 9

  1. Save Us: 8,5
  2. Alligator: 9,5
  3. On My Way to Work: 9
  4. Queenie Eye: 9,5
  5. Early Days: 9
  6. New: 8,5
  7. Appreciate: 9
  8. Everybody Out There: 9
  9. Hosanna: 9
  10. I Can Bet: 9
  11. Looking At Her: 9
  12. Road: 8

Cuando hablamos de Paul McCartney es común recordarlo gratamente por su etapa como Beatle o en varios de sus auspiciosos discos de los setenta como Ram y Band on the Run. Pero si nos fijamos en lo que hizo Macca en los últimos años, parece más bien un vejestorio cerca del retiro, editando numerosos discos en vivo, pero poco material de estudio que valga la pena. Sin embargo este año se reinventó a sí mismo lanzando su mejor disco de los últimos 20 o 30 años: New.

En New (nunca mejor puesto el nombre) Paul contó con la colaboración de numerosos productores (Mark Ronson, Ethan Johns, Paul Epworth y Giles Martin), quienes lo ayudaron a conformar su versión más novedosa y moderna. McCartney lejos de sonar anticuado se adaptó en gran forma a la actualidad incorporando arreglos experimentales, electrónicos contemporáneos e innovadores a sus canciones. Similar a lo que hizo Paul Weller el año pasado con Sonik Kicks. Pero a eso hay que sumarle que las composiciones del ex Beatle son de gran nivel. Como si estuviera en su pico artístico, todas las melodías de New valen absolutamente la pena. Y algunos cuantos estribillos son tan pegadizos que son hits instantáneos como es el caso de “Queenie Eye” y “I Can Bet”.

También hay que decir que la amalgama de canciones de New es bastante diversa, respetando siempre esta nueva forma de Paul. “Save Us” empieza el album rockeando. Luego hay excelentes melodías más acústicas como “On My Way to Work”, “Early Days” y “Everybody Out There”. Entre ellas “Hosanna” es una hermosa balada acústica que no se parece a las sonatas melosas de amor que escribía años atrás. Ésta es más sobria e interesante. Tampoco faltan grandes joyas pop como “Alligator”. Y además se aventura en canciones más experimentales que nunca dejan de ser escuchables como “Appreciate” y “Looking At Her”. Raramente el tema que menos me llama la atención es su primer single de difusión, el homónimo “New”, que es bueno, pero es de lo más normalito del álbum.

Me encanta este disco. No tengo más palabras para expresar lo genial que es. Bienvenido sea este nuevo Paul McCartney.

Persy

Calificación de Usuarios
[Total: 0 Average: 0]

Paul McCartney & Wings – Wings at the Speed of Sound (1976)

Paul McCartney & Wings - Wings at the Speed of Sound (1976)

Puntaje del Disco: 5,5

  1. Let ‘Em In: 9
  2. The Note You Never Wrote: 6
  3. She’s My Baby: 6
  4. Beware My Love: 9
  5. Wino Junko: 6
  6. Silly Love Songs: 8
  7. Cook of the House: 4
  8. Time to Hide: 5,5
  9. Must Do Something about It: 5
  10. San Ferry Anne: 5,5
  11. Warm and Beautiful: 5

El momento de McCartney a principios de los setenta era realmente muy bueno. Pero en el año 1976 llegaría, Wings at the Speed of Sound, un paso en falso en su discografía.

Este disco se caracteriza principalmente por ser democrático. Cada integrante de la banda tiene la oportunidad de agregar su aporte componiendo y además liderando la interpretación vocal de su canción. Paul cede un poco su terreno de líder supremo, sin embargo, si vemos el bajo nivel compositivo de sus compañeros, queda en claro que Wings no es otra cosa que McCartney + el resto.

El ex Beatle se encarga de ofrecer sus mejores temas en la primera parte del disco, especialmente en el single “Let ‘Em In”, la agresiva y guitarrera “Beware My Love” (uno de los temas más rockeros en todo el catalogo de Wings) y la famosisima y gastada “Silly Love Songs” (otro autentico clásico para radios como Aspen).

