La Portuaria – Me Mata La Vida (2001)

Puntaje del Disco: 7,5

  1. Aya: 8,5
  2. Arde7
  3. Me Mata La Vida: 6,5
  4. Cumbiecita: 6
  5. Me Tengo Que Ir: 8
  6. El Sueño Americano: 6
  7. Se Va Corriendo: 6,5
  8. Rodando Con El Viento: 7,5
  9. Dame Una Pista: 8
  10. She Says Goodbye7
  11. Ojos Color Del Tiempo (versión mapuche):
  12. Ojos Color Del Tiempo: 7
  13. Dentro De Mí: 7,5
  14. Mañana Nunca Se Sabe: 6
  15. Cerca Del Cielo: 8,5

La Portuaria decidió hacer un impasse en su camino tras atravesar un gran momento en la década del noventa acaparando la atención en especial gracias a su gran hit, “Selva” y a su mezcla de estilos dificil de encasillar.

“Volvemos con La Portuaria porque nos dimos cuenta de que había que recuperar la identidad del grupo, algo que forjamos durante mucho tiempo, y porque sentimos que es un proyecto al que le podemos agregar todo un nuevo contenido”, explicaría el carntante Diego Frenkel a mediados del año 2000, cuando retomaría contacto con su principal socio el tecladista y acordeonista Sebastián Schachtel.

Me Mata La Vida (2001), alterna entre ritmos freneticos y temas relajados, retondo su clásica intención de mixturar ritmos del mundo con el rock y a su vez evidenciando una evolución compositiva de la dupla Frenkel-Schachtel a quienes se le suman Colo Belmonte en batería, Alan Ballán en bajo, José Balé en percusión, Damián Nisensohn en vientos y Coqui en trompeta.

En esta segunda etapa la banda tuvo cinco lanzamientos de estudio hasta que en 2010 abandonarían el proyecto definitivamente, dándole vida a una activa carrera solista de Frenkel quien continúa aún hoy firme con esta idea cuando se le consulta acerca de nuevos planes de reformar La Portuaria: “Ahora estoy más que nunca metido de lleno de una carrera solista, me siento muy bien plantado en lo que estoy haciendo. Hace un tiempo que La Portuaria ya no está y aquello fue un ciclo divino. Lógicamente este es un momento donde tengo muy claro todo lo que quiero hacer como solista ,pero con la salvedad de que no abandono nunca el espíritu grupal sobre como plantear este trabajo”.

F.V.

Nothing But Thieves – Broken Machine (2017)

Puntaje del Disco: 9

  1. I Was Just a Kid: 9,5
  2. Amsterdam: 10
  3. Sorry: 8,5
  4. Broken Machine: 9
  5. Live Like Animals: 9
  6. Soda: 8,5
  7. I’m Not Made by Design: 10
  8. Particles: 10
  9. Get Better: 8
  10. Hell Yeah: 9
  11. After Life: 8
  12. Reset Me: 9
  13. Number 13: 10

En un mundo donde la sociedad cada vez está más y más enfocada en ir de fiesta, salir de divertirse y hacer de todo menos enfrentar sus problemas, llega este disco, Broken Machine, por parte de una de las bandas “promesa” del Rock actual, con un estilo bastante dinámico que pasa de lo energético a lo tranquilo canción a canción.

Después de atravesar por una depresión bastante fuerte, el cantante de esta agrupación, Conor Mason, toma lo mejor y lo peor de la experiencia para construir bastante bien este álbum. Cada tema sin lugar a dudas te transmite lo que debe transmitir, como el enojo en “Amsterdam”, o la tristeza e impotencia en “Particles”. Y a pesar de tener letras un poco abstractas, como el caso de “Sorry”, que sin ver el video la gente podría darle diversas interpretaciones, es una canción que transmite arrepentimiento. Sin olvidar mencionar que al prestar atención a las letras se pueden encontrar mensajes de protesta a la religión y el sistema que actualmente rige al mundo, tal es el caso de “I’m Not Made By Design” y “Live Like Animals”.

Esta banda hace un uso muy acertado con las nuevas tecnologías como sintetizadores, octapads, pedales de guitarra y bajo, además de contar con una producción que sobra de calidad, las baterías y los bajos potentes con los que cuenta cada canción, que dan solidez al sonido que Nothing But Thieves fue formando desde su anterior álbum. Los contrapuntos que hacen ambas guitarras y la potente voz del intérprete hacen denotar minuto a minuto el compromiso que estos chicos tienen con entregar un trabajo de calidad. Sin embargo, el disco cuenta con un par de canciones que bien podrían ser catalogadas de relleno, como el caso de “Get Better” y “After Life”, ya que considero que incluso sin ellas la narrativa se mantiene bastante constante.

El trabajo más notable de esta agrupación puede verse reflejado en vivo. Nothing But Thieves es una banda que mantiene encendida la llama del rock, que con su estilo musical y sonido puede lograr mucho más que otros grupos actualmente que han olvidado la parte más importante de la música: sentir.

Jack In Blue