Otis Redding – The Dock of the Bay (1968)

MI0000033113

Puntaje del Disco: 9

  1.  (Sittin’ On) The Dock of the Bay: 10
  2. I Love You More Than Words Can Say: 9
  3. Let Me Come On Home: 9
  4. Open the Door: 8
  5. Don’t Mess With Cupid: 9
  6. The Glory of Love: 9
  7. I’m Coming Home to See About You: 9
  8. Tramp: 9
  9. The Huckle-Buck: 9
  10. Nobody Knows You (When You’re Down and Out): 8.5
  11. Ole Man Trouble: 8.5

En Diciembre de 1967 después de presentarse en un show televisivo en Cleaveland, Otis Redding debía dirigirse a Madison, Winsconsin para realizar una nueva actuación. Sin embargo, el destino le tenía preparado otros planes. El avión en el que se encontraba no pudo sortear las inclemencias temporales y se estrelló antes de llegar al próximo aeropuerto. La magnífica voz y el carisma de Redding dejaban el mundo terrenal.

A pesar de su muerte, la industria se encargó de que el gran talento del norteamericano siguiera deleitando a sus seguidores y cautivando a nuevos oyentes y fue así como en Febrero de 1968 se editó el disco The Dock of the Bay, un fenomenal material que recopilaba lo que por entonces estaba realizando el cantante.

Con la sensacional “(Sittin’ On) The Dock of the Bay” como principal emblema de su carrera, el disco fue terminado y armado por el productor y guitarrista Steve Cooper, recopiló lados B que Otis había grabado en 1965. Si bien la recopilación está bien armada con grandes temas como “I Love You More Than Words Can Say”, “Let Me Come On Home” y “Tramp”, los sonidos no guardan demasiada coherencia.

De todos modos, el disco fue el primero póstumo en colocarse en los primeros lugares del ranking británico y sobre todo es un verdadero homenaje a la altura de este sensacional artista, que nos dejó con ganas de escucharlo aún más.

 Piro

Calificación de Usuarios
[Total: 0 Average: 0]

Un comentario sobre “Otis Redding – The Dock of the Bay (1968)”

  1. De existir un dios, tendría un hermano mayor. Otis.
    Está buena la aclaración de que Otis dejó el mundo terrenal, porque es una bestia inmortal. Qué fenómeno el negro. 26 Años…26 años. No se puede creer, tenía muchísimo para dar.