Foo Fighters en Argentina y la odisea para volver a verlos

El show que “No One Knows”

Originalmente el título que iba a tener esta nota era “Foo Fighters y Queens of the Stone Age en Argentina”. De hecho este poderoso combo de bandas era el atractivo principal para comprar las entradas de su presentación en Velez. Porque si bien Foo Fighters es una banda lo suficientemente convocante, pero si le sumamos a Josh Homme y compañía en la previa el poder se duplica.

Sin embargo, cuando fuimos a las inmediaciones del estadio nos encontramos  con algo que no esperabamos: una organización que era un desastre, un TOTAL DESASTRE que nunca viví en los numerosos recitales a los que asistí en mi vida.

La entrada al campo era una doble fila (casi tripe) que era interminable y que avanzaba a paso Walking Dead monótono sin piernas. Eran fácil unas 15 cuadras de gente que llegaba hasta debajo de la autopista y parecía que nunca daba la vuelta. Y no había una sola persona de la organización (estaban todos reunidos boludeando literalmente en la entrada del estadio), sin policías (contamos 7 con toda la furia) y ni una condenada valla. Con el precio que pagamos inexplicablemente las únicas vallas estaban en la entrada y no cubrían más de 30 metros de longitud. Además había más vendedores de cerveza fría que gente de la organización.

En otras palabras, la organización para entrar al estadio fue tan deplorable que nos perdimos el recital de Queens of the Stone Age… E incluso pensamos que también nos perderíamos la presentación de Foo Fighters.

Hay que destacar la actitud de la gente que nunca perdió la cordura en semejante desastre organizacional, auto ordenándose para seguir la improvisada cola para entrar comiéndose toda su bronca. En el mientras tanto se escuchó el hit del verano “M.M. L.P.Q.T.P.”.  Y si tenías celular se podían ver los Twitts de lo que opinaba la gente al respecto, donde mencionaban que irían a Defensa del Consumidor por la estafa y mofándose del nombre del organizador “All Access”.

Llamativamente pasadas las 21hs, la fila adoptó un paso veloz hasta que finalmente pudimos entrar al estadio. Abriendo el interrogando de: ¿Por qué corno no iba a esa velocidad antes?

En fin, llegamos a entrar a la cancha de Velez a las 21:30hs, cuando Queens of the Stone Age ya había terminado. Perdiendo así parte del dinero que pagamos por ellos en la entrada y la posibilidad de escuchar al menos un mísero acorde de ellos, porque los teníamos a 10 insufribles cuadras de distancia mientras tocaban.

Foo Fighters en su “insane” último show de su tour

Ya dentro del estadio, la cantidad de gente que había en el campo desbordaba. Y se podía ver el tipo de público que fue a verlos. Mayormente gente de entre 25 y 35 años, entre quienes abundaban más las remeras de Nirvana que las de Foo Fighters.

Alrededor de las 21:45hs los Foo saldrían al escenario interpretando “Run” (tal vez la mejor canción de su último disco) y arrancando así un torbellino desenfrenado de clásicos. La sucederían rápidamente “All My Life”, “Learn to Fly” y “The Pretender”. Luego aparecería otra destacada de Concrete and Gold, “The Sky Is a Neighborhood”, para luego dar lugar a temas de Wasting Light (su mejor álbum a la fecha), como “Rope”, en una versión extendida por su improvisación instrumental, “Walk” y “These Days”. En el medio tocarían “Sunday Rain” con Taylor Hawkins como vocalista principal y una versión semi lenta de “My Hero”.

El Show después se tomaría un respiro para que Dave Grohl interactúe con la gente con todo su carisma y sus expresiones cómicas. Hay que decirlo Dave es un verdadero Rockstar que disfruta de lo que hace y que puede llegar a ser hilarante con sus salidas. Taylor lo segunda en ese sentido, siguiendo sus chistes, y es un personaje que no sé si disfruta más martillar su batería o hacerse el Freddie Mercury cantando. Justamente en este interín Dave presentaría a cada integrante del grupo, quienes improvisarían brevemente un par de temas de Queen como “Another One Bites the Dust” y “Love of My Life” para presentarse. Además de “Blitzkrieg Bop” de los Ramones y una extraña interpretación que tenía la base de “Imagine” en teclado, mientras Grohl cantaba “Jump” de Van Halen sobre la misma. Y para cerrar este impase Taylor se daría el gusto de cantar “Under Pressure”.

Y a modo agradecimiento Grohl improvisaría una canción que llamaría “Argentina I Love You”. Dave en ese sentido siempre destacaba la locura de la audiencia argentina y lo que le encantaba sus coreos y terminar su tour en este país por ese motivo.

Con “Monkey Wrench” (un himno del Punk Pop al igual que “Breakout”) retomarían su vorágine de clásicos hasta que finalmente tocarían “Best of You” para hacer a todo trapo su primer aparente cierre.

En el encore final interpretarían 3 canciones finales (en parte negociadas en pantalla mientras se los esperaba con entusiasmo). La primera “Dirty Water” con sus coristas que por momentos parecían desatinar, luego la enérgica “This Is a Call” para luego darle lugar a la inmortal “Everlong”.

Fue un muy buen recital de Foo Fighters, donde se pudo escuchar sus canciones más esenciales demostrando la buena forma del grupo. Y si bien fue algo traumática la previa (y siento que tengo una mufa con ellos porque la vez anterior que vinieron se llovió todo), su presentación taparía el mal trago vivido.

Persy

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s