Archivo de la categoría: Aerosmith

Aerosmith – Music From Another Dimension! (2012)

MI0003458208

Puntaje del Disco: 6

  1. LUV XXX: 7
  2. Oh Yeah: 6
  3. Beautiful: 5  
  4. Tell Me: 6  
  5. Out Go The Lights: 5
  6. Legendary Child: 6
  7. What Could Have Been Love: 6
  8. Street Jesus: 7
  9. Can’t Stop Loving You: 7
  10. Lover Alot:
  11. We All Fall Down: 6
  12. Freedom Fighter: 7
  13. Closer: 6
  14. Something: 6
  15. Another Last Goodbye: 6

En 2011 y luego de lanzar un disco compilado de grande éxitos, Aerosmith, una de las pocas bandas longevas que quedan en el rock, ingresaba nuevamente a los estudios para darle forma al primer disco después de varios años fuera de las bateas.

Music From Another Dimension! se convirtió en el decimoquinto álbum de Steve Tayler y compañía y tuvo en “Legendary Child” al primer sencillo, presentado en el final de temporada de American Idol, programa televisivo en el cual el excéntrico cantante actuó como jurado. Con una introducción más digna de otro tipo de material, “LUV XXX” augura un buen arranque. Sin embargo, a medida que transcurre el disco, la calidad va disminuyendo con temas bastante empalagosos y con estilos trillados.

“Tell Me” es una balada que no aporta demasiado mientras que “What Could Have Been Love” y “Street Jesus” se erigen como las canciones más interesantes.

Lejos de ser un gran disco, Music Form Another Dimension! marcó el regreso después de bastante tiempo de Aerosmith, la banda que quiere dejar atrás los rumores y continuar su historia en la música.

Piro

Calificación de Usuarios
[Total: 0 Average: 0]

Aerosmith – Just Push Play (2001)

Puntaje del Disco: 5,5

  1. Beyond Beautiful: 6,5
  2. Just Push Play: 6,5
  3. Jaded: 8,5
  4. Fly Away from Here: 5,5
  5. Trip Hoppin‘: 5
  6. Sunshine: 7,5
  7. Under My Skin: 5,5
  8. Luv Lies: 5
  9. Outta Your Head: 6
  10. Drop Dead Gorgeous: 5,5
  11. Light Inside: 5
  12. Avant Garden: 5

Desde inicios de los noventa, progresivamente Aerosmith empezaría a demostrar que era una banda agotada en lo que podía llegar a ofrecer. Pero seguirían existiendo e incluso llegarían al nuevo milenio con un nuevo disco que podría ser catalogado como uno de los más raros en toda su discografía, Just Push Play.

Lo llamativo de Just Push Play es que tenemos una versión más experimental de Aerosmith. Encontramos arreglos que son exóticos para ellos, momentos en los que toman elementos del Rap, de la psicodelia y también de la electrónica. Hay ciertas buenas intenciones de no sonar redundante, dejando un poco de lado su costado de Hard Rock más conocido. De todas formas, es previsible que Aerosmith no fue hecho para experimentar, menos en una época en que ya habían vendido su alma al demonio de MTV.

Aun así el problema del disco no es su costado experimental, sino que compositivamente fracasan, pero simultáneamente no es desastre absoluto. Hemos escuchado peores cosas de ellos. “Jaded” es el único claro hit del álbum y su momento más lúcido, que tiene un muy buen estribillo y es consistente por más que nos pese, aunque no deja de ser uno de los temas más comerciales que hizo la banda en los últimos años. “Fly Away from Here” es aún peor en términos comerciales, es una de sus clásicas Power Ballads que le terminaron de succionar el Rock que le quedaba a Aerosmith en las venas. Mientras que “Sunshine”, el último de sus singles, mejora combinando mejor su Rock con algo de psicodelia.

Sin embargo, la mayoría de las canciones del disco, especialmente en la segunda parte, son olvidables y no hacen otra cosa que dejar al desnudo lo poco que le quedaba al grupo para seguir ofreciendo.

