Todas las entradas de: persimusic

Rollins Band – Come in and Burn (1997)

Puntaje del Disco: 8

  1. Shame: 8
  2. Starve: 8,5
  3. All I Want: 7,5
  4. The End of Something: 8
  5. On My Way to the Cage: 7,5
  6. Thursday Afternoon: 8,5
  7. During a City: 7
  8. Neon: 8
  9. Spilling Over the Side: 8
  10. Inhale Exhale: 6,5
  11. Saying Goodbye Again: 7,5
  12. Rejection: 8,5

Luego del trascendental Weight (1994), en el cual Henry Rollins y su Rollins Band de la mano de su nueva adquisición, el bajista Melvin Gibbs, exploraron el jazz y lo fusionaron de maravillas con el funk y el rock pesado, se tomaron un descanso para lanzar su continuación unos años después bajo el sello DreamWorks Records.

En Come in and Burn (1997) el grupo continua con esta nueva impronta experimental y de fusión resaltando la potencia de sus temas iniciales como “Shame”, “The End of Something”, “Thursday Afternoon” y el single “Starve”, que gozó de cierta aprobación y rotación, aunque en términos comerciales el álbum no resulto tan exitoso como su antecesor.

Por otro lado, las letras de fuerte impronta política y personal aparecen al final con «Inhale Exhale» y “Saying Goodbye Again”. Para el cierre también queda la intensidad de “Rejection” donde los abrasivos solos de guitarra de Chris Haskett son los verdaderos protagonistas.

Durante 1998 en un gran momento desde el punto de vista musical, Rollins consideró que la relación con su banda había llegado a su fin, y la formación del grupo se disolvió. Se juntó con nuevos y jóvenes músicos, como la banda de hard rock Mother Superior a la cual invitó a reformar su Rollins Band, inaugurando una nueva era para este particular conjunto.

F.V.

Calificación de Usuarios
[Total: 2 Average: 4.5]

Avatar: The Last Airbender

Puntaje de la Serie:

  • Año: 2005 – 2008
  • Género: Anime, Aventura, Fantasía
  • Creadores: Michael Dante DiMartino, Bryan Konietzko

Seguir leyendo Avatar: The Last Airbender

Calificación de Usuarios
[Total: 1 Average: 5]

Top album endings

La contradicción es buena. Comúnmente, se piensa que uno debe ser consistente y estable en las opiniones, en los principios y en las ideas que uno tenga sobre cualquier cosa. Sin embargo, la historia nos ha enseñado que apegarnos rigurosamente a una ideología, postura u opinión es un defecto de obstinación, pretensión e intolerabilidad. En contraparte, cuando uno posee la sabia habilidad para considerar ambas caras de la moneda y poder transitar de un lado hacia otro de la oposición ideológica, uno tiene mayores posibilidades de descubrir la verdad aplicada a su propia existencia. Aunque eso provoque un cambio de opinión muy drástico de un momento a otro… pues todo tiene un precio. Esto lo planteo ahora porque anteriormente (en otras digresiones) he dicho que las obras no se pueden ni se deben dividir en sus partes, y también he dicho que no es posible hacer elecciones de preferencia sin que esta decisión cambie abrupta y repentinamente. Y, sin embargo, lo voy a hacer, porque me gusta contradecirlo todo, incluso a mí mismo. Así que he aquí mi top de discos, bueno, de hecho, de finales de discos.

A) Κατά τον δαίμονα εαυτού de Rotting Christ. De hecho, es menester mencionar que el disco es completo, una obra maestra de principio a fin. Sin embargo, si sólo consideramos el cierre, es de lo mejor que hay. Un ritual, un himno al abismo, una ofrenda a las llamas del subsuelo. Lo oscuro, lo sublime y lo terminante. Es, sin duda, uno de los mejores cierres de discos que el black metal ha heredado al mundo.

B) Raza Odiada de Brujería. Un track instrumental bastante denso, con el toque representativo de Dino Cazares en las guitarras y de Raymond Herrera en la batería. Tiene una esencia de apocalipsis y satanismo al mismo tiempo. Es, además, uno de los mejores tracks instrumentales de la escena. ¡Pero no es todo! Cuando uno piensa que ya se terminó, comienza una invocación del libro Los Secretos del Infierno, el Emperador Lucifer y su ministro Lucífugo Rofocale. ¡Salve!

