The Maccabees – Colour It In (2007)

The Maccabees - Colour It In (2007)

 Puntaje del Disco: 8

  1. Good Old Bill: 7,5
  2. X-Ray: 7,5
  3. All in Your Rows: 7
  4. Latchmere: 7
  5. About Your Dress: 8,5
  6. Precious Time: 9
  7. O.A.V.I.P.: 7,5
  8. Tissue Shoulders: 8
  9. Happy Faces: 8
  10. First Love: 8,5
  11. Mary: 7
  12. Lego: 8
  13. Toothpaste Kisses: 8,5

The Maccabees, nombre que según cuentan ellos mismos no tiene nada que ver con lo religioso ya que fue tomado de La Biblia mientras la ojeaban en un día de aburrimiento cualquiera eligiendo una palabra al azar, se formó en el sur de Londres en 2004 cuando su cantante Orlando Weeks, el baterista Robert Thomas, el bajista Rubert Jarvis y los hermanos Hugo y Felix White en guitarras se volvieron fanáticos de los documentales musicales de la música ochentosa de la BBC, y comenzaron a ensayar y probar que tan buenos podían ser.

Su melodioso indie rock directo comenzó a escuchar en Noviembre de 2005 gracias al lanzamiento de su primer single “X-Ray” y gracias a la fuerte promoción radial de la XFM-Radio se ganaron el lugar de teloneros de los Artic Monkeys en 2006, quienes ya contaban con la edición de su consagratorio debut Whatever People Say I Am, That’s What I’m Not. Lo que seguiría sería todo crecimiento para The Maccabees intensificando su popularidad gracias a su primer CD, Colour It In (2007), con la invaluable colaboración del productor Stephen Street (Quien trabajo con The Smiths, Blur, Kaiser Chiefs, entre otros).

Con influencias claras de The Futurheads, Bloc Party, Spoon, entre otras bandas contemporaneas, la banda muestra sus credenciales en esta primer entrega. Buenas canciones, ritmo adictivo, guitarras vibrantes y una voz particular, animada y con mucha personalidad de su frontman Orlando Weeks.

Colour It In exuda vitalidad y juventud. Aunque sabemos que es algo que se ha hecho con anterioridad y no es por demás original, estamos ante una banda con energía y un futuro prometedor que nos ofrece un trabajo incial más que disfrutable.

F.V.

El Soberano – Naturaleza Errante (2004)

El Soberano - Naturaleza Errante

Puntaje del Disco: 8

  1. Demencia Pasajera: 8
  2. Tal Vez: 8,5
  3. Criatura: 9
  4. Payaso: 7,5
  5. Ella era el Fuego: 7,5
  6. Naturaleza Errante: 8
  7. El Mago: 8
  8. Ídolo de los Salvajes: 7,5
  9. Donde las Almas Nunca Morirán: 7,5
  10. Noche Fatal: 7
  11. Dulce Doncella: 8,5

Es muy común que nos pasé que nos topemos con discos de bandas que sonaban prometedoras, pero que lamentablemente ya no se encuentran en actividad. El Soberano es uno de esos ejemplos que a mediados de la década pasada pintaba que podía despegar pero solo nos quedamos con un disco para su recuerdo.

La historia del grupo se remite a los noventa, cuando los hermanos Walter (voz y bajo) y Diego (Guitarras y coros) Cuzzolino junto al baterista Leando Petronelli formaban un trío llamado PK2. El grupo evolucionaria creciendo en su formación cambiando de nombre a Hermanos Underground hasta finalmente adoptar su forma definitiva como El Soberano, completando su formación con Luciano Candenas (guitarra) y Flavio Negretti (percusión y voz).

En el 2004 lanzarían su primer disco, Naturaleza Errante, en el que se puede ver su diferencial como banda respecto de otros grupos de la misma época. Cuando le damos Play a “Demencia Pasajera” encontramos cierta reminiscencia que se acerca a los Redondos, pero sin llegar a la imitación despiadada que tienen el descaro de hacer otras bandas. El Soberano no es reiterativo como los grupos de rock barrial comúnmente conocidos (lease La 25) y se las rebusca para tener su propio sonido. Busca llegar hacia algo más elaborado haciendo incursiones en el Rock Progresivo, tomando influencias de grandes de los sesenta y setenta. El caso más ejemplar es su mejor canción, “Criatura”, que tiene un riff de guitarra definido (muy bueno) y nos trae una mística un poco más oscura, con diversos tramos progresivos.

En ese sentido Naturaleza Errante es un trabajo en general consistente, prevaleciendo su costado instrumental y tiene cierta uniformidad en su sonido, variando en sus escalas de intensidad y oscuridad del clima de sus canciones.

Muy buen disco. Y quién sabe, por ahí en el futuro vuelvan a reunirse.

Persy