Pero no todo lo que ofrece Paul es espectacular. Sus composiciones también se zambullen en la mediocridad del soft rock y pop rock poco original del álbum. “She’s My Baby” es un corte promedio francamente olvidable. “San Ferry Anne” con su aire jazzero es flojo, y “Warm and Beautiful” es una de las peores baladas que escribió en su vida.

Pero como decía lo de sus compañeros es aun más calamitoso. Denny Laine es el que más aporta, primero la lenta y aburrida balada “The Note You Never Wrote” y la olvidable “Time to Hide”. Laine como compositor se muere de hambre, pero lo del baterista Joe English también es bastante pobre en “Must Do Something about It”. También está Jimmy McCulloch que en este caso ofrece “Wino Junko”, una canción pop acompañada de órgano, tan inofensiva como intrascendente.

Pero saben qué, la peor de todas es la canción de Linda McCartney. “Cook of the House” intenta ser irónica, pero es mala lisa y llanamente. En momentos como este uno se pregunta su Linda es peor como cantante o como escritora. Y nace el interrogante de si era necesario que Paul la haya incorporado a su banda solo por ser su esposa. En fin, las consecuencias de ser pollerudo.

Persy

Calificación de Usuarios
[Total: 0 Average: 0]

Paul McCartney & Wings – Venus and Mars (1975)

Paul McCartney & Wings – Venus and Mars (1975)

Puntaje del Disco: 8,5

  1. Venus and Mars: 8,5
  2. Rock Show: 9
  3. Love in Song: 9,5
  4. You Gave Me the Answer: 8,5
  5. Magneto and Titanium Man: 8
  6. Letting Go: 9
  7. Venus and Mars Reprise: 8
  8. Spirits of Ancient Egypt: 7,5
  9. Medicine Jar: 8,5
  10. Call Me Back Again: 7,5
  11. Listen to What the Man Said: 7,5
  12. Treat Her Gently/Lonely Old People: 8,5
  13. Crossroads: 7,5

Como sucede con muchos grupos luego del éxito de su mejor álbum, se les hace cuesta arriba tratar de igual o superar el excelente nivel que tuvieron. A Paul y sus Wings les pasó un poco esto en Venus and Mars. Hay que decirlo Band o the Run sería el último gran disco de McCartney. Luego llegarían discos que alternarían buenos y malos momentos. Afortunadamente Venus and Mars es uno de los buenos, aunque no este a la altura de su predecesor. Esa fue una de las cuestiones que se le reprochó al disco, además del hecho de no traer nada particularmente novedoso. De todas formas es un muy buen trabajo, que nos trae a los Wings ya consolidándose como grupo. Que además tiene el  atractivo de ser el disco más rockero en la discografía de Paul. Este es pop rock del bueno.

Si te gusta “Helter Skelter” entonces este disco te va a entusiasmar. Tenemos canciones enérgicos como “Rock Show” e incluso con la sensibilidad rockera distintiva de “Letting Go”. Pero no es lo único que ofrece McCartney y su grupo en el álbum, también se caracteriza por ser bastante diverso. Podemos encontrar temas acústicos como la homónima “Venus and Mars” (encantadora a pesar de lo breve), una balada melancócila excelente como “Love in Song” y también a piano como la linda “Treat Her Gently/Lonely Old People”. Incluso Paul da lugar a sorpresas como “You Gave Me the Answer” que tiene una onda retro que es muy original en ese sentido.

Puede decaer un poco en la segunda parte, porque se torna un poco largo y porque algún corte puede resultar hasta genérico, pero Venus and Mars no deja de ser un muy buen disco. Uno de los mejores que editó el ex Beatle junto a Wings.

Persy

Calificación de Usuarios
[Total: 0 Average: 0]

70 años de Sir Paul

Con la misma vitalidad que exhibía en sus años con The Beatles, Paul McCartney parece no ceder al paso del tiempo y en cada espectáculo que brinda en los diferentes rincones del mundo, encuentra un nuevo motivo para continuar haciendo lo que más le gusta. Aunque declaró que no le agradan las grandes fiestas y que pasará su cumpleaños con sus familiares, los millones de fanáticos festejarán la vida y obra de uno de los artistas que cambió para siempre a la música.

