Ben Harper – Diamonds On the Inside (2003)

Puntaje del Disco: 7

    1. With My Own Two Hands: 7,5
    2. When It’s Good8
    3. Diamonds On the Inside: 8
    4. Touch from Your Lust: 7
    5. When She Believes: 6
    6. Brown Eyed Blues: 7,5
    7. Bring the Funk: 8,5
    8. Everything: 6
    9. Amen Omen: 7
    10. Temporary Remedy: 7,5
    11. So High So Low: 8
    12. Blessed to Be a Witness: 6,5
    13. Picture of Jesus: 6
    14. She’s Only Happy in the Sun: 7

Diamonds on the Inside (2003), es el quinto esfuerzo de estudio del inquieto cantante y compositor estadounidense Ben Harper, el cual significó una piedra angular dentro de su repertorio por ser uno de los más emocionales y donde su clásico sonido de guitarras acústicas mejor se conjugo con una paleta de sonidos variada que van desde el world music, funk, el reggae el soul y el folk.

“La diversidad de estilos significa libertad de exploración”, afirmaba Harper y agregaría: “Si solo hiciera una cosa, mi vida sería mucho menos estimulante. Tengo la suerte de no saber quién va a ser el próximo en llamarme por teléfono”. Quien nunca se vio atraído por las luces de la fama ni por las fórmulas pasajeras que impongan la industria musical.

Diamonds on the Inside inicio a todo ritmo con la Marleyesca “With My Own Two Hands” y continua mejor aún con el country blues “When It’s Good” y la soberbia balada que dio el título a la obra. Promediando el disco el momento funk con “Brown Eyed Blues” y “Bring the Funk”, como así también merece las palmas y su veta más roquera en “Temporary Remedy” y “So High So Low”. El resto de los temas hasta el cierre continúa con el espíritu general del álbum con algún que otro relleno innecesario como “Everything” o “Picture of Jesus”.

Gracias a este tipo de lanzamientos Harper supo ganarse su reputación y que su nombre sea equivalente al de un héroe del under, valorado por sus colegas y por su público que a través del boca en boca fue divulgando su música por todo el mundo.

F.V.

Calificación de Usuarios
[Total: 1 Average: 4]

Deja un comentario