Oceansize – Effloresce (2003)

Puntaje del Disco: 8,5

  1. I am the Morning: 8,5
  2. Catalyst: 9,5
  3. One Day All This Could Be Yours: 7,5
  4. Massive Bereavement: 8,5
  5. Rinsed: 8
  6. You Wish: 9
  7. Remember Where You Are: 8
  8. Amputee: 8,5
  9. Unravel: 8
  10. Women Who Love Men Who Love Drugs: 7
  11. Saturday Morning Breakfast: 7,5
  12. Long Forgotten: 7

El progresivo no ha dado mucho de qué hablar durante la década de los noventa, o principios de los 2000’s. Es decir, a muchas de las grandes bandas de los 70’s se les murió la creatividad con la década de los 80’s (a excepción de algunas como Rush, IQ o Marillion, claro está). La época dorada ya había terminado y en los 90’s si bien predominaban algunas como Porcupine Tree (aún dentro del terreno under, hasta el disco Lightbulb Sun), Fates Warning (con sus mejores lanzamientos con Ray Adler como vocalista), Ayreon, entre otras, trataron de florecer un poquito esta situación.

Pero si bien la primera de estas bandas llevó al progresivo a la vida de nuevo (con el ya reseñado In Absentia), esta joven y nueva banda, llamada Oceansize, llega como un meteoro dentro del “revival” del progresivo, y nos presentan hasta ahora su sorprendente debut llamado Effloresce dentro del año 2003, marcando el definitivo regreso del rock progresivo bueno y modernizandolo totalmente, con tintes psicodélicos de los años 60’s.

Básicamente en esto último se basa Oceansize, formados en 1998 por su grandísimo líder y vocalista Mike Vennart. A{un siguen siendo una banda de la cual hablar. Por algo es considerada una de las bandas de progresivo modernas más prolíficas de los últimos años, incluso después de su triste y lamentable separación en 2011.

Las influencias de Oceansize abarcan desde Tool, Black Sabbath, hasta terrenos de Post-Rock sumamente locos como una versión maníaca de Mogwai, o hasta de Slint y My Bloody Valentine. Es una banda con un estilo totalmente único y definido por lo cual en otras bandas futuras no tardaremos en encontrar y hacer referencia a su increíble y exquisita música. Su debut para algunos marca un regreso dentro del género… Es un disco totalmente viajero, espacial y psicodélicamente completo.

Sin embargo es una cosa de loco poder acceder a este disco a la primera, su duración es de 75 minutos y debido a la gran psicodelía y complejizadas armonías se tendría que escuchar paso por paso cada track. El disco abre de manera excelente con “I Am The Morning”, un instrumental que si bien difiere mucho del sonido del disco, los primeros arpegiados te sumergen dentro de un ahogo inmenso hacia las profundidades atmosféricas más bajas. Y es una iniciativa perfecta para pasar a “Catalyst”, probablemente la mejor pista del disco. Es una canción llena de atmósferas y un ritmo Post-Metal totalmente único y marcado con una claridad dentro de los versos para pasar a un trabajo más sucio dentro del estribillo y algunas partes más como los estructurados poco comunes de los puentes o bien el final de la canción.

Dentro de las siguientes partes del álbum, el trabajo hecho sigue siendo exactamente el mismo, solamente que nos encontramos con un montón de atmósferas psicodélicas que bruscamente cambian a acordes y progresiones más agresivas, tal es el caso de “Massive Bereavement” que tiene un cambio totalmente drástico del principio al final, con brutales riffs y una batería esquizofrénica sobre la última parte de esta épica pieza de 10 minutos. También encontramos pura psicodelía a lo indie dentro de tracks como “Amputee”, y las 3 últimas piezas del disco (siendo “Saturday Morning Breakfast” una de las más agresivas, casi al mismo nivel de “Massive Bereavement”), aunque sean las menos convencionales para mi gusto.

Después, dentro de las más accesibles, se encuentra “You Wish”, que tiene una progresión de acordes bastante importante, al igual que “Catalyst”. Esta canción es la segunda mejor del disco, y se asemeja junto a “Remember Where You Are” un poco con la influencia de Radiohead, jugando con acordes de Tool o elementos de Shoegaze.

Y finalmente, puedo añadir que es un disco bastante interesante, pero a mí, a pesar de varias escuchas, no lo he podido analizar completamente, puesto que su duración es bastante larga (unos 75 minutos) sobre todo si no estás familiarizado con estilos como el shoegaze, o el post-metal, y menos si se trata de un disco progresivo, por lo cual, es muy difícil de acceder a la primera escucha.

Podríamos decir que con este debut, Oceansize se consolidó desde el principio como una banda única dentro del estilo progresivo que marcaban. Venart actualmente es una figura influyente dentro del rock psicodélico moderno y todo su trabajo en la banda lo dice todo. Effloresce es, a más de 15 años de su publicación, uno de los álbumes más importantes dentro de lo que sería el rock progresivo moderno, influyendo tanto a bandas como Porcupine Tree (que Steven Wilson los citó como influencia para sus siguientes trabajos), Riverside, entre otras.

Un disco recomendable para los más fieles seguidores del rock más complejo y diverso, acá tienen su plato, y su postre de paso.

Toto

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s