Paul Weller – Heavy Soul (1997)

paul-weller-heavy-soul-1997

Puntaje del Disco: 8,5

  1. Heavy Soul (Part 1): 8,5
  2. Peacock Suit: 8
  3. Up in Suzes’ Room: 8,5
  4. Brushed: 9
  5. Driving Nowhere: 9
  6. I Should Have Been There To Inspire You: 9
  7. Heavy Soul (Part 2): 7,5
  8. Friday Street: 8
  9. Science: 7,5
  10. Golden Sands: 8
  11. As You Lean Into The Light: 7
  12. Mermaids: 8,5

Paul Weller, Wild Wood y Stanley Road fueron unos discos que dejaron muy bien parado al Paul Weller dentro de la escena británica de los noventas. No queriendo quedarse sentado en sus laureles, dio continuación al gran momento en el que se encontraba con Heavy Soul.

Estruendoso, enérgico y crudo, este es el disco donde Weller se aleja de su suave Blues y Soul que había venido desarrollando, asimismo no le interesa jugar con el Britpop de la época, simplemente desea rockear y divertirse. Para ello aquí la batería es remarcada, resurgen los potentes riffs y el intenso bajeo, así mismo la voz de Weller arroja mucha pasión, actitud e inclusive hasta ira, trayendo incluso recuerdos de sus tiempos de The Jam.

“Heavy Soul (Part 1)” con su agresividad rockera y la pesada y distorsionada “Brushed” conforman los momentos más intensos del disco. No obstante también hay espacio para el Jazz con “Up in Suzes’ Room” y el Blues-rock con una canción de mucha actitud como lo es “Peacock Suit”. La beatlesca “Driving Nowhere” con su gran línea de bajo (reitero que el bajeo en este disco es espectacular ¡Atención bajistas!) se convierte en otra joya, al igual que la balada personal “I Should Have Been There To Inspire You”. Estos temas que he mencionado vuelven a la primera mitad del disco en una aventura imprescindible para los seguidores de la carrera del artista inglés.

Si bien los temas del a segunda mitad palidecen respecto a los de la primera mitad. El álbum alcanza a cerrar con una pegadiza canción de Pop Rock que es “Mermaids”, otra pieza inspirada por los actos de música de los 60s. No es fácil sacarse esos “Sha La La La La” de la cabeza y esa frase de “Come in my head, come in my mind, you can only love, when you open up to be yourself”. Una joyita más para apuntarse.

Rechazado injustamente por la crítica de sus tiempos, este claramente es un disco inspirado y lleno de vida. La culminación de unos muy buenos noventas para Weller.

Gera Ramos

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s