Tom Waits – Swordfishtrombones (1983)

Puntaje del Disco: 7

  1. Underground: 7
  2. Shore Leave: 7
  3. Dave The Butcher: 4
  4. Johnsburg, Illinois: 7
  5. 16 Shells From A Thirty-Ought-Six: 9
  6. Town With No Cheer: 6
  7. In The Neighbourhood: 8,5
  8. Just Another Sucker On The Vine: 6,5
  9. Frank’s Wild Years: 7
  10. Swordfishtrombone: 8
  11. Down Down Down: 7,5
  12. Soldier’s Things: 7
  13. Gin Soaked Boy: 7,5
  14. Trouble’s Braids:
  15. Rainbirds: 5

Tal vez el disco más revolucionario y también sobrevalorado de la discografía de Tom Waits. Sí, estamos ante otra crítica polémica de Persi Music, en uno de los discos más aclamados de Waits, Swordfishtrombones.

Swordfishtrombones es el octavo disco de estudio de su carrera que hace un quiebre rotundo de lo que veníamos escuchando de él. Tom deja de lado las baladas a piano y los arreglos orquestales a los que nos tenía acostumbrados para hacer un álbum que es puro Avant Garde. Para ello recluta una banda de Jazz experimental caracterizada por su atípica instrumentación, que se puede apreciar a lo largo de todo el álbum.

Como resultado Swordfishtrombones es un álbum trasgresor, con un estilo que le sienta bien a Tom Waits, para realzar lo que ya venía demostrando en algunos de sus trabajos previos: su genial y auténtica locura. Una cualidad que es aún más valorable si tenemos en cuenta el año en que fue editado el disco, en los ochenta, momento en que los grandes artistas de los setenta demostraban una gran debacle generalizada inducida por lo que era popular aquel entonces.

Sin embargo, pese a que Tom Waits fue contra la moda evolucionando en su estilo, Swordfishtrombones tiene un gran problema, sus canciones son en su mayoría intrascendentes, inmemorables. Ya desde “Underground” un tema que se realza en su minimalismo, empieza a generar esa sensación de que lo que hace es original pero nunca termina de despegar. También apela al Spoken Word en canciones como “Shore Leave”, que si bien es atípica, sin melodía para apreciar deja sensación a poco. Justamente, en un disco tan experimental como este las melodías son las grandes ausentes. En pocos momentos del álbum llega a aparecer algo destacable en ese sentido, como sucede en “16 Shells From A Thirty-Ought-Six” y “In The Neighbourhood”, que son de lo más convencional del disco.

El resto de Swordfishtrombones se mueve más o menos en esas variantes. Algunos cortes instrumentales intrascendentes, algún fragmento a piano lento y aburrido, algún Spoken Word como viñeta decorativa y algunos momentos de Blues Rock más o menos entretenidos. Es un buen disco que da que hablar más en su fórmula que en su sustancia.

Persy

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s