Persy

Calificación de Usuarios
[Total: 0 Average: 0]

Aerosmith – Nine Lives (1997)

Aerosmith - Nine Lives (1997)

Puntaje del Disco: 5

  1. Nine Lives: 7,5
  2. Falling In Love (Is Hard On The Knees): 8
  3. Hole In My Soul: 8
  4. Taste Of India: 7,5
  5. Full Circle: 5
  6. Something’s Gotta Give: 4
  7. Ain’t That A Bitch: 5,5
  8. The Farm: 5,5
  9. Crash: 5
  10. Kiss Your Past Good-Bye: 5,5
  11. Pink: 8
  12. Attitude Adjustment: 6
  13. Fallen Angels: 4,5

Con el éxito comercial consumado de Get a Grip, Aerosmith se encontraba en un pedestal de las bandas más populares, aunque no la mejor, de inicios de los noventa. Así se daría el gusto de pasar a Columbia Records como nueva compañía discográfica y prepararía su siguiente trabajo: Nine Lives.

En este nuevo disco, la banda contaría con la colaboración de 8 escritores. Sí, 8 escritores. Nunca se destacó Aerosmith por escribir buenas canciones, se podría decir incluso que es su punto más débil. Pero la cantidad de colaboradores ayudándolos a escribir es absurda. Sería esperable en una personalidad con menos de tres neuronas como Justin Bieber, pero no en un grupo consagrado a nivel mundial. Peor aún es saber que el resultado fue otro disco muy flojo de ellos.

De todas formas, lo que más molesta de Aerosmith es que suena a una banda totalmente consumida al Marketing luego de los ochenta, que ya no tenía mucho más para seguir ofreciendo artísticamente (o pateando traseros) más que seguir estirando la pata haciendo la mayor cantidad de hits posibles, aunque no necesariamente buenos discos. En Nine Lives pasa un poco eso. Tenemos 3 claros hits y una catarata de canciones que te dejan en claro lo acabado que se encuentra el grupo.

El álbum comienza con la homónima “Nine Lives”, que sorprende porque tiene el estilo rockero que tenía Aerosmith en los setenta, más preocupado por volarte la cabeza que por sonar melódicamente vendible. Pero es solo una falsa ilusión. La banda empieza a hacer más Pop Rock que otra cosa con su cara más comercial. Así tenemos a “Falling In Love”, un derivado de “Love in the Elevator”, hit pegadizo del disco. Luego está, “Hole in My Soul”, la típica power ballad, donde la melodía vocal de Tyler puede llegar a engancharte. Y “Taste Of India”, el tema experimental del disco por sus arreglos orientales, cierra la seguidilla del comienzo del álbum que es potable y escuchable.

Con “Full Circle”  empiezan los serios problemas del álbum en una catarata de canciones mediocres, infladas e híper huecas que hacen de Nine Lives un disco larguísimo, eterno. Tenemos de todo: Aerosmith tratando de hacer baladas (que es su segundo punto débil importante) como “Fallen Angels” que dura unos condenados 8 minutos; Aerosmith tratando de rockear  sonando medio estúpido como “Something’s Gotta Give”; y hasta Aerosmith haciendo Punk Rock en “Crash”, que queda arruinado porque le sobran como 3 minutos. ¿No se dieron cuenta estos muchachos porque los temas Punk de los Ramones son cortos acaso?

En el medio de toda esta ensalada de porquerías de la banda, aparece el otro claro hit de Aerosmith, “Pink”, ¿Un homenaje al color rosa?, que al igual que los temas que lanzaron como singles su principal virtud es tener un gancho melódico. También me gusta la intro en armónica.

Aun así, escuchar a Aerosmith a estas alturas es toda una prueba de fuego, sobre todo por la duración del álbum. Les aseguro que si no hacen un parate en el medio, la experiencia te agota. Es un disco solo recomendable para quienes están acostumbrados y les gusta todo lo que produce esta banda.