C) Evangelion de Behemoth. En realidad, dudé bastante en escoger este disco por sobre algunos otros de esta gran banda. The Satanist, por ejemplo, o I Love You At Your Darkest también tienen un cierre de primera. Sin embargo, Lucifer es la canción que se lleva el premio mayor. Toda la complejidad lírica, musical y conceptual son suficiente argumento para justificarlo. Además, claro, del excelente video que le fue asignado. Simplemente, ¡una chulada!

D) Monotheist de Celtic Frost. Hablar del final de este disco no es hablar de una canción solamente sino de tres tracks unidos por una sola línea. Podríamos decir que sí hay una canción pero también hay un lamento/oración vocal, prácticamente a cappella y hasta una melodía de cámara con violines, piano, cellos, violas y algunos otros instrumentos orquestales por el estilo. El disco entero es un agasajo interlingüístico, poliarmónico y monoteísta.

E) Pandora’s Piñata de Diablo Swing Orchestra. Los tres discos de esta banda tienen un final espectacular (nótese que estoy ignorando a propósito el cuarto trabajo de DSO). Cada cierre es exacto con su disco; sin embargo, en el tercero agregaron un elemento que le da ese plus que pocas canciones de pocos cierres de pocos discos de pocas bandas poseen. Primero, una melodía de violines, cellos e instrumentos similares acompaña al desenvolvimiento vocal tan tremendo y armonioso que evoca el sonido de un santo. Luego, el desenlace, instrumentado a la forma de DSO con un extra de dubstep. Suena extrañísimo. Pero Diablo Swing Orchestra son los expertos en hacer que algo muy raro suene de lujo. ¡Imperdible!

F) Lo podrido corona la inmensidad de Transmetal. Un track instrumental con una línea de bajo adictiva e hipnotizante y unos solos de guitarra cortesía de Ernesto Torres y Juan Partida que no tienen comparación alguna. En verdad, esta canción, este disco y estos músicos majestuosos coronan la inmensidad.

Kobda Rocha

Calificación de Usuarios
[Total: 1 Average: 1]

Highlights: Canciones sobre Maradona

Como es de público conocimiento, hoy falleció un genio del fútbol, un ídolo que como jugador le dio inmensas alegrías a mucha gente. Hoy se nos fue El Diego a la edad de 60 años.

Y como lo que genera Maradona supera las barreras del deporte, también fue fuente de inspiración dentro del mundo de la música. A punto tal que numerosos artistas compusieron canciones en su honor o reversionaron sus temas en tributo al Diego.

Por eso, como humilde despedida de este personaje que ya es una leyenda, en Persi Music hacemos un repaso de algunos de los temas dedicados al D10S.

«No importa lo que hiciste con tu vida, sino lo que hiciste con las nuestras». Descansa en paz Diego…

Los Piojos – Maradó

Los Ratones Paranoicos – Diego para siempre

Andrés Calamaro – Maradona

Rodrigo – La Mano de Dios

Bersuit Vergarabat – El Baile de la Gambeta

Manu Chao – La Vida es una Tómbola

La Guardia Hereje – Para verte gambetear

Charly Garcia y Claudio Gabis – Maradona Blues

Las Pastillas del Abuelo – ¿Qué es Dios?

Los Cafres – Capitán Pelusa

Calificación de Usuarios
[Total: 2 Average: 5]

Los Espíritus – Agua Ardiente (2017)

Puntaje del Disco: 7,5

  1. Huracanes: 8
  2. Jugo: 8
  3. Perdida en el fuego: 7,5
  4. La rueda que mueve al mundo: 6,5
  5. Esa luz: 7
  6. La mirada: 8
  7. Mapa vacío: 7,5
  8. Las armas las carga el diablo: 7,5
  9. Luna llena: 7,5
  10. El viento: 7

La muy buena recepción que tuvo los Espíritus con Gratitud, lo llevaron a instalarse como una de las bandas más prometedoras de la movida independiente nacional. Por lo que su continuación era esperada con ciertas expectativas. Así llegaría dos años más tarde Agua Ardiente.

