Ramones – Too Tough to Die (1984)

Puntaje del Disco: 7

  1. Mama’s Boy: 8
  2. I’m Not Afraid Of Life: 7,5
  3. Too Tough To Die: 6
  4. Durango 95:
  5. Wart Hog: 7,5
  6. Danger Zone: 5
  7. Chasing The Night: 6
  8. Howling At The Moon (Sha-La-La): 7
  9. Daytime Dilemma (Dangers Of Love): 8,5
  10. Planet Earth 1988: 8
  11. Humankind: 5
  12. Endless Vacation: 5
  13. No Go: 4

A mediados de la década de los ochenta vería la luz el octavo álbum de la banda punk rock neoyorkina, Ramones. Para este disco habrían varios cambios en lo que concierne a la banda, el primero es la expulsión final del baterista Marky Ramone debido a sus problemas con el alcohol, y lo que sería el primer álbum de Richie Ramone a cargo de la batería. Y como dato no menos importante, vuelve a producirles un disco el antiguo batería y productor de grupo Tommy Ramone.

Para el nuevo disco la banda tomaría un giro totalmente más pesado dejando atrás el punk rock clásico del grupo y las canciones pop melódicas de Joey. Inclinandose por el Hardcore-Punk y el Heavy Metal que estaban en pleno auge en esos momentos, aún así pueden apreciarse algunos destellos melódicos que aún convivían en la banda. Algo de esto se había visto en el disco anterior que tenía más presencia de riffs y protagonismo de Johnny en guitarra, pero que aquí termina de desarrollarse. La nueva inclusión de Richie le aporta solos más densos y pesados de batería al disco. Es quizá el álbum con más protagonismo compositivo del bajista y principal compositor de la banda Dee Dee Ramone, que compuso 9 de las 13 canciones y cantó en dos de ellas.

El disco abre con la pesada «Mama’s Boy» que quizás lo más flojo sea el estribillo porque por lo demás es buena y diferente a lo que la banda nos tenía acostumbrado. El segundo track es otra canción pesada «I’m Not Afraid Of Life» con aires oscuros al estílo Misfits, que cuenta con una letra algo existencialista por parte de Dee Dee. Luego continua «Too Tough To Die» que Dee Dee abre con su particular conteo, a partir de esta Joey comienza cantar con su característica voz melódica, canción que concibo como una de las más flojas del disco. A esta le sigue «Durango 95» una instrumental repetitiva de menos de un minuto, siendo lo instrumental poco común en la banda. De manera inesperada aparece «Wart Hog» una canción hardcore-punk y una de las dos que canta el bajista, de la letra mucho no se puede decir más que es una burla misántropa de la sociedad y el mundo en que vivimos, un tema que puede agradarte o puede parecerte totalmente repulsivo no tiene términos medios. Lo que si se puede destacar es la velocidad en que rapea cada palabra Dee Dee. «Danger Zone» es casi lo mismo que la anterior pero esta vez el Joey el que se encarga de cantar y rapear entre palabras alguna partes, una de las más flojas claramente del disco porque ni la letra ayuda a levantarle algunos puntos. Con la batería de Richie arranca «Chasing The Night» con una letra resacosa y sonidos que parecieran salidos de una consola, esta muestra un poco de mejora que las últimas pero aún así no termina de convencer. La siguiente «Howling At The Moon (Sha-La-La)» reafirma el sonido de la anterior que parece salido de una consola family, con una letra más positiva del bajista, demostrando sus estados atemporales y la bipolaridad que sufría Dee Dee. En la popera «Daytime Dilemma (Dangers Of Love)» se ve una evolución lírica de Joey que alguna vez demostró en «Here Today, Gone Tomorrow» que cuenta la vida y la historia de amor de una joven, al estílo Morrissey, una muy buena canción en la que también pueden escucharse fugazmente algunos teclados, definitivamente una de las mejores del álbum sino la mejor. El décimo track «Planet Earth 1988» con un riff repetitivo hasta el coro y un estribillo triste, contiene una de las mejores letras a mi parecer del disco y de la banda en general y esto como buen punto. Concientizando de las catástrofes que ocurren en el mundo. La siguiente con un ambiente más denso «Humankind» y un estribillo que no está a la altura, es similar en letra a la anterior pero a un nivel más bajo, critíca a las acciones de la humanidad. Volvemos a un estilo similar a la pista 5, la segunda cantada por Dee Dee que no supera los dos minutos, con estilo nuevamente hardcore, y varios cambios de ritmo, la letra extremadamente negativa y oscura pero sin mucho que decir también, los tempos de la canción son buenos pero no fueron acompañados por una buena letra y la voz rasgoza y descuidada de Dee Dee terminan de liquidar al tema. Se cierra el disco con «No Go» con ritmos de rockabilly y un Joey imitando la voz de Elvis, pero esto no alcanza para salvar a la canción que se repite por tres minutos y la letra deja mucho que desear.

Un disco algo bueno por una nueva propuesta musical que en algunos casos funciona, pero que en otros también es bastante irregular de la banda, que no lograba reivindicarse con un nuevo estilo en una nueva década en que ya los teclados y sintetizadores habían terminado de hacer desaparecer al punk.

Johnny Prz.

Calificación de Usuarios
[Total: 1 Average: 4]

Deja un comentario