Martha And The Vandellas – Dance Party (1965)

martha-and-the-vandellas-dance-party-1965

Puntaje del Disco: 9

  1. Dancing In The Street: 10
  2. Dancing Slow: 8,5
  3. Wild One: 8,5
  4. Nowhere to Run: 10
  5. Nobody‘ll Care: 8
  6. There He Is (At My Door): 8
  7. Mobile Lil The Dancing Witch: 8,5
  8. Dance Party: 9
  9. Motoring: 8,5
  10. The Jerk: 8
  11. Mickey’s Monkey: 7,5
  12. Hitch Hike: 7

Durante los primeros años de la década de los sesenta, los grupos de chicas (girl group) se volvieron un enorme furor en los Estados Unidos. Aprovechando el enorme vacío que había dejado la debacle del rock and roll en Estados Unidos, una gran cantidad de estos grupos comenzaron a acomodarse en las primeras posiciones de los charts americanos.

La incipiente discográfica Motown, formada por el ambicioso compositor Berry Gordy a finales de los `50, encontró en éste nuevo fenómeno juvenil un lugar magnifico para empezar desarrollarse y ganarse un lugar de renombre. Grupos como The Marvelettes o Mary Wells significaron los primeros grandes sucesos para la discográfica y lograron poner a Detroit por primera vez en el centro de la escena musical americana.

Martha Reeves comenzó su carrera en Motown, curiosamente, como secretaria de la compañía. Esto fue hasta que obtuvo su gran oportunidad como líder del grupo The Vandellas gracias a la ausencia de la cantante Mary Wells a una de las grabaciones. De esa forma quedo conformando una de las agrupaciones más significativas del sello de Detroit, Martha and The Vandellas.

Dance Party presenta los singles editados por el grupo desde mediados de 1964 hasta principios de 1965, conteniendo los dos clásicos más recordados del trio: “Nowhere to Run” y “Dancing in the Street”. El trabajo más artesanal y característico que encontramos en ambos sencillos desentona con la lógica industrial que Berry Gordy había ideado para el sello. El distintivo ritmo fuerte y marcado como disparo de “Dancing in the Street” junto con el singular golpeteo de cadenas en “Nowhere to Run” llevaron al sonido Motown a otro nivel. Convirtiéndose en verdaderos estándares del género.

El resto del disco no desentona para nada. Dance Party pretende ser el disco ideal para pasar en una fiesta bien sesentosa, alcanzando enormemente su objetivo.  Destaco principalmente los cortes “Wild One”, “Dance Party” y “Dancing Slow” que rompe un poco con la monotonía visceral del álbum.

Esta fue, sin duda, la edad de oro para el trío y para Motown. “Dancing in the Street” se transformó en un himno para el movimiento por los derechos civiles en Estados Unidos y una gran inspiración para otras agrupaciones. A pesar de esto, el éxito del grupo iba a detenerse en ese momento. La incipiente y desmedida fama que sus compañeras The Supremes comenzaron a cosechar durante esa misma etapa generó una proporcional caída de la visibilidad de Martha and the Vandellas. Las composiciones más interesantes del trío Holland-Dozier-Holland recayeron enteramente sobre el grupo liderado por Diana Ross y Martha and The Vandellas devino en un simple sucedáneo de The Supremes. Aunque consiguieron algunos éxitos a finales de los 60, el trío nunca pudo igualar aquella grandeza alcanzada durante sus primeros años, separándose finalmente en 1972.

Martin

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s