En Agua Ardiente, Maxi Prietto y los suyos siguen explorando su sonido tan particular, caracterizado por su onda gauchesca, que toca el Blues Rock, el Funk, el Folk e incluso la Psicodelia. Y en cierta forma logran consolidar su estilo. Sin embargo, el problema está en que las melodías de este álbum no alcanzan a los mejores momentos que nos ofrecieron en Gratitud. Hay muy buenos temas, como “Huracanes” y “Jugo” que desde su minimalismo son efectivos. Pero ninguno de ellos alcanza a “La Crecida”. En otras palabras, las canciones de Agua Ardiente no son lo suficientemente memorables, y también pecan un poco en su duración (no son largas, pero les sobra tiempo repitiendo sus formulas).

Esto no quiere decir que sea un mal disco. Al contrario, tiene temas entretenidos y mejor logrados como “La Mirada”. Y también hay que resultar su muy buena producción y el mensaje de sus letras, que parecen tener una mayor connotación de crítica social y política. Por lo que, Agua Ardiente es un buen álbum, pero es inferior a lo que escuchamos en Gratitud.

Persy

Calificación de Usuarios
[Total: 0 Average: 0]

Queen – The Miracle (1989)

Puntaje del Disco: 8,5

  1. Party: 8
  2. Khashoggis Ship: 8
  3. The Miracle: 8,5
  4. I Want It All: 9
  5. The Invisible Man: 8
  6. Breakthru: 8,5
  7. Rain Must Fall: 7,5
  8. Scandal: 8,5
  9. My Baby Does Me: 7
  10. Was It All Worth It: 8,5

The Miracle es el decimotercer álbum de estudio de la banda Queen y el ultimo de la década de los 80 editado en 1989. El proceso de grabación fue algo lento, por lo que duró un año. Esto se debe a que las sesiones de grabación se interrumpían, porque cada miembro del grupo se dedicó a sus trabajos solistas. Freddie Mercury estuvo grabando Barcelona. Brian May colaboró con muchos artistas, Roger Taylor grabó Shove It junto a su grupo The Cross y John Deacon estuvo con su familia.

Durante esta época, Freddie se encontraba un poco deprimido debido a su enfermedad diagnosticada dos años antes, además de que sus compañeros ya sabían de este problema. Pero en este álbum se expresa esperanza, algo que cambiaria repentinamente en su siguiente y ultimo álbum grabado con Mercury en vida, Innuendo, donde destaca la tristeza, drama y nostalgia.

En este disco podemos destacar algunos éxitos como la rockera «I Want It All», «Breakthru», «The Invisible Man» o la homonima «The Miracle». También se pueden destacar la entrada con «Party y Khashoggis Ship», «Scandal» y el final épico con «Was It All Worth It». Las canciones menos logradas del disco son «Rain Must Fall» con buenos ritmos pero un poco repetitiva y «My Baby Does Me».

En mi opinión es un gran trabajo que junto a The Works es lo mas destacado que hicieron en los 80.

Santi

Calificación de Usuarios
[Total: 3 Average: 4]

Top album intros

EL título de esta digresión no es del todo acertado. Aunque tal vez eso se entienda, no hablaré de las canciones per se que abren un disco sino de esos tracks no necesariamente musicales que preceden a la canción en sí. Claro, el track por sí mismo no estaría completo sin su canción consecuente pero la importancia por ahora recaerá en el intro mismo. Así pues, aquí la lista:

A) Abducted de Hypocrisy. ¡Vaya! Qué compleja la metáfora auditiva que utiliza esta banda para presentar este disco, además con un sentido coherente con el concepto total del álbum. Un despegue espacial, un cohete en momento de ignición, sin duda un evento vertebral para la humanidad. Claro, Roswell 47. Pero también podría ser utilizado como simbolismo de lo que estaba haciendo la banda en ese momento: cambio de alineación, nuevo vocalista, metamorfosis total en el sonido de la banda. Permiso para despegar: concedido.

B) D. 50 de MuDvAyNe. Menciono este disco aquí como parte de los intros aunque en realidad el track de apertura tiene relación con todos los tracks de unión a lo largo del disco, sin mencionar que las mismas canciones, sus líricas y todo el arte conceptual, visual y musical está unido por la misma fuerza. Este disco es una verdadera genialidad.

