Unce Upon a Time in Hollywood

Puntaje de la Película:

  • Año: 2019
  • Director: Quentin Tarantino
  • Género: Comedia, Drama, Suspenso
  • Reparto: Leonardo DiCaprio, Brad Pitt, Margot Robbie, Dakota Fanning, James Marsden, Timothy Olyphant, Emile Hirsch, Damian Lewis, Clifton Collins Jr., Bruce Dern, Al Pacino, Nicholas Hammond

Lo mejor: El marcado estilo del director, grandes escenas, mejores actuaciones.

Lo peor: Su larga duración y un hilo narrativo por momentos confuso.

La novena película de Tarantino se había gestado bajo una enorme expectativa; desde que se anunció su lanzamiento tanto sus fanáticos a ultranza como sus detractores o no tan aficionados, no pudieron evitar ponerle un ojo. Las dudas al principio sobre su ambientación aumentaron el deseo por saber que era lo que el oriundo de Tennessee se traía entre manos; de hecho los rumores iniciales indicaban que la temática central iba a ser la familia Manson, mostrando la vida del famoso asesino de los Estados Unidos, pero luego de los primeros tráilers (y sobre todo después de ver el filme) comprobamos lo lejos que está de ser eso.

La película está ambientada en Hollywood a fines de los ´60 y comienzos de los ´70, queriendo mostrar la vida tanto de actores como de personalidades importantes dentro de éste ámbito; a su vez se muestra al movimiento hippie a flor de piel, acorde con esos años; la mansión Playboy, las fiestas descontroladas y los excesos no van a faltar, todo esto con una dirección ejemplar de Tarantino, tomándose su tiempo para desarrollar cada escena y sabiendo equilibrar entre la comedia y el drama con una sencillez sorprendente. Si estas relacionado con su filmografía, no te va a decepcionar.

El director toma personalidades reales y las va mezclando con personajes inventados en pos de enriquecer la narrativa. Tal es así que en el filme aparecen representados tanto el director Roman Polanski como su esposa en ese momento Sharon Tate (interpretada por una espectacular Margot Robbie), y sin embargo los protagonistas son dos personajes ficticios: Rick Dalton (DiCaprio) y Cliff Booth (Brad Pitt); ambos llevándose todos los focos del filme. Rick Dalton es un actor que empieza a sentir que sus mejores años ya pasaron y está en un pronunciado descenso creativo y laboral, y por el otro lado Cliff Booth es su doble, viviendo siempre a la sombra de lo que su amigo producía.

Desde ese tema central se desprenden una gran cantidad de historias y situaciones que van construyendo el film en sí. Quentin vuelve a utilizar varios recursos que lo hicieron famoso y que lo trajeron hasta acá, tales como: la comedia negra (chistes racistas nunca faltan), el odio contra ciertos sectores específicos (el desprecio del personaje de Brad Pitt hacia los hippies por momentos parece exagerado) y la violencia (la escena final es un deleite visual) vuelven a aparecer para dejar su marca en esta obra.

No queremos develar demasiado lo que sucede para que el espectador se pueda sorprender con lo que ocurre, puesto que el filme consta de ciertos giros y momentos inesperados que terminan de redondearlo. Tal vez, lo más criticable de la obra sea su duración, sus 2 horas y 40 minutos parece demasiado para lo que es el filme; si bien no llega al nivel de aburrirte, hay escenas y momentos que tal vez pudieron haber evitado y que aportan muy poco a la narrativa. Su otro punto flojo, es que en ningún momento la película parece querer contar una historia lineal (como si tenían otras películas de éste director) si no que busca mostrar la idiosincrasia y la vida de esos años a través de situaciones particulares y características. Esto para algunos puede llegar a resultar confuso, al punto de no saber qué historia se quiso contar en el filme.

Así y todo es muy complejo analizar una obra tan amplia de un tirón por lo que seguramente le dé un segundo e incluso un tercer visionado, pero la primera sensación que me dejó fue de satisfacción, si uno sabe lo que va a buscar lo va a terminar encontrando en ésta nueva película de Tarantino. De hecho si te gusta el cine de esos años, la vas a amar aún más, puesto que tiene una enorme cantidad de referencias hacia estas películas y toda su mitología, que la convierten en una declaración de amor al cine para los amantes del cine.

De la música mucho no se puede agregar, fantástica como siempre, ya no es nuevo que Tarantino utiliza su banda sonora como elemento narrativo para construir o definir una escena y ésta no es la excepción; impecablemente elegida, de una exquisitez auditiva increíble y que aportan de enorme manera a la película. Porque lo importante no es sólo elegir una buena canción o componerla, sino que es elemental saber utilizarla y Quentin a dado como siempre una muestra de cómo hacerlo. Desde Los Bravos, pasando por Deep Purple hasta Simon & Garfunkel, toda una odisea.

Párrafo aparte para el final, es en los últimos minutos en los que vemos al director exprimir su máximo potencial y nos brinda una escena que deja a todo el mundo boquiabierto como intentando explicar la semejante locura que acabo de suceder. Y si bien el final está inspirado en un hecho real, el director se toma sus licencias para cambiar algunos sucesos de la Historia, como ya había hecho con “Bastardos Sin Gloria (2009)”.

En resumen, Tarantino vuelve a ser Tarantino, tanto si sos fanático como si no, recomiendo encarecidamente el filme, es cierto que puede resultar largo por momentos, pero eso no quita la enorme importancia y el valor artístico que tiene ésta película. Una comedia, un drama; en fin, una película de Tarantino.

Germán Albariño

Calificación de Usuarios
[Total: 2 Average: 4.5]

Deja un comentario