América para los americanos

Quiero dedicar esta digresión al honor de algunos discos sobresalientes de enormes bandas latinoamericanas, cuyo material ha alcanzado un nivel excelso de maestría, de talento, creatividad y excelencia. He aquí los grandes:

  1. Philosopher de los uruguayos Requiem Aeternam. Es un disco rarísimo pero buenísimo. Provoca esa sensación de estar escuchando un disco demostrativo de una banda prometedora con talento emergente. Dan ganas de ponerles un productor con genialidad, visión y experiencia. Además de lo musical, conceptualmente están muy intensos. En la portada hay un anciano filósofo, ciego, con sangre escurriendo por debajo de la venda que cubre sus ojos; así, sin poder ver con los ojos, extiende su mano hacia una luz divina que brilla en el cielo. En la contraportada ya sólo está la venda ensangrentada tirada en el suelo y en total oscuridad, como si el anciano filósofo hubiese encontrado la luz, quizás una luz de conocimiento. También los títulos de las canciones son excelentes: Rectitud, Sabiduría, Libertad, Pensamiento, Anticristo, Desesperación, y como si todo el viaje hubiera sido un largo camino a través de la oscuridad para alcanzar la luz, la última canción se titula Filósofo. Y todo esto ya sin mencionar las innumerables referencias literarias contenidas en el trabajo lírico del álbum. Simplemente genial.
  2. No Ink For A Self Portrait de la banda chilena Genuinos Extractos Nihilistas. Un álbum tristísimo, harto melancólico e impregnado con una desilusión existencial tan tremenda que estremecería a cualquiera que estuviese en posición de perseguir un éxito de antemano fallido. Una obra musical tan excelentemente bien construida, con lágrimas tonales y acordes dolorosos. Lírica y conceptualmente hablando, es uno de los mejores discos que se hayan concebido en la historia de este nuestro continente.
  3. Sea Of Deep Reflections de los también chilenos Lapsus Dei. Qué decir de este discazo sino simplemente que es una tormenta, un huracán, un maremoto musical y conceptual a mitad de este océano mundano que ha inundado los oídos de nuestra generación. ¡Maravilloso, simplemente, maravilloso!
  4. La Quimera De La Perfección de Avernal. Como alguna vez se había dicho ya de este álbum: “¡Un disco excelentísimo! Una pieza del talento argentino que resulta imprescindible para todo oído avezado en el arte de Euterpe. Por una parte, las nueve canciones que conforman este álbum transcurren magnánimas, con letras eminentes y musicalizaciones devastadoras. Musicalmente hablando, es poderoso, complejo, crudo, elevado, maduro y potente. El mensaje lírico es fabuloso, con letras increíblemente destructoras, rebeldes, resistentes, contestatarias, subversivas, pero además inteligentes, profundas, reflexivas, penetrantes e intelectuales incluso; tiene un significado tan humano, tan social, tan superior. Mírese la portada y descúbrase que ésa es exactamente la quimera de la perfección.”
  5. El Retorno A La Obscuridad de los legendarios Luzbel. Aunque en realidad éste es sólo un EP, esta esencial banda mejicana alcanzó con este material un nivel que parecía inalcanzable. El desarrollo compositivo de cada entrega y la inclemente habilidad instrumental de los músicos elevan esta pieza hasta la cima del éxito nacional. Además, porque sería crimen no mencionarlo, aderezado con el sublime y ya de antemano garantizado trabajo de producción a cargo del único y excepcional Dan Swanö.
  6. Mar De Aguas Amargas es una obra maestra nacida en Ecuador. Total Death nos entrega un álbum perfecto en todos sentidos: musical, compositivo, lírico, conceptual, auditivo y visual. El disco tiene de todo: colaboraciones, recitaciones, instrumentos conspicuos, atmósferas oscuras, ambientaciones nostálgicas y pasajes brutales, desesperantes, intensos, destructivos y trascendentales. Es una pieza completa, trabajada por manos expertas e inspiradas; un trabajo puesto en evidencia por la calidad musical de la banda, el talento sensitivo de los productores, la maestría técnica del equipo de grabación, la visión de los ingenieros de audio, el corazón de los ilustradores y la maravillosa hermandad que los une a todos para encumbrar esta magnífica pieza artística. Simplemente, una obra maestra.

Kobda Rocha

Deja un comentario