Andrés Calamaro – Alta Suciedad (1997)

Andrés Calamaro - Alta Suciedad (1997)

Puntaje del Disco: 8,5

  1. Alta Suciedad: 8,5
  2. Todo Lo Demás: 7
  3. Donde Manda Marinero: 8
  4. Loco: 8,5
  5. Flaca: 9,5
  6. ¿Quién Asó La Manteca?8
  7. Media Verónica: 9
  8. El Tercio de los Sueños: 8,5
  9. Comida China: 7,5
  10. Elvis Está Vivo: 7
  11. Me Arde: 8,5
  12. Crímenes Perfectos: 10
  13. Nunca Es Igual: 6
  14. El Novio del Olvido: 7

Concluido su exilio voluntario en España, dando por cerrada su exitosa etapa junto a Los Rodriguez, Andrés Calamaro se pone un nuevo objetivo. Retomar y revitalizar su carrera solista que había abandonado a finales de los ochenta.

Para ello graba en Estados Unidos en el año 1997 junto a músicos sesionistas de basta experiencia y la producción de Joe Blaney, lo que se convertiría en un clásico tanto en su carrera como para el rock nacional, Alta Suciedad. Antes de alcanzar este título imborrable se barajaron varios nombres tentativos como El Otro Lado del Novio del Olvido, que podía confundir con sus intenciones románticas, o Decidí Contarlo, que delataba de antemano su carácter confesional.

Andrés logró catapultar su carrera y armó un álbum casi solado con canciones que se convirtieron en hits como “Loco”, “Flaca”, “Me Arde”, “Alta Suciedad”, “Media Verónica” y “Crímenes Perfectos”.

Alta Suciedad fue un suceso en ventas, superando las 500 000 copias vendidas en todo el mundo (El segundo disco más vendido del rock argentino en aquel momento tras El Amor Después del Amor, de Fito Páez) y posibilitó la resurrección de su carrera en su país llevándolo a realizar gran cantidad de presentaciones en vivo.

Mucha controversia se generó por aquellos años, llegando ocasionarle inconvientes legales al cantautor por apología al uso de drogas, por el tema “Loco”, que textualmente dice: «Voy a salir a caminar solito, sentarme en un parque a fumar un porrito.» Demasiado trasgresor para la Argentina de veinte años atrás, a pesar de que estaba claro que era parte de costumbres de Andres.

F.V.

 

Calificación de Usuarios
[Total: 0 Average: 0]

The Fall – Hex Enduction Hour (1982)

The Fall - Hex Enduction Hour (1982)

Puntaje del Disco: 9

  1. The Classical: 9
  2. Jawbone and the Air-Rifle: 8
  3. Hip Priest: 10
  4. Fortress/Deer Park: 8,5
  5. Mere Pseud Mag. Ed.: 7,5
  6. Winter (Hostel-Maxi): 9
  7. Winter #2: 7,5
  8. Just Step Sideways: 8,5
  9. Who Makes the Nazis?: 8
  10. Iceland: 7,5
  11. And This Day: 9

Hex Enduction Hour marcaría un nuevo punto de partida para la banda, tanto lírica como musicalmente, donde vemos a un Mark E. Smith lleno de odio escupiendo sus amargas letras. Un claro ejemplo de esto sería “The Classical” con las líneas “Hey there, fuckface” y “Where are the obligatory niggers” que se pueden escuchar con tan solo reproducir los primeros 30 segundos del álbum.

Después llegarían “Jawbone and The Air-Rifle”, una carismática interpretación de parte de Mark Smith y de la dupla de tambores de Karl Burns y Paul Hanley (hermano del bajista “Steve Hanley”), y “Hip Priest”, que posiblemente, sea lo mejor que The Fall compuso en toda su extensa trayectoria, comenzando con un ritmo lento mientras Smith susurra insensatamente “Heeee’s noooooooot… apreciated” para luego estallar con las ruidosas guitarras de Craig Scanlon y Marc Riley.

Otras canciones a destacar serían “Mere Pseud Mag. Ed.” con su punk ruidoso que debes escuchar, y la increíblemente monótona “Winter”, que contiene una persevérate línea de bajo y sus teclados tocando libremente dando paso a Smith con sus rebeldes y cómicas letras acerca de la vida cotidiana. Le seguiría “Just Step Sideways”, una melodía pegajosa y lo más cerca a ser un single.

Casi al final tenemos a “Who Makes the Nazis?”, una buena experimentación acompañada de una guitarra española y un kazoo, y “And This Day”, una caótica combinación de teclados y guitarras de 10 minutos de duración completando así exactamente una hora y dos segundos de puro ruido a manos de The Fall.

En fin, no cabe duda de que Hex Enduction Hour es un clásico absoluto, pero, en sí, no es perfecto, porque si lo fuera, no sería The Fall.

Damian

Calificación de Usuarios
[Total: 0 Average: 0]