Persy

Calificación de Usuarios
[Total: 0 Average: 0]

Aerosmith – Get a Grip (1993)

Aerosmith - Get a Grip (1993)

Puntaje del Disco: 5

  1. Intro: –
  2. Eat the Rich: 6,5
  3. Get A Grip: 4,5
  4. Fever: 4
  5. Livin’ On The Edge: 8
  6. Flesh: 4
  7. Walk On Down: 5
  8. Shut Up And Dance: 4,5
  9. Cryin’: 7
  10. Gotta Love It: 6
  11. Crazy: 7
  12. Line Up: 5
  13. Amazing: 7,5
  14. Boogie Man:

El disco más popular de Aerosmith no lo encontramos en su mejor momento en los setenta, ni en su declive en los ochenta, lo encontramos en una de sus peores épocas en los noventa. Get a Grip logró ubicarse como su mejor álbum a nivel mundial con 20 millones de copias vendidas. Pero en Persi Music la ecuación “Nivel de Ventas = Gran Disco” no aplica. Así que vamos a desmitificar, a desmentir y un poquito a destruir a Get a Grip, un álbum que genera suspiros de amor entre una porción de fans de Aerosmith (de quienes me ganaré su puteada) y un tanto de odio en adoradores de su época más gloriosa.

Luego del lanzamiento de Pump, los chicos malos de Boston tenían pasta para seguir existiendo. Se nota que Tyler tenía la garganta a punto caramelo con muchas ganas de agitar y gritar, y que Perry tenía para ofrecer una buena cantidad de riffs y solos de guitarra. Y así lo hicieron en este disco. Si algo no se puede negar es que Get a Grip tiene energía. Aunque lamentablemente desperdiciada, orientándola a un costado más superficial y manteniendo las influencias del Hair Metal que los perjudicó en los ochenta (y que ya estaba sepultado en los noventa). Por eso Get a Grip es un disco muy hueco y poco interesante en el que se intercalan cortes dinámicos, fervorosos, genéricos e irrelevantes de Hard Rock (o lo que algunos llamarían “Cock Rock”) y hits absolutamente comerciales y vacíos pero muy efectivos.

Justamente para entender el éxito comercial de Get a Grip, basta con ver en su tracklist la serie de temas populares que lo integran aunque no son los mejores de su carrera. Pero por mal que pese, son lo más destacable del álbum. Entre ellos están dos de las power ballads más famosas de Aerosmith “Cryin’” y “Crazy”, que son más o menos la misma canción y que popularizarían a Alicia Silverstone (cuyo mayor mérito fue ser Batichica en la peor película de Batman de la historia). “Amazing” también entra en la misma categoría y es la que más rescato de las tres por ser la menos inflada. El otro conocido es “Livin’ On The Edge”, fácilmente el mejor tema del disco por romper un poco con el esquema genérico que ofrece la banda en todo el trabajo.

Luego están los dichosos cortes de “Cock Rock”, empezando por “Eat a Rich”, que es más o menos una reescritura de “Walk This Way”. Al menos “Eat a Rich” es una apertura que lo suficientemente entretenida. Pero el resto de los cortes de su misma índole como “Get A Grip”, “Fever”, “Flesh” y “Shut Up And Dance” son realmente malos.

Así que si te gustan las power ballads y los temas populares de Aerosmith, este disco es lo tuyo. Sino no te dejes engañar por la publicidad. “La hamburguesa no es igual a la de la foto”.

Persy

Calificación de Usuarios
[Total: 0 Average: 0]

Aerosmith – Pump (1989)

Puntaje del Disco: 6,5

  1. Young Lust: 7
  2. F.I.N.E.: 6,5
  3. Love In An Elevator: 8,5
  4. Monkey On My Back: 5
  5. Janie’s Got A Gun: 8,5
  6. The Other Side: 7,5
  7. My Girl: 4,5
  8. Don’t Get Mad, Get Even: 5,5
  9. Hoodoo/Voodoo Me­dicine Man: 5,5
  10. What It Takes: 8

Ya bastante malo fui con esta versión de Aerosmith de los ochenta, pero la realidad es que la cosa no mejora. Pump es nada menos que considerado como el mejor disco de la banda desde Rocks, un título que le queda bastante grande si lo analizamos a fondo.

