Led Zeppelin – Celebration Day (2012)

Puntaje del Disco: 8,5

Disco 1:

  1. Good Times Bad Times: 8,5
  2. Ramble On: 8,5
  3. Black Dog: 9
  4. In My Time of Dying: 9
  5. For Your Life: 8
  6. Trampled Under Foot: 8,5
  7. Nobody’s Fault But Mine: 7,5
  8. No Quarter: 8,5

Disco 2:

  1. Since I’ve Been Loving You: 8,5
  2. Dazed and Confused: 8
  3. Stairway to Heaven: 8,5
  4. The Song Remains the Same: 7,5
  5. Misty Mountain Hop: 9
  6. Kashmir: 9,5
  7. Whole Lotta Love: 9
  8. Rock and Roll: 8,5

¡Que viva el Rock! Celebration Day es el disco en vivo que evidencia nada más y nada menos que uno de los retornos más celebrados de una de las bandas más importantes de la historia. Es el retorno de Led Zeppelin después de mucho tiempo, por eso está muy bien puesto el nombre Celebration Day, pese a que la canción no integró el setlit.

La reunión de Zeppelin es un verdadero hito. Es algo que no se venía dando desde la separación del grupo. Lo más cercano fue el dúo que Plant y Page hicieron en los noventa para editar un par de discos, y que generó cierto malestar en John Paul Jones. Pero finalmente luego de limar asperezas los 3 integrantes de Zepp decidirían reunirse para brindar un recital en el London Arena el 10/12/2007. Y como batero, ante la ausencia de John Bonham, su hijo Jason le haría los honores para cumplir la difícil tarea de reemplazarlo.

Y en esa presentación son conscientes que no están en su época de gloria pero simultáneamente no desatinan. Los viejos piolas realmente rockean. Suenan pulverizantes, con una capacidad de sacudirte con su energía que podía ser impensada para su edad. Es Led Zeppelin nada más y nada menos señores. Es cierto que Plant a esta altura de su vida no está para llegar a los tonos tremendos que tenía en los setenta y que hasta puede olvidarse algunas líneas, pero su capacidad como vocalista está intacta y así lo venía demostrando en su carrera solista. El prodigioso Page con su pelo canoso, que lo hace parecer más místico que en su época de gloria (y también una especie de chino mafioso), y pese a los rumores de artritis, hace un esfuerzo tremendo en guitarra para reproducir los difíciles riffs y solos de Zeppelin. Jones, el tipo de perfil bajo de la banda, sigue con ese papel pero con un aporte que siempre es importante. Mientras que Jason Bonham, se podría decir que su padre estaría más que satisfecho con su trabajo.

Con mucha actitud, Led Zeppelin hizo un recial frenético, que no te da respiro desde el inicio con “Good Times Bad Times” y cuya principal virtud es la solidez que demuestran en todo momento, sin hacerse tanto los virtuosos pero sin dejar de disfrutar lo que hacen y sin olvidarse de lo que son.

En cuanto a la selección de temas, en el primer disco se podría decir que tenemos los temas menos rutilantes, a punto tal que raramente incluyeron a “For Your Life”, que tiene el condimento especial de que nunca en su vida la habían interpretado en vivo y no suena nada mal. Entre ellas se destacan “Black Dog” como la más movilizante y “In My Time of Dying” como una verdadera epopeya rockera.

El segundo disco en cambio sí tiene los clásicos más reconocidos. Sin embargo, en canciones como “Since I’ve Been Loving You” se evidencia la edad que tienen. Ni a Jimmy ni a Robert se les puede pedir tanto en guitarra y en voz, para una canción tan exigente e impresionante. Pero la sobrellevan muy bien. Lo mismo sucede en “The Song Remains the Same”, donde Jimmy es un poco desprolijo en sus distorsiones de guitarra. De hecho en “Dazed and Confused” ofrece más distorsiones que solos de guitarra. Pero lo que hace igual es entretenido y la banda nunca aburre.

La versión de “Stairway to Heaven” no será la original pero también es muy buena. Sin embargo, lo mejor de este segundo disco aparece en la segunda mitad. “Misty Mountain Hop” es una verdadera sorpresa porque resulta ser uno de los números más divertidos y consistentes de su presentación. En “Whole Lotta Love” le ponen muchísima onda, no solo interactuando con la gente, sino en la interpretación general. Pero la más impresionante es “Kashmir”, que suena realmente gigante, a punto tal de emocionarte.

En el encore final interpretarían “Rock and Roll”, una canción infaltable, que es la insignia de lo que son, uno de los mejores grupos de Rock de todos los tiempos. Y así lo plasmaron en este disco, que si bien no es la mejor presentación que tuvieron, es un registro tan sólido como emotivo.

Persy

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s