C) Revelation of the Sado-God de Insision. Esto es como una película de terror, como esos cinco minutos escalofriantes que impactan de golpe antes siquiera de entender de qué va la obra completa. El intro no es un track separado de su canción pero bien podría estarlo sin ningún problema; cuestión de producción, supongo. Lo que sí es cierto es que es uno de los intros más potentes que he escuchado.

D) Hellcock’s Porn Flakes de Rompeprop. Eindhoven tiene un pasaje histórico (bélico) inolvidable… Bueno, inolvidable para quien lo conoce (sarcasmo). En fin, Rompeprop hace uso de su amplitud liberal gracias al género musical en que se desenvuelve y con ello revisita aquel suceso de una manera irónica y sarcástica pero que resulta una patada en el cuello como recordatorio de lo inolvidable.

E) Romantic Tragedy’s Crescendo de Macbeth. Estuve debatiendo exhaustivamente entre este disco y el Prison of Desire de After Forever. Iba a ponerlos a ambos dentro de esta lista pero, al final, creí pertinente sólo englobarlos en el mismo inciso ya que tienen casi la misma estructura (aunque el concepto y el sonido son bastante disímiles). Una entrada orquestal, casi clásica, con un sentido de ópera romana o italiana tal vez, unida con su canción que, por supuesto, ambas son magníficas, inseparables canción e intro.

F) Tierras de Leyenda de Tierra Santa. Una entrada victoriana, isabelina o quizá luisiana. Un arranque medieval no de guerra sino más bien de victoria. Esa música con que eran recibidos los caballeros armados tras una batalla gloriosa. Trompetas estruendosas con intención de himno nacional y tambores redoblando por los héroes imperiales. Qué fantástica forma de entrar a las enigmáticas tierras de leyenda.

Kobda Rocha

Calificación de Usuarios
[Total: 4 Average: 2]

The Black Keys – Let’s Rock (2019)

Puntaje del Disco: 8

  1. Shine a Little Light: 8
  2. Eagle Birds: 8
  3. Lo/Hi: 8
  4. Walk Across the Water: 9
  5. Tell Me Lies: 8
  6. Every Little Thing: 7,5
  7. Get Yourself Together: 8
  8. Sit Around and Miss You: 8
  9. Go: 8
  10. Breaking Down: 8
  11. Under the Gun: 8
  12. Fire Walk With Me: 8

The Black Keys siempre fue un dúo que se movió dentro del Blues y el Rock con ligeras variaciones en cada uno de sus trabajos. En Let’s Rock el foco está en el Rock & Roll, que despliegan sin grandes pretensiones, pero sin sorprender mucho tampoco.

De entrada, lo que más nota es el fuzz de guitarra de Auerbach, desatando algunos buenos Riff (y también algunos solos), acompañando sus melodías con coros Gospel. De todas formas, el estilo Bluesero y garagero con dosis de Soul que caracteriza a la banda, está ahí presente.

Sin embargo, a diferencia de El Camino estamos ante un álbum inferior en la calidad de sus canciones. No hay Hits instantáneos del estilo de “Lonely Boy” o “Gold on the Celling”, mucho menos temas oscuros como “Little Black Submarines”. En ese aspecto estamos ante una versión que se aleja del sonido acústico, intenso y épico que se podía escuchar en varios pasajes de Turn Blue.

Por eso la seguidilla inicial que tenemos con “Shine a Little Light”, “Eagle Birds” y “Lo/Hi” es bastante entretenida, pero lamentablemente tienen un dejo genérico. Cuando más se alejan de lo más genérico que tiene este estilo es cuando sale a luz su mejor versión. Eso se puede ver en la balada “Walk Across the Water”, que tiene una melodía encantadora, sin abandonar su estilo rockero insignia.

El resto del álbum mantiene ese nivel estándar, que si bien es sólido, cuesta rescatar grandes momentos. Por eso es un muy buen disco de las Llaves Negras, pero no está dentro de lo mejor de su catálogo.

