Archivo de la categoría: Lostprophets

Lostprophets – Liberation Transmission (2006)

Puntaje del Disco: 7,5

  1. Everyday Combat: 7
  2. A Town Called Hypocrisy: 8
  3. The New Transmission: 8
  4. Rooftops (A Liberation Broadcast): 8,5
  5. Can’t Stop, Gotta Date With Hate: 8
  6. Can’t Catch Tomorrow (Good Shoes Won’t Save You This Time): 9
  7. Everybody Screaming!!!: 6,5
  8. Broken Hearts, Torn Up Letters And The Story of a Lonely Girl: 7
  9. 4AM Forever: 8,5
  10. For All These Times Son, For All These Times: 6,5
  11. Heaven For The Weather, Hell For The Company: 7
  12. Allways All Ways (Apologies, Glances and Messed Up Chances): 7,5

Nota Importante: Si ustedes son de investigar mucho acerca de lo que anda pasando en el mundo de la música últimamente, estoy seguro de que están enterados acerca de quiénes son Lostprophets, que pasó con ellos durante su separación y que pasó con su repugnante vocalista. No me vayan a odiar por qué me ponga a analizar su trabajo, simplemente me parece una banda genial y curiosa en el ámbito musical, separando toda su genialidad musical de los innombrables hechos sucedidos en referencia a su desquiciado frontman. Para los que no saben, más tarde investiguen por su cuenta, es preferible no tocar esos temas en esta página. Solo hago propaganda a su música, nada más. Comencemos.

Después del éxito de su anterior trabajo, Start Something, la banda decide rápidamente trabajar en un nuevo material que duró 2 años más tarde después. Durante este período, su baterista Mike Chiplin, decide irse de la banda, ingresando el nuevo baterista, Ilan Rubin, que estuvo 4 años hasta la entrada de Luke Johnson.

Liberation Transmission fue lanzado en 2006, y el proceso de producción fue de casi el mismo tiempo que Start Something. Este disco fue producido por Bob Rock, conocido mundialmente por haber producido a The Cult, Metallica, Motley Crüe y un largo etc.

Sin duda este es el disco con el que la banda se consagró a un nivel comercial mucho más amplio, llegando a ser el disco más exitoso de la banda gracias a la masiva difusión del single “Rooftops (A Liberation Broadcast)”, que junto con “Last Train Home” vendría a ser la canción más reconocida de la banda.

Definitivamente este trabajo llevó a dividirse entre un montón de fans que conocían a la banda desde el principio, llegándolos a considerarlos como “vendidos”, y representa un grandísimo cambio en el sonido de la banda lejos de The Fake Sound of Progress e incluso con Start Something, representando un sonido muchísimo más comercial.

Pero gracias a esto, a diferencia del primer disco, la banda cambia el sonido Nu Metal y Funk Rock por canciones mucho más accesibles, puramente pop y punk rock con estribillos sumamente pegadizos, caracterizadas como “canciones de estadio” (llamadas por los fans de la banda a partir de este álbum), absteniéndose de los screams del tecladista Jamie Oliver (a excepción de “The New Transmission”), teniendo grandiosos temas como “A Town Called Hypocrisy”,  el reconocido single “Rooftops (A Liberation Broadcast)” y “Can’t Catch Tomorrow”, esta última como la mejor del disco con un gran estribillo y ritmo pegadizo. Luego de esta última, el álbum empieza a bajar los grandes decibeles musicales, hasta la balada “4AM Forever”.

Con este disco, la banda pudo darse a conocer a más países, siendo este disco uno de los primeros que llegó a comercializarse por América Latina, aunque nunca pudieron realizar un tour por ninguna de las zonas.