Pump no es otra cosa que la segunda parte de Permanent Vacation. Es sobreproducido, grandilocuente, con un esfuerzo desmesurado por hacer riffs fuertes y pedadizos pero sin el prejuicio de sonar idiota. Al fin y al cabo es una formula mágica de los ochenta: hacerse los muchachos rockeros sin usar mucho la cabeza para ser originales y no ser monótonos.

El disco es tan comercial como mediocre, como la mayoría de las bandas de Hairmetal de la época. Aunque nuevamente hay que destacar que no llegan a ese nivel tan bajo por el recuerdo de su propia historia.

La mayoría de los temas no son recordables. Pump es un disco que intenta entretener pero aburre. De todas formas al igual que Permanent Vacation tiene sus hits que se realzan sobre el resto. “Janie’s Got A Gun” es uno de los grandes clásicos del disco. Tiene una de las mejores melodías del disco y la temática sobre el abuso y asesinato no esta mal, pero sus esteriotipos ochentosos la destruyen un poco. “Love In An Elevator” es el otro hit, abordada con un sonido bien alto, muy inflado como lo es el álbum, pero ciertamente pegadizo en su estribillo. Y por último “What It Takes”, la enésima power ballad de Aerosmith, que repite los clichés que estamos acostumbrados en ellos, aun así es mucho más escuchable y pasable que muchas otras baladas que compondrían en el futuro. Otro tema conocido es “The Other Side”, que lo que más me gusta es su intro psicodélica, luego empieza el entretenido y repetitivo pop rock.

Pump termina siendo un disco pasable, pero muy sobrevalorado para mi gusto. Aún así me resulta mejor que lo que después vendría de Aerosmith.

Persy

Calificación de Usuarios
[Total: 0 Average: 0]

Aerosmith – Permanent Vacation (1987)

Puntaje del Disco: 7

  1. Heart’s Done Time: 7,5
  2. Magic Touch: 7,5
  3. Rag Doll: 9
  4. Simoriah: 7,5
  5. Dude (Looks Like a Lady): 8,5
  6. St. John: 6,5
  7. Hangman Jury: 7,5
  8. Girl Keeps Coming Apart: 4
  9. Angel: 5
  10. Permanent Vacation: 5
  11. I’m Down: 6

Aerosmith fue una de las bandas mortiferamente infectadas por el hair metal de los ochenta, a punto tal que empezó a sonar como estos grupos de escasos recursos en su álbum Permanent Vacation. Tal vez eso explique el éxito que tuvo el disco, que llegó a vender más de 5 millones de copias! Número exagerado como la mayoría de los discos populares de Glam metal de la década.

Por eso Permanent Vacation es considerado como el “retorno” de Aerosmith luego de una seguidilla de álbums sin gran suceso. Sin embargo, la banda vuelve alejándose de ciertos estandartes primordiales que los hicieron grandes. Bajo la producción de Bruce Fairbairn (quien colaboró con Bon Jovi en Slippery When Wet, Oh dios!) apostaron a un sonido más cargado, con solos de guitarra y riffs que lejos de impresionar dejan la sensación de estar escuchando un grupo mediocre pero de grandes aspiraciones para triunfar en el mercado de los ochenta.

Sin embargo Aerosmith no es como las otras bandas de hair metal, es ampliamente superior a cosas como Poison y Whitesnake, porque muy dentro de sus entrañas respeta su pasado. Pero su legado puede acabar trágicamente si “se vende para vender más”.

