Kevin Johansen – Bi (2012)

Puntaje del Disco: 7

Disco 1 Jogo (Subtropicalia):

  1. Amor Finito: 7
  2. Baja a la Tierra: 6,5
  3. Jogo (Subtropicalia): 6
  4. Tan Fácil 7,5
  5. Veredas de Agua:
  6. Vecino: 8
  7. My Name Is Peligro: 7
  8. Alta, Fea y Linda: 7,5
  9. Milonga Que Pasó: 7
  10. Picaflor: 8
  11. Nunca Digas Siempre: 8
  12. Whyoh: 6
  13. Chacarera del Deseo (Cómo Pega El Sol): 8
  14. Waiting For The Sun To Shine: 8,5
  15. Buenos Aires Río: 6
  16. Nieva en Buenos Aires: 7

Disco 2 Fogo (Pop heart) :

  1. Y Sigo (Canción de autoayuda para mi): 6
  2. No Digas Quizás: 7,5
  3. Down in the Forest (Son Many Lovers): 8
  4. Glass: 6,5
  5. Party Girl (Love You to Death): 9
  6. Basta De Rastas (Rastars & Rockstars): 3
  7. Seventeen: 6
  8. Apocalypso: 3,5
  9. No Tiene Nombre: 5
  10. Los Tics Del Jazzero (Ticks of the Jazz Man): 6
  11. Dark Side of Me: 7,5
  12. Everybody Knows: 8
  13. Modern Love: 8

En Bi (2012), Kevin Johansen, junto a su banda The Nada, hacen gala de sus raíces y su versatilidad para ofrecer un compacto doble con ritmos diversos, dividio en su primera mitad por música folk subtitulado Jogo (Subtropicalia) y una segunda parte pop-rock denominado Fogo (Pop heart), con infaltables temas interpretados en ingles.

“Barajando un poco el concepto del disco doble, se me venía a la cabeza lo de Bi. Por supuesto la gente va a pensar en bisexualidad, pero sucedió una cosa casual, o no, que fue que mi hermana encontró dos retratos de nuestros padres cuando eran jóvenes. Vi claro que esa era la portada, porque uno piensa que todos venimos de un padre y una madre, somos literalmente bisexuales, mitad hombre mitad mujer, aparte de la orientación sexual de cada uno que luego viene con la vida. Hay tantas sexualidades como personas en el mundo, y pasa lo mismo con las sensibilidades musicales. Pero pasaba más por el lado bicultural y bilingüe. De hecho, entraban todos los bi de la vida.” Así justifica Johansen el nombre de su nuevo disco.

Sobre la idea de dividir el disco por estilos explicaría lo siguiente: “Alrededor del 2009 y 2010, comencé a grabar material acústico, folclórico, que tenía que ver con cosas que habían quedado fuera de Logo (2007) y que me gustaban. Había barajado ya la idea de Jogo y Fogo como tres patas de Logo y, bueno, el disco folclórico fue tomando forma, con sonidos del sur pero con una mirada, desde la Argentina, hacia Uruguay y Brasil. Me interesaba seguir colaborando con artistas uruguayos y brasileños, como Fernando Cabrera y Daniela Mercury, además de algunos músicos especialistas en cada estilo. Me gustaba también la palabra «subtropicalia», como homenaje a los tropicalistas de Brasil. Por otro lado, me junté con Tweety González, un productor acá famoso que trabajó mucho con Cerati y con Spinetta. A mí me gustaba también la idea de hacer un álbum más rockero. Ahí nos juntamos el año pasado y empezamos a grabar un material que él eligió de canciones mías, muchas que no habían visto la luz, como algunas composiciones de los noventa. Así fue tomando forma Fogo (Pop heart).”

Bi cuenta con sus buenos momentos en sus dos versiones como “Vecino”, “Picaflor”, “Nunca Digas Siempre”, “Chacarera del Deseo (Cómo Pega El Sol)” y “Waiting For The Sun To Shine” en su faceta folklorica, y “Down in the Forest (Son Many Lovers)”, “Party Girl (Love You to Death)”, “Everybody Knows” (cover de Leonard Cohen) y “Modern Love” (clásico de David Bowie) en su parte rockera. Pero como todo disco largo (larguísimo) cuenta con bastantes rellenos y temas descartables que lo convierten en inconsistente especialmente en su segunda mitad como “Basta De Rastas (Rastars & Rockstars)”, “Apocalypso” o “No Tiene nombre”, por nombrar algunos.

Por aquellos años Kevin comenzó a consolidad su sociedad artística con el dibujante Liniers, con la idea de dibujar en sus conciertos mientras sonaba su música, relación contada mejor por el cantante de la siguiente manera: “Con Liniers sucedió algo muy bonito, y fue que encontramos una afinidad estética partiendo de disciplinas diferentes. Lo normal es que esto te ocurra con un colega de la misma disciplina, como me ha pasado con Paulinho Moska, de Brasil. Creo que Liniers tiene un juego solapado con lo naíf, con la ingenuidad aparente, y por debajo te tira la zancadilla, y te obliga a una segunda lectura. De algún modo, a mí me gusta hacer algo parecido desde la canción. Me gusta tirar una frase que pueda parecer una joda, o una línea engañosa, y después darle la vuelta, o hablar de algo aparentemente inocente y después poner la zancadilla, y referirme a algo político o a algún desengaño amoroso.”

F.V.

Calificación de Usuarios
[Total: 1 Average: 4]