Toto

Calificación de Usuarios
[Total: 2 Average: 2]

Lostprophets – Start Something (2004)

Puntaje del Disco: 8,5

  1. We Still Kill The Old Way: 8
  2. To Hell We Ride: 8
  3. Last Train Home: 9
  4. Make a Move: 10
  5. Burn, Burn: 9
  6. I Don’t Know: 8
  7. Gothic (Hello Again): 7,5
  8. Goodbye Tonight: 8
  9. Start Something: 8,5
  10. A Million Miles: 8
  11. Last Summer: 7,5
  12. We Are Godzilla, You’re Japan: 8
  13. Sway… [& Instrumental]: 8,5
  14. Lucky You: 8,5
  15. Like a Fire: 7

Nota Importante (Si, la vuelvo a poner para los que no leyeron la reseña del disco anterior): Si ustedes son de investigar mucho acerca de lo que anda pasando en el mundo de la música últimamente, estoy seguro de que están enterados acerca de quiénes son Lostprophets, que pasó con ellos durante su separación y que pasó con su repugnante vocalista. No me vayan a odiar por que me ponga a analizar su trabajo, simplemente me parece una banda genial y curiosa en el ámbito musical, descarto toda su genialidad musical con los innombrables hechos sucedidos en referencia a su desquiciado frontman. Para los que no, más tarde investiguen por su cuenta, es preferible no tocar esos temas en esta página. Solo hago propaganda a su música, nada más. Comencemos.

Segunda Nota: Estoy reseñando la versión japonesa del disco, aunque no cambia el puntaje en la versión original. Sin embargo, “Lucky You” es una canción bastante importante de la banda para muchos.

A partir de lo que fue el disco The Fake Sound of Progress, un disco genial para muchos, para otros algo raro pero casi innovador (como en mi caso), no tardaríamos en darnos cuenta de que Lostprophets era una banda con el ascenso al éxito en camino. Luego de la producción del vídeo de “The Fake Sound of Progress”, la banda empezó a realizar la producción de su segundo disco, a pesar de severas complicaciones con las discográficas (siendo que las versiones para todo el mundo provienen de Columbia Records, en realidad las versiones originales son hechas por Visible Noise, el sello de la banda. Esto fue bastante molesto para algunos fanáticos, ya que modificaron tracks de las versiones originales hasta el Liberation Transmission. En la versión mundial por ejemplo, no trae el track “We Are Godzilla, You’re Japan”, de los festivales como Reeds y la tardanza de más de 3 años en realizar la producción. Finalmente los galeses metieron ficha al asunto y llegaron al éxito mundial con Start Something en 2004 y a finales del 2003 lanzaron los dos primeros sencillos, “Burn Burn” y “Last Train Home”, siendo este último el tema que los llevo al reconocimiento mundial.

Start Something, fácilmente, es el mejor disco de la banda y el más exitoso, además que es uno de mis discos de rock favoritos de la década pasada. Luego de un trabajo que le faltaba pulirse como el The Fake Sound of Progress, Start Something lleva todo lo bueno del debut y lo transforma en el orden correcto, aunque cambiando drásticamente de estilo, con el Nu Metal prácticamente ya ausente, metiéndose dentro ya de lo que sería el Rock Alternativo.

Ya en el disco se nota la ausencia (pero tampoco se extraña) de los samplers, algunos teclados, y de los riffs pesados, y gritos descomunales. Estos últimos siguen presentes, pero con menos frecuencia, y cada vez que están solo da más brillo a las canciones. Los riffs suenan mucho más orientados al pop. Se pierde bastante ese toque Funky-Jazzistico del disco anterior, pero no se pierde ni la bestialidad musical de los músicos. El dúo Gaze-Lewis siguen siendo unas bestias al igual que Richardson en el bajo, y Mike Chiplin sigue siendo una bestia en la batería aunque admito que en el debut se lo podía escuchar demasiado potente debido a la naturaleza del género que tocaban por aquel entonces. Lamentablemente este fue su último disco en la banda, y yo creo que esa fue la razón por la cual el declive de Lostprophets fue predecible.

Sin embargo, la adrenalina de Start Something es algo que nunca decae en ningún momento del disco. El álbum te incentiva a iniciar algo, por eso el título es acertado en todos los sentidos. Los estribillos (uno más pegadizo que otro) todos tienen como una relación. El estilo Pop Punk es el adaptaron para este disco. Ya desde el principio, los primeros riffs de “We Still Kill the Old Way” te vuelan la cabeza y el estribillo es pegadizo: “See it all, I see it all Still Kill, Still Kill the Old Way, I’M Gonna Die before I fall, Don’t try to save me” (bueno, ojala que te mueras de la peor forma Ian, aún estamos esper– vale, disculpen, sigamos…).

No creo que valga tanto la pena comentar pieza por pieza. Pero en Start Something, a pesar de que hayan cambiado el estilo, aún quedan pistas agresivas, como la primera (ya mencionada); “To Hell We Ride”, con un estribillo agresivo y unos screams geniales de parte de Jamie Oliver (aunque a veces algunos los hace Ian); la genial pista homónima con un hermoso interludio de piano al final, y finalmente “We Are Godzilla, You’re Japan” (esta última, como bien dije arriba, por algunos problemas de las letras, no ha sido incluida en la versión mundial). Ninguna de ellas llega a niveles de agresividad de canciones como “Awkward” del disco anterior, pero que importa.

Pasando a las canciones melódicas y pegadizas, solo decimos que casi todo el disco es así. Pero destacando el puente entre “Last Train Home” y “Burn Burn”. Me quedo corto de palabras y es sin duda el mejor momento del álbum. Pero aún más sobre todo, destacando la canción “Wake Up (Make a Move)”, el punto más álgido de la banda alcanzado jamás. Es una lástima como no han tenido más reconocimiento con esta canción. Es un tema super épico, con unos arreglos de teclados y guitarras épicos, deslumbrantes y llevaderos, y con unas baterías totalmente frenéticas; no solo eso, el breakdown que sigue durante la parte de “It’s Not Enough…” es totalmente moledor. La verdad es sin duda uno de los mejores temas de rock alternativo que escuché de la década pasada y con este track, Lostprophets demostró hasta qué punto podían llegar con la agilidad musical que tenían.

El resto del disco no es menos interesante. A partir de “Burn, Burn”, la mitad del disco es un poco más tranquila, tenemos pistas casi acústicas o medio baladas como “I Don’t Know” y “Goodbye Tonight” que resultan ser muy interesantes y atraen mucho más la atención por la diversidad que le agarra al álbum. Finalmente, el disco termina con una pista puramente pop, llamada “Sway” (incluida con un instrumental bastante abstracto). Resulta ser una grandiosa canción, con un estribillo pegadizo, parece agarrar ciertas influencias de Nine Inch Nails en su parte más dulce.

Dentro de la versión Japonesa, encontramos otras dos pistas más interesantes, la primera es sin duda la más curiosa, la cual es la canción “Lucky You” (Esta ha sido incluida en el soundtrack de Spider-Man 2). Una canción potente, creo que es una de las mejores canciones, en la que Ian tiene un protagonismo claro (con una muy buena letra) y unas melodías vocales bastante geniales, además el riff de la canción es sumamente complejo y pegadizo aparte. Y para terminar tenemos a “Like a Fire”, que es la menos llamativa del disco siendo un bonus track, cuenta con unos versos tranquilos (algo darketones), para después pasar a un estribillo más pesadito y emocional, un poco medio cliché. Diría que es una versión más débil de “Hello Again”, podría haber sido incluida en el disco anterior.

En conclusión, Start Something es un disco super entretenido, fácil de escuchar y te engancha a la primera que lo escuchas, Lostprophets nunca pudo superar lo que fue este disco y por lo tanto, luego de la salida de Mike Chiplin, la calidad de su música empezó a bajar, yéndose más para lo comercial que para captar de vuelta un sonido sumamente envolvente como lo fue este grandioso disco.

Es un álbum completo, lleno de matices, una producción estupenda y con un montón de canciones y estribillos pegadizos. No entiendo por ahí a la gente que critica a este disco, me parece bastante bueno siendo objetivo. No importa lo que haya pasado con el cantante, cualquier persona puede disfrutar hasta el día de hoy este álbum. Bastante recomendable.

Toto

Calificación de Usuarios
[Total: 0 Average: 0]

Lostprophets – The Fake Sound of Progress (2001)

Puntaje del Disco: 6,5

  1. Shinobi vs. Dragon Ninja: 9
  2. The Fake Sound of Progress: 9,5
  3. Five is a Four Letter Word: 7,5
  4. And She Told Me To Leave: 6,5
  5. Kobrakai: 8
  6. The Handsome Life of Swing: 4,5
  7. A Thousand Apologies: 6
  8. Still Laughing: 7,5
  9. For Sure: 7,5
  10. Awkward: 8,5
  11. Ode To Summer: 6

Nota Importante: Si ustedes son de investigar mucho acerca de lo que anda pasando en el mundo de la música últimamente, estoy seguro de que están enterados acerca de quiénes son Lostprophets, que pasó con ellos durante su separación y que pasó con su repugnante vocalista. No me vayan a odiar por qué me ponga a analizar su trabajo, simplemente me parece una banda genial y curiosa en el ámbito musical, separando toda su genialidad musical de los innombrables hechos sucedidos en referencia a su desquiciado frontman. Para los que no saben, más tarde investiguen por su cuenta, es preferible no tocar esos temas en esta página. Solo hago propaganda a su música, nada más. Comencemos.

Durante el boom del metal alternativo, el funk metal y el nu metal hecho en los 90’s, tuvo cierta repercusión por América del Norte. Bandas como Incubus, Primus, Korn, Deftones, entre otras estuvieron ganando muchísima popularidad llegando a un montón de estados, entre ellos, el Reino Unido también tuvo su escena. Actualmente hay mucho reconocimiento de bandas como Skindred, que combinaba su particular estilo llamado Roots Metal, la reconocida banda de Post-Punk Killing Joke que también se adaptó a esta nueva industria con su genial homónimo del 2003, y otras bandas más del género. Pero una de las primeras en adaptar este nuevo estilo fue la banda Lostprophets.

Se formaron en el año 1997 y en las primeras etapas el grupo estaba formado por Ian Watkins en las voces, Jamie Oliver en los samplers y teclados, Lee Gaze en guitarra líder, Mike Lewis en la rítmica (que antes era el bajista), Stuart Richardson más tarde se suma al bajo y Mike Chiplin en la batería (que duró hasta el disco Start Something). Si bien, publicaron dos EP (por cierto, perdónenme, pero tienen unos títulos bastante raros, al igual que el nombre de la banda, solo vayan a verlo), no fue hasta el año 2000 en el que publicarían en el Reino Unido su debut oficial, The Fake Sound of Progress, y a nivel mundial en el año 2001, bajo Columbia Records.

El disco, obviamente estaba pegado a la moda del momento, que era el Nu Metal, pero si bien, Lostprophets lo hacía, tenía su principal estilo pegado un poco al Hip Hop, a los samplers y sobre todo a un montón de rock underground que los hacían un poco más distintos del resto. ¿Pero es acaso eso compatible? Vamos a checarlo.

Es súper, pero totalmente súper triste que las dos primeras pistas, sean totalmente las mejores del disco, totalmente alejadas del estilo que presenta The Fake Sound of Progress. Principalmente, si es que no aguantas a lo largo del disco, estas dos son prácticamente las razones por las que deberías escuchar este álbum, también son dos de las mejores canciones de la banda. “Shinobi Vs. Dragon Ninja” fue escrita en una hora, y prácticamente es una canción que te hace saltar con unos riffs simples pero poderosos, unos versos con interludios funky y a la vez bastante melódicos en donde la voz de Ian se destaca muchísimo. La parte final es pura adrenalina.

Pero la que sigue es sin duda, la homónima del álbum, es sin duda la mejor canción del grupo junto a “Make a Move” del siguiente trabajo. “The Fake Sound of Progress”, si bien, parece una canción escrita por Incubus, parece como que si es una canción hecha con cada detalle cuidadísimo. Los samplers del tema deslumbran, las guitarras tranquilas ayudan y las melodías de Ian Watkins en la voz son deslumbrantes, si bien, los riffs en el estribillo son un poco pesados, son el motor para combinar la parte del brutal breakdown, la parte en donde Ian grita “SWAY IT!” de una manera descomunal para terminar en un caos sumamente poderoso. Es sin duda el punto más alto del disco. Y aclaro otra cosa, dentro del vídeo oficial de la canción, van a encontrar a Guido Süller, a ver si lo ubican jajaj (no importa lo que haya hecho el frontman, el peor crimen que hizo fue haber tenido ese look, xD)

No sé si haya mucho que decir del resto del disco. Quizás sí. No es que sea un disco de esos genéricos como los de bandas de Post-Grunge a lo Creed, Nickelback, entre otras. Para nada. El problema de The Fake Sound of Progress no es eso, es que es un disco tan pero tan diverso, solamente que está muy mal ejecutado! Los músicos dentro de Lostprophets son totalmente increíbles, ni se hable de los dos guitarristas, de Mike Lewis y Lee Gaze, que son unas bestias, al igual que Stuart Richardson en el bajo, y Mike Chiplin (que ya por defecto en todo el disco hace un trabajo descomunal), también Ian Watkins tenía unas melodías vocales de envidia. Pero The Fake Sound of Progress musicalmente hace como una apología a su título, quizás, como una forma de burla. Porque cada canción, está hecha con detalles un poco raros (más allá de los largos interludios hip hoperos en cada pista), algunas suenan bastante diferentes entre otras, pero no por eso deja de ser, no un disco débil, sino decente pero mal ejecutado. Ah, exceptuando a “The Handsome Life of Swing”. ¿Por qué carajo esta esa pista ahí, dios mío? Es tan mala por los gritos sin sentido y por lo mala que es, una copia barata de una banda de metalcore. Prácticamente es una pista de relleno y sin ganas, que tampoco encaja en el estilo de la banda.

Pero aún si podemos hablar del resto de algunas pistas, a pesar de la rareza y el caotismo del álbum. Tenemos a “Kobrakai”, que si bien, tiene un estribillo bastante pesado y nu metal, raramente encaja bastante bien con los versos, que es lo mejor del tema, y sobre todo descubrimos la gran creatividad musical que tienen los músicos dentro de Lostprophets, creando un ambiente/medley super funky y creativamente genial. Esta pista es otra de mis favoritas, que “Five Letter is a Four Word” también se parece un poco a esta, solamente que no dentro del ámbito funky.

Luego de la ya horrenda “The Handsome Life of Swing”, tenemos otra pista como “A Thousand Apologies”, que, quizás, sea una versión prácticamente mejor que la canción anteriormente mencionada, simplemente que ya no con tantos gritos, aunque con la misma rareza. “Still Laughing” es curiosa, por ser la más tranquila del disco, y porque tiene los mismos interludios funky de “Kobrakai”, solamente que están cubiertos a lo largo de todo el tema. La canción va progresando adecuadamente y es un alivio escuchar esto después de dos pistas sumamente raras como las anteriores dos.

Luego, ya terminando, tenemos a “For Sure”, otra de mis favoritas dentro del disco, melódicamente bastante pop durante los versos, aunque tiene mucha más pinta y se asemeja a bandas Post-Grunge. Aún, sigue siendo mejor que Puddle of Mudd o Saliva… por lejos. Y finalizando con la última gran pista del disco, “Awkward” es la más Nu Metal dentro de Fake Sound of Progress y la más pegada a la moda del momento. Es un subidón de todo el disco, casi llegando a las dos primeras canciones. Es prácticamente un tema súper frenético, el bajo de Stuart Richardson es descomunal, las guitarras de Mike y Lee andan en su forma más simple asemejandose al estilo del primer track, Mike Chiplin es una bestia en la batería y los teclados de Jamie Oliver se hacen presente y le dan sumamente toda la calidad a la canción, dentro de los geniales estribillos. Se asemeja un poquito a lo que hizo Mudvayne en temas como “Dig”, aunque sin gritos. Sin duda, de las mejores del disco también. Aunque todo esto se cae cuando llegamos a “Ode To Summer”, del que directamente no comento mucho acerca del mismo, porque prácticamente es más de lo mismo visto en temas anteriores.

The Fake Sound of Progress, empieza de una forma descomunal con dos pistas monumentales, pero resulta totalmente raro y hasta un poco bizarro dentro de los siguientes temas. Sin embargo resulta un disco súper curioso por ese caso. Más o menos la banda recién se estaba formando, y todavía les faltaba forjarse, sobre todo con dos Ep bastante raros antes de su debut que son sumamente malos. Por suerte, con Start Something todo esto va a suceder, y lo vamos a reseñar en la próxima.

Toto

Calificación de Usuarios
[Total: 0 Average: 0]