The Moody Blues – On the Threshold of a Dream (1969)

the-moody-blues-on-the-threshold-of-a-dream-1969

Puntaje del Disco: 8

  1. In the Beginning:
  2. Lovely to See You: 8
  3. Dear Diary: 8,5
  4. Send Me No Wine: 7
  5. To Share Our Love: 7,5
  6. So Deep Within You: 8
  7. Never Comes the Day: 9
  8. Lazy Day: 8,5
  9. Are You Sitting Comfortably?: 7,5
  10. The Dream: –
  11. Have You Heard (Part 1): 8
  12. The Voyage: 7
  13. Have You Heard (Part 2): 8

En los sesenta las bandas tenían tiempo (e ideas) para sacar un disco por año y a veces hasta dos. El primero de los dos materiales que The Moody Blues lanzaría en 1969, On the Threshold of a Dream, se grabó durante el crudo invierno londinense en los “Estudios Decca” y fue el primero donde los ingleses tuvieron la oportunidad de preparar con calma.

La música de Moody Blues fue mutando con los años y comenzaron a dejar de lado la psicodélia y la música negra por un agradable rock elaborado y experimental que sirvió como inspiración para nuevos grupos como Genesis, Yes y King Crimson, que acentuaron y mejoraron la búsqueda conceptual e instrumental de la banda de Birmingham en algo superior como el rock progresivo. “No sabíamos realmente que estábamos contribuyendo a la formulación de un estilo nuevo, todo lo que hacíamos era escribir la música que nos agradaba y grabarla como nos gustaba”, declararía Justin Hayward posteriormente.

En On the Threshold of a Dream estamos ante una banda mucho más madura que aprendió mucho codeándose en giras con otras grandes bandas contemporáneas y volcando todas sus experiencias en estudio. El lado uno en su LP original es el más roquero incluyendo buenos momentos como “Lovely to See You”, “Dear Diary” y “So Deep Within You”.  El lado dos es el más ambicioso comenzando con dos composiciones acústicas elevadas “Never Comes the Day” y “Lazy Day” y seguidas por tracks experimentales y pretenciosas donde abundan instrumentos de todo tipo sobresaliendo el melotron a cargo de Mike Pinder y la flauta.de Ray Thomas. “Have You Heard” en sus dos partes no tiene desperdicio y es un ejemplo de rock progresivo en su origen y apogeo. Sin ser su mejor obra es fundamental para entender su evolución e incursión en territorios desconocidos dentro de su repertorio.

F.V.

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s