Persy

Calificación de Usuarios
[Total: 1 Average: 3]

Movimiento en poesía

No respondas a ninguna pregunta que no lleve
angustia a los huesos endurecidos de tu frente.
Saúl Ibargoyen

Cuatro personajillos ―irrelevantes, por cierto, no sé si para la Poesía pero al menos sí para el Movimiento― elaboraron una indeseada antología de poemas innovadores y, como los llaman ellos, de franca expresión artística, en continua búsqueda (no sé de qué), mutable y de no aceptación. Su libro es un fracaso. Dejan fuera todo lo bueno y sólo agregan lo conocido, lo famoso, lo mediático. Olvidan el Movimiento nuclear, la rutina del cambio profundo, y se enfocan en el cambio visible, el plagio por los grandes. No es que los autores antologados sean malos poetas ―para nada, de hecho la mayoría son bastante buenos―, sino que los antologuistas son los verdaderos maletas. Por ello, lo único valioso sería leer el prólogo.

No tiene mayor importancia que el prologuista cuestione la mejicanidad en (o de) la Poesía; lo preocupante es que cuestione el genio nacional. Por eso nadie cree en el talento del país, porque las grandes autoridades intelectuales son malinchistas, porque personas como él ―más político que intelectual y más intelectual que poeta― desprecian el producto artístico (literario) de sus compatriotas. Además, lo dice como si él no fuera mejicano, o como si él no fuera un genio, o como si fuera la excepción. Todavía se da el lujo de decir que el arte perfecta carece de nacionalidad; pero él olvida que lo nacional no es todo malo ni lo universal es todo bueno.

«La Poesía no resuelve problemas políticos» escribe en alguna parte. Aún sin saber de Poesía ni de política, se encuentran bastantes razones ―aunque sean fonéticas― para creer que hay algo erróneo en tal sentencia. En definitiva, la cuestión es que la política tampoco resuelve problemas poéticos.

Cuando dice que todo ciudadano del siglo XX estuvo condenado a ser moderno… Ay, señor, ¡ayúdalo! …aunque pensándolo bien, él ya es grande. Mejor ayúdame a mí.

Dice también que todo cambia cada día, sencillamente porque el hombre cambia diariamente. Entonces, el prologuista seguramente habrá cambiado de parecer cuando vio publicada la antología con su nombre escrito dos veces sobre la portada, al principio y al final de una lista de cuatro nombres con letra minúscula. Tal vez, al fin (y por fin), se dio cuenta del error que estaba cometiendo; aunque, probablemente, sus cuatro compañeros cambiaron de parecer y comenzaron a apoyar el proyecto. En fin, la democracia nunca es justa.

«El poema no significa pero engendra las significaciones: es el lenguaje en su forma más pura.» ¿Y si el poema es la solución?

Luego, dice que el pasado no nos pertenece. Sin embargo, lo estruendoso del asunto no es lo que a él se le haya ocurrido ―a final de cuentas, él nació y murió durante el siglo pasado― ni cuántos lo hubieron apoyado, sino que aún ahora lo siguen apoyando. Entonces, deberías ponerte a buscar a quien ha de ser su sucesor… ¡y probablemente ya lo encontraste!, pero como tú no eres nadie y tú qué sabes de literatura y cuando seas alguien vienes y entonces sí lo platicamos y todas esas otras cuestiones que resultan tan acertadas como prepotentes, pues mejor te callas y sigues leyendo.

Uno pensaría que es inútil seguir escribiendo porque al ir leyendo su crítica uno se realiza de su capacidad de análisis tan impresionantemente parcial ―justo la parcialidad dominante―, y entonces ¿qué esperanza tendría cualquiera (yo, por ejemplo) contra la opinión de personajes tan imponentes y sordos como él? Si en algún momento alguien creyese que por escribir un Bestiario o saber de Poesía ya se es un buen escritor, ese alguien estaría equivocadísimo. Y si creyese que aun sin ello podría serlo, seguiría errando. Uno tiene que ser más político que intelectual y más intelectual que poeta para formar parte de los verdaderamente buenos; o, en su defecto, hacerse amigo de uno de ellos. Sin embargo, no hay esperanza para ti porque el prologuista aquél no ha dado tal orden.

Finalmente, cuando estuve a punto de abandonar mi vocación de escritor, encontré el gran consejo del maestro: simplemente, «escribir ―con los ojos fijos en el silencio».

Kobda Rocha

Calificación de Usuarios
[Total: 2 Average: 5]

Cast – All Change (1995)

Puntaje del Disco: 8

  1. Alright: 9
  2. Promised Land: 8
  3. Sandstorm: 8,5
  4. Mankind: 7,5
  5. Tell It Like It Is: 8,5
  6. Four Walls: 7
  7. Finetime: 8
  8. Back of My Mind: 8
  9. Walkaway: 7
  10. Reflections: 8,5
  11. History: 7,5
  12. Two of a Kind: 7,5

A la sombra de los grandes de la movida britpop: Blur, Oasis, Suede y Pulp, surgieron en paralelo en el Reino Unido de los años noventa otras bandas que merecen un poco del reconocimiento que no tuvieron fuera su país natal por aquellos años como es el caso de Cast.

Formados en Liverpool en el año 1993 por John Power (ex bajista de The La’s), quien tomó el control de la guitarra y voces, Peter Wilkinson en bajo, Liam «Skin» Tyson segunda guitarra y Keith O’Neill batería, el grupo rápidamente generó la atención de la discográfica Polydor y grabaría All Change (1995), un éxito inmediato transformándose en el debut más vendedor en la historia de dicho sello.

All Change, se nutre de verdaderos himnos de britpop guitarrero, tal es el caso de los sencillos “Alright”, “Sandstorm”, “Finetime” y “Reflections”, que rememoran por momentos a sus contemporáneos Suede, Kula Shaker y Oasis como así también a glorias británicas del pasado como The Who, Status Quo o The Kinks.

Aprovechando este impulso inicial Cast lanzaría dos CD’s más en los noventa, aunque sin los resultados esperados y nunca podría emular este primer trabajo, terminarían separándose a comienzos de la siguiente década para luego reformarse en 2010 y continuar buscando revivir glorias pasadas.

F.V.

 

Calificación de Usuarios
[Total: 1 Average: 4]

The God of High School: Primera Temporada

Puntaje de la Temporada:

  • Año: 2020
  • Género: Anime, Acción, Fantasía
  • Director: Park Sunghoo
  • IMDb Rating: (Votes: )

Seguir leyendo The God of High School: Primera Temporada

Calificación de Usuarios
[Total: 0 Average: 0]

New Order – Get Ready (2001)

Puntaje del Disco: 8

  1. Crystal: 9,5
  2. 60 Miles an Hour: 8,5
  3. Turn My Way: 8
  4. Vicious Streak: 7
  5. Primitive Notion: 8
  6. Slow Jam: 8
  7. Rock the Shack: 8,5
  8. Someone Like You: 7
  9. Close Range: 8
  10. Run Wild: 7

Cinco años sin trabajar juntos, ni verse las caras fueron suficientes para que los miembros fundacionales de New Order decidan reunirse en 1998 para conversar sobre el futuro del legendario conjunto inglés.

Tras el debate y seguramente muchas cervezas de por medio: Bernard Sumner, Stephen Morris, Peter Hook y Gillian Gilbert coincidieron en reaparecer ese mismo año en los festivales de verano europeos haciendo su retorno en el tradicional Festival de Reading para el deleite de sus fans.

Unos años después volverían discográficamente con el subestimado, Get Ready (dedicado a Rob Gretton manager de tanto de New Order como de Joy Division fallecido en 1999), álbum donde se alejarían por primera vez de su estilo electrónico y alternativo para renovar energías y enfocarse en la guitarra como protagonista principal de sus composiciones.

Get Ready abre con una declaración de principios con el magnífico “Crystal”, con sus vigorosas y sublimes melodías de guitarras y punteos bajo e incluyendo además otros singles fuertes como “60 Miles an Hour”, “Primitive Notion”, “Rock the Shack” (con la participación de Bobby Gillispie de Primal Scream) y “Turn My Way” (junto a Billy Corgan de Smashing Pumpkins).

Claramente New Order ha hecho en el pasado discos legendarios, de los mejores de la música británica en la década del ochenta en mi opinión, pero este disco marcó un convincente y expansivo regreso que pocos valoran y merece la pena su reivindicación.

F.V.

Calificación de Usuarios
[Total: 2 Average: 4.5]