De todas formas, el álbum es divertido. Cuenta con un par de hits con los que realmente la pegaron: “Rag Doll” y “Dude (Looks Like a Lady)”, temas con estribillos pegadizos que tienen ese algo que no perdieron de los setenta. Pero el tercer hit que no me gusta para nada es “Angel”, una balada tan inflada que da asco. De hecho es una de sus peores, por momentos suena a imitación de Bon Jovi.

Y el resto es justamente “el resto”, Aerosmith con una sobreproducción destinada a las masas, haciendo un par de canciones que son decentes por el esfuerzo de Perry y Whitford. Y otros temas que buscan pregonar el espíritu de “Miren como rockeamos! Somos Aerosmith!”, pero solo dan ganas de que se maten (escuchen “Girl Keeps Coming Apart” para darse cuenta).

Por sus características Permanent Vacation marca la bisagra entre el Aerosmith que rokeaba en los setenta y el que se encaminaba a ser una maquina de ventas.

Persy

Calificación de Usuarios
[Total: 0 Average: 0]

Aerosmith – Done With Mirrors (1985)

aerosmith-done_with_mirrors-frontal

Puntaje del Disco: 8

  1. Let The Music Do The Talking: 9
  2. My Fist Your Face: 8,5
  3. Shame On You: 7,5
  4. The Reason A Dog: 8
  5. Shela: 7,5
  6. Gypsy Boots: 8
  7. She’s On Fire: 8
  8. The Hop: 7,5
  9. Darkness: 7,5

Done with Mirrors es el retorno de Aerosmith en su versión más decente luego de mucho tiempo.

En está oportunidad, la banda recuperaba a un miembro esencial, Joe Perry, quien en 1979 se había alejado del grupo. A principio de los ochenta Brad Whitford (el otro guitarrista de Aerosmith) también sufriría el mismo destino. Sus espacios serían reemplazados por Jimmy Crespo, en primer lugar, y luego se incorporaría Rick Dufay. Con Crespo tomando la “posta” que dejó Perry, Aerosmith editaría en 1982 un álbum malo como lo fue Rock in a Hard Place. Su falta de éxito demostraba lo importante que era Perry para el grupo. Era su líder creativo. Afortunadamente, para Tyler y el resto, Joe y Brad Whitford retornarían para articular nuevamente la formación histórica de Aerosmith.

Ahora bien, Done With Mirrors no es una obra maestra. Es otro disco más lleno del hardrock clásico de Aerosmith. En él no hay temas que se destaquen claramente, todos tienen un nivel parejo y rockean de forma similar. Probablemente, Let The Music Do The Talking y My Fist Your Face son las que más sobresalen por sus melodías. Además son los cortes símbolo del disco. Sintetizan el claro mensaje de Aerosmith de querer rockear y “patear culos”.

Done with Mirrors no sería un éxito comercial. Pasaría desapercibido. Pero permitiría que Aerosmith comience a recuperarse y retome las riendas de su carrera.

Persy

Calificación de Usuarios
[Total: 0 Average: 0]

Aerosmith – Rock in a Hard Place (1982)

Puntaje del Disco: 5

  1. Jailbait: 4
  2. Lightning Strikes: 6,5
  3. Bitch’s Brew: 6,5
  4. Bolivian Ragamuffin: 4,5
  5. Cry Me a River: 4,5
  6. Prelude to Joa­nie:
  7. Joanie’s Butterfly: 8,5
  8. Rock in a Hard Place: 7
  9. Jig Is Up: 5,5
  10. Push Comes To Shove: 7

Muchos son los que piensan (incluida mi persona) que los setenta fue la mejor década de Aerosmith. Lamentablemente para ellos, llegaron los ochenta y encima con el desolador panorama de no contar con Joe Perry y Brat Whitford. Con su deserción, Jimmy Crespo y Rick Dufay se transformarían en los nuevos guitarristas que intentarían prolongar la existencia de Aerosmith.

Los antecedentes tampoco acompañaban a la banda. Venían de editar discos flojos como Draw the Line y Night in the Ruts. Y en su siguiente paso, Rock in a Hard Place, terminarían de dilapidar su mal momento.