Después de girar por el mundo presentando junto a su banda, Sir Paul participó de los festejos por el jubileo de la Reina Isabel y el 27 de Julio será protagonista estelar en la ceremonia de apertura de los Juegos Olímpicos de Londres. Al igual que su compañero y amigo Ringo Starr, Paul alcanzó los setenta años, pero a juzgar por sus ganas y entrega en cada espectáculo, podemos quedarnos tranquilos que todavía queda mucho más por disfrutar del gran Macca.

Piro

Calificación de Usuarios
[Total: 0 Average: 0]

Paul McCartney & Wings – Band on the Run (1973)

Puntaje del Disco: 10

  1. Band on the Run: 10
  2. Jet: 9,5
  3. Bluebird: 9
  4. Mrs Vanderbilt: 8,5
  5. Let Me Roll It: 9,5
  6. Mamunia: 8,5
  7. No Words: 8,5
  8. Helen Wheels: 8
  9. Picasso’s Last Words (Drink To Me): 9
  10. Nineteen Hundred And Eighty-Five: 10

Lennon hizo John Lennon/Plastic One Band y McCartney hizo Ram. Lennon hizo Imagine y McCartney hizo Band on the Run. Obviamente ambos fueron genios Beatles, cada uno tendrá a su favorito y es difícil decir si uno es mejor que el otro. Lo cierto es que Paul, por si alguna vez dudaron de su talento en su nueva puesta en marcha con Wings, acá deja en claro que sigue siendo un verdadero maestro.

El año 1973 fue bastante movido para Paul. Luego de lanzar el muy buen álbum Red Rose Speedway daría a luz al espectacular hit de película “Live and Let Die” e inmediatamente después comenzaría a preparar Band on the Run.

Una verdadera espiral ascendente que transformaría a este álbum en su pico artístico. Band on the Run es un disco impresionante, de la misma calidad de Ram. Repleto de clásicos, melodías extraordinarias y además muy diversas en estilos. Porque McCartney no es solo pop, experimenta con blues, hard rock, rock progresivo y lo que se te ocurra.

La canción más distinguida del álbum es la homónima “Band on the Run”, un grandioso clásico, una especie de suite progresiva porque esta dividida en varias partes con una melodía, un estribillo y guitarras que te capturan de entrada. Después está “Jet” que es más bien un rocker distorsionado con otra melodía pop tremenda. Y luego aparece “Bluebird” para quebrar con su guitarra acústica. “Mrs Vanderbilt” al igual que “Band on the Run” esta dividida en varias partes, pero los “Ho, Hey ho!” no me resultan tan atrayentes. Luego aparece el otro highlight del disco “Let Me Roll It”, una tremenda balada blusera con un sensacional riff.

Ya en la segunda parte del disco tenemos a “Mamunia” una agradable canción con aire más africano. “No Words” es una especie de power ballad que esta bastante buena. “Helen Wheels” es un de country rock con estribillo bochinchoso pero pegadizo que había sido lanzado como single y luego fue incorporado al disco. Sobre el final tenemos a “Picasso’s Last Words (Drink To Me)” otro muy buen tema seccionado en varios fragmentos. Y para cerrar, esta la otra gran perlita del disco “1985”, un número con aire futurista bastante osado, con piano y guitarras marcando un clima denso y descontrolado. Un final perfecto para un disco redondo.

Band on the Run fue un éxito total, aclamado por los críticos, ubicado no solo como una de las mejores obras de un ex Beatle, sino también de la historia. Absolutamente recomendable para cualquiera. Así que… ¿Lennon o McCartney? No lo sé, lo importante es que hay otro disco indispensable para escuchar del gran Paul además de Ram.

Persy

Calificación de Usuarios
[Total: 0 Average: 0]