guru-odio

El gurú del odio

Soy grande por viejo, no por sabio.

Obeso, grotesco, grosero y gruñón,

cuanto digo se torna en agravio:

guturo en garganta gargajo gorgón.

 

En mi barrio me llaman “El Ogro”

por grueso, por gurdo, por gordo y gañón.

Las fiestas idiotas las malogro;

me agradan los gritos de agudo terror.

 

Soy una persona peligrosa,

agreste garguero de grave garzón,

de alma negra y garrapatosa,

tengo agrio y podrido mi gris corazón.

 

Y mis garras agarran parejo

gobiernos, iglesias y grupos de acción.

¡Y hago guerra! No sólo me quejo.

Detesto a la gente por no hacer lo que yo;

 

por cobardes, por tilicos, por enclenques y agachones,

por alegres, por risueños, satisfechos y bufones.

Pero, ¡calma!, los perdono porque entiendo situaciones.

Los invito en este verso a volverse más gruñones.

 

Kobda Ggrrocha

Tu puntuación
(Votos: 2 Promedio: 3)

Deja un comentario