Rock in a Hard Place es un álbum malo, pero no tan malo como la crítica especializada dictaminó. A favor (y tomándolo con pinzas) se nota que hay un esfuerzo de los nuevos guitarristas por rockear con un estilo malicioso, y perpetuar el verdadero espíritu de Aerosmith. Es un sonido más metalero, que realmente los hace parecer los chicos malos de Boston. Pero en contra del disco,  su hard rock es bastante genérico y monótono. Aerosmith se acerca al sonido del metal ochentoso, con falta de creatividad, y deja a Tyler como principal compositor, que no es lo mejor para el grupo ni siquiera asistido por la decencia de Crespo. Por eso se extraña la presencia de Perry.

De esta forma se siguen prolongando errores que no soporto como la power ballad “Cry Me a River”. Y los rockers, que son lo más redituable que ofrece Aerosmith, son duros, asperos y veloces, pero… mucho ruido y pocas nueces. Unos están bien y otros tienen un nivel bajo como “Jailbat” y “Jig Is Up”. Ni hablar de “Bolivian Ragamuffin”, que es tan malo como el nombre lo sugiere. ¿Qué es esto? ¿Hard rock compuesto por Evo Morales? El presidente boliviano lo hubiera hecho mejor.

La única destacada es “Joanie’s Butterfly”, una adorable canción psicodélica y la más bizarra que se podrá encontrar en todo el catalogo de Aerosmith. Lo que no entiendo es ese preludio relleno que le agregaron.

Rock in a Hard Place es un álbum indolente, pero no tan aborrecible. Sigo prefiriendo esta versión de Aerosmith a la chorreadera comercial de la actualidad que compuso algunas porquerías como “I Don’t Want to Miss a Thing”.

Persy

Calificación de Usuarios
[Total: 0 Average: 0]

Aerosmith – Night in the Ruts (1979)

Puntaje del Disco: 5,5

  1. No Surprize: 8
  2. Chiquita: 7
  3. Remember (Walking In The Sand): 4,5
  4. Cheese Cake: 7
  5. Three Mile Smile: 6,5
  6. Reefer Head Woman: 5
  7. Bone To Bone (Coney Island White Fish Boy): 6,5
  8. Think About It: 5
  9. Mia: 4,5

Lamentablemente Draw the Line inicio una etapa negra en la carrera de Aerosmith y de hecho Night in the Ruts, que fue su paso siguiente, tampoco tremolo. Posiblemente, mucho tuvo que ver que la banda inició una gira en medio de sus grabaciones y su líder compositivo Joe Perry dejó Aerosmith por fuertes discusiones internas. Por este problema las grabaciones de guitarra no fueron íntegramente hechas por Perry. Jimmy Crespo colaboraría para completarlas y se transformaría en su reemplazo oficial.

Como resultado estamos frente a un disco en el que su mayor déficit es lo poco memorable y lo intrascendente que resultan sus canciones. Su hard rock sigue siendo tan genérico y poco impresionante como el de Draw the Line. Pero si a eso le sumamos sus nuevas absurdas ideas, el nivel del disco termina siendo incluso más bajo.

Night in the Ruts es un disco que ensambla discretos cortes de hardrock, con covers que poco entusiasman y power ballads como las que arruinarían su carrera en el futuro. Desde esta perspectiva lo mejor del álbum son esas simples canciones de hardrock como “No Surprize”, “Chiquita” y “Cheese Cake” que resultan entretenidas. Mucho las ayuda una secuencia del disco bastante ordenada, que permite esconder los puntos flojos. De hecho es menos agobiante que en Draw the Line. Hasta podemos pensar que Aerosmith se da el gusto de rockear de forma más consistente, como si hubiera recuperado algo del fuego sagrado de sus años previos. No, una ilusión óptica.

