Ty Segall – Emotional Mugger (2016)

ty-segall-emotional-mugger-2016

Puntaje del Disco: 8

  1. Squealer: 8
  2. Californian Hills: 7,5
  3. Emotional Mugger/Leopard Priestess: 8,5
  4. Breakfast Eggs: 7,5
  5. Diversion: 7,5
  6. Baby Big Man (I Want a Mommy): 7
  7. Mandy Cream: 7,5
  8. Candy Sam: 9
  9. Squealer Two: 8
  10. U.O.T.W.S.: 5
  11. The Magazine: 7

2015 fue el primer año sin que Ty Segall sacara un álbum de estudio como solista, pero para compensar apenas empezó el 2016, cuando el garagero sacó a la luz un nuevo disco, mostrando un cambio en su enfoque, ya que por primera vez dejó a un lado su guitarra dedicándose a ser un frontman puro y dejar las labores musicales a una nueva banda estelar bautizada “The Muggers” y conformada por nombres de la escena de Garage de California tales como Mikal Cronin, Kyle Thomas (King Tuff) y Emmet Kelly.

Segall necesitaba un cambio de aires, y en Emotional Mugger llegó al punto de formarse un nuevo alter-ego (Sloppo), una especie de bebé psicópata y crear una especie de disco conceptual que gira alrededor de dos conceptos: Bebés y dulces (este último una adicción de la vida real de Segall). Esto llevó a demenciales presentaciones en vivo donde Segall ataviado con una máscara de bebé, babeaba sobre su audiencia, lloraba, demandaba a su mamá y repartía dulces, afirmando que todos no somos más que bebés crecidos. Lo que si es que detrás de toda esa fachada de locura, el procedente de California pareciese querer dar un mensaje de alerta contra el consumismo desenfrenado de nuestra era y el daño social y emocional provocado por la dependencia a la tecnología (de ahí viene el concepto de “Emotional Muggin”).

En cuanto a los temas del disco, en este perdura un estruendoso Glam-Garage con un fuzz mas sucio que nunca que en ningún momento se detiene, contrastando con el melódico Manipulator y el folk de Sleeper, sus anteriores dos discos que le catapultaron al reconocimiento. Aquí nos encontraremos un par de temas llamativos en “Emotional Mugger/Leopard Priestess” y  el sencillo “Candy Sam”, pero fuera de esas dos piezas no hay mucho que destacar. Al final este disco no es ni lo mejor de Segall ni lo peor.

¿Pero que creen? Al momento en que esta reseña es publicada, se viene lanzando el noveno disco de estudio de este hiperactivo músico ¡Incansable Ty Segall!

Gera Ramos

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s