Of Montreal – The Bedside Drama: A Petite Tragedy (1998)

Of Montreal - The Bedside Drama A Petite Tragedy (1998)

Puntaje del Disco: 7

  1. One of a Very Few if a Kind: 7,5
  2. Happy Yellow Bumblebee: 7,5
  3. Little Viola Hidden in the Orchestra: 5
  4. The Couple’s First Kiss: –
  5. Sing You a Love You Song: 7
  6. Honeymoon in San Francisco: 4,5
  7. The Couple in Bed Together Under a Warm Blanket Wrapped Up in Each Other’s Arms Asleep: –
  8. Cutie Pie: 5,5
  9. Panda Bear: 7,5
  10. Sadness Creeping Up and Scaring Away the Couple’s Happiness: –
  11. Please Tell Me So: 7
  12. My Darling. I’ve Forgotten: 7,5
  13. You Feel You Must Go, Don’t Go!: 8
  14. Just Recently Lost Something of Importance: 7,5
  15. The Hollow Room: 7
  16. It’s Easy to Sleep When You’re Dead: 8,5

The Bedside Drama: A Petite Tragedy es el segundo disco de Of Montreal, el álbum contiene canciones cortas que continúan con el pop folky inocente que había sido desplegado en Cherry Peel, pero expandiendo la idea en forma de un drama. Pero a pesar del similar estilo musical hay una diferencia entre este disco y su predecesor y este es el estado de ánimo general. Mientras que en Cherry Peel, Kevin Barnes se aproximaba a la temática del amor en forma encaprichada, con ingenuidad y despreocupación, The Bedside Drama tiene un resultado más depresivo, oscuro, devastador… una obra sobre el tener algo de importancia y perderlo.

Como su nombre lo indica, este es un disco conceptual que trata  sobre la vida de una pareja la cual es separada en etapas por medio de interludios instrumentales; la historia cuenta desde el noviazgo cuando todo es enamoramiento (“One of a Very Few if a Kind”), la boda (“Honeymoon in San Francisco”), la  feliz vida de matrimonio (“Cutie Pie), entonces entran las inseguridades y el amor se va apagando (“Please Tell me So”, “My Darling I’ve Forgotten”) y finalmente  la separación de la pareja y la sensación de pérdida del protagonista (“Just Recently Lost Something of Importance”, “The Hollow Room”).

El drama está bien narrado, la letra va muy bien y Barnes logra crear el contraste entre la felicidad y la tristeza. Pero aun así el disco tiene sus defectos; hay muchas canciones que cuentan con secciones raras y desordenadas (“Little Viola Hidden in the Orchestra”), algunas son soporíferas (“Honeymoon in San Francisco”, “The Hollow Room”) o repetitivas (“Cutie Pie”), podría afirmarse que en general las melodías no alcanzan el gancho que tenían los temas destacados del disco debut.

Para destacar están “Panda Bear”, de los pocos temas que van en crescendo y con una melodía Radioheadesca, el dúo de canciones sobre los sentimientos de la esposa y del esposo (“My Darling. I’ve Forgotten”, “If You Feel You Must Go Don’t Go!”) y más que nada la joya que cierra el disco “It’s Easy to Sleep When You’re Dead”, la más pegajosa del disco y que de alguna manera le da un final algo positivo a un disco oscuro bajo la idea de que es mejor vivir con la perdida que estar muerto.

Entre canciones pop/folk acústicas, jams desordenados y un drama sentimental se va The Beside Drama. Y aunque el resultado final no fue el óptimo, Kevin Barnes y los suyos no se rendirían y solo un año después volvería a sacar un disco conceptual pero ya con los errores corregidos.

Gera Ramos

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s