Con escuchar sus pobres covers nos damos cuenta que Night in the Ruts igualmente esta por de bajo de las expectativas. Su cover del tema de los Yardbirds “Think About It” es una performance que simplemente no agrada y “Reefer Head Woman” es un cover blusero de relleno en el que intentan parecerse a Led Zeppelin sin gran éxito.

Pero lo peor son las baladas de Night in the Ruts. “Remember” canción de las Shangry-Las (sí, otro cover) fue versionada como si fuese una power ballad. Una movida extrañísima que deformó a un clásico (que no tenía gran jerarquía y tampoco era de mi agrado) de los sesenta. “Mia” es todavía más alarmante, es una de esas power ballads que le encantarían a Jon Bon Jovi. Evidentemente la ausencia de Perry le dio libertad a Tyler para que produzca estas porquerías que le encantan para agitar su boca gigante. Por suerte años más tarde Perry se volvería a reincorporar, pero esto no significó que en el futuro no hayan producido nuevas power ballads. Que mal…

Persy

Calificación de Usuarios
[Total: 0 Average: 0]

Aerosmith – Live! Bootleg (1978)

Aerosmith – Live! Bootleg (1978)

Puntaje del Disco: 8

  1. Back In The Saddle: 8,5
  2. Sweet Emotion: 8,5
  3. Lord of the Thighs: 9,5
  4. Toys in the Attic: 8
  5. Last Child: 8
  6. Come Together: 8,5
  7. Walk This Way: 7,5
  8. Sick As A Dog: 9
  9. Dream On: 8
  10. Chip Away The Stone: 7,5
  11. Sight For Sore Eyes: 7,5
  12. Mama Kin: 8
  13. S.O.S.: 8
  14. I Ain’t Got You: 7,5
  15. Mother Popcorn: 8,5
  16. Train Kept A-Rollin’: 7

Live! Bootleg es el primer disco en vivo de Aerosmith, el cual fue editado a fines de los setenta, cuando por aquel entonces eran una banda respetable. Así que si se preguntan: ¿Qué tan malo puede ser? El grupo de Tyler y compañía estaba en forma. Tenían el estilo propio de una banda de hard rock de los setenta, lo cual es un placer, porque estaban más preocupados por hacer un show en el que demostraban su energía y fiebre rockera. Y lejos estaban de ser el dinosaurio grandilocuente que repasaba sus hits y gastadas power ballads como hoy en día en pésimo estado.

Así que a favor de Live! Bootleg hay que remarcar la actitud. Sin embargo, la calidad del sonido del álbum no es el mejor. Es un tanto brutal y precario. Por algo lo editaron con el rotulo “Bootleg” en el título. De hecho la banda parece por momentos descoordinada y desprolija. Pensemos que Aerosmith no es lo mismo que escuchar por ejemplo a The Who en vivo… Aun así Tyler cumple como cantante. Si escuchamos su forma de interpretar se nota mucho la diferencia a si lo escuchamos en la actualidad. Y Perry, sin llegar a dejarte con la boca abierta como Hendrix, deja en claro su talento.

En este compilado de temas en vivo, conformado principalmente por presentaciones en conciertos de 1977 y 1978 (exceptuando a lo covers “I Ain’t Got You” y “Mother Popcorn” que fueron tomados de una performance en una radio de Boston), se pueden destacar varios números. Me gusta “Sweet Emotion”, por su descontrolado final donde largan toda su energía. Clasicos propios como “Back In The Saddle” y “Sick As A Dog” son retumbantes y vibrantes. La seguidilla entre “Mama Kin” y “S.O.S.” también es muy buena. Incluso el cover de “Come Together” que no está tan mal. Aunque la que más me sorprendió fue la fantástica versión de “Lord of the Thighs”, donde demuestran técnica y fiereza simultáneamente.

Live! Bootleg no les va a cambiar la vida. Ni por asomo está cerca de ser uno de los mejores discos en vivo que se hayan concebido. Pero es un valioso recuerdo de cómo sonaba Aerosmith en su mejor momento.

Persy

Calificación de Usuarios
[Total: 0 Average: 0]