Robarse un beso

¡ I N C R E Í B L E   S U C E S O !

ASALTO AL ASILO

El pasado 21 de marzo del presente año, un grupo de jóvenes irrumpieron en una estancia para ancianos. Armados con metralletas automáticas, los asaltantes despojaron a los viejitos de todos sus besos. Los abuelitos perdieron todos sus ahorros, pues la mayoría había acumulado una gran fortuna de tanto esperar la visita de un familiar. El incidente dejó como saldo un muerto que se negó al robo, argumentando que era pobre y no tenía un solo beso que dar… y que, aunque lo tuviera, no se los daría ni aunque lo mataran. Testigos afirman que el fallecido era un funcionario público jubilado.

Kobda Rocha