Archivo de la categoría: Kaleo

Kaleo – A/B (2016)

 

Puntaje del Disco: 8

  1. No Good: 8
  2. Way Down We Go: 8
  3. Broken Bones: 9
  4. Glass House: 7,5
  5. Hot Blood: 8
  6. All The Pretty Girls: 7,5
  7. Automobile: 8
  8. Vor í Vaglaskógi: 8
  9. Save Yourself: 7,5
  10. I Can’t Go On Without You: 7,5

El rock/blues, en tanto composición entrelazada por los géneros que articulan su nombre, sin dudas resulta un campo harto explorado por muchísimas bandas. «¿Será posible—se preguntará más de uno—que existan artistas que todavía puedan sobresalir tocando ese tipo de música?». Y es allí cuando Kaleo, con su álbum “A/B”, hace acto de presencia para contestar dicho interrogante con un fulguroso “¡Sí!”. Y no es para menos: se podrá pensar que el disco no apunta a líricas en exceso complejas, ni que tampoco intenta deslumbrar al oyente con sonatas ostentosas. Sin embargo, el armado compacto, fuerte y rígido que presenta—tan característico de las elaboraciones del rock/blues— es más que suficiente para llevar a los amantes de este género al pseudo-clímax musical.

La banda islandesa, que posee a Jökull Júlíusson como figura central de sus singles—al ser tanto la voz como la guitarra rítmica del conjunto—, ha demostrado la sobriedad que la identifica al publicar su segundo álbum, en el año 2016. Éste resulta atrapante desde un inicio puesto que arranca con toda la potencia de “No Good”; un rock que logra traer a la memoria del conocedor a autores como George Thorogood. No obstante ello, la horizontalidad del disco se pierde al instante en que “Way Down We Go” tira sus primeras estrofas; lejos de significar un rasgo negativo, el cambio de ‘sintonía’—pero no así de ambiente— acaba siendo lo que más vida le otorga a esta nueva experiencia de Kaleo. Tal es así que en distintos momentos se puede corroborar este fenómeno; desde “Broken Bones” hasta “Vor í Vaglaskógi” se alcanzan a distinguir altibajos tanto anímicos como sonoros, sin embargo en ningún momento el ambiente oscuro—digno de un antro bien conservado— se pierde. Sobre lo anterior, también es digno de notarse la influencia ajena al blues/rock que muestra, por segmentos, el contenido; “Save Yourself”, por ejemplo, se diferencia en sumo grado por encontrarse en un tramo más ‘alternativo’ con respecto a otros temas ya mencionados.

Desde otro lado, son varios los elementos que pueden destacarse, no solo del estilo musical previamente comentado sino también de la banda en sí misma. La voz de Júlíusson, además de otorgarles esperanzas a los amantes clásicos del rock ‘picante’ de bares turbios, llega a robarse el escenario musical en más de una oportunidad con interpretaciones tranquilas, serenas. A su vez, los riffs desplegados a lo largo del álbum hacen lo suyo. Éstos se aparean con los cantos—a veces guturales, y otras suaves— del vocalista, y lo mantienen en alza a todas horas.

Por último, de querer adentrarse uno en las críticas detallistas, sería capaz de objetarle, a esta segunda entrega islandesa, el hecho de que varias canciones fueron anteriormente publicadas. Asimismo, la estructura del álbum podría pecar de adecuarse bastante a muchas creaciones de antaño; en otras palabras, quizás el término “cliché” sería usado por parte de aquél que ya tenga los oídos cansados del sonido Rock/blues. Más allá de estas cuestiones—menores o no, dependiendo del que elija escuchar a Kaleo—, se le atribuye una buena nota conceptual a “A/B” tanto por su estabilidad y potencia, como por la grata sorpresa en la que uno incurre si pretende disfrutar géneros de este tipo.

Juan Pablo Pigliacampo

Calificación de Usuarios
[Total: 1 Average: 5]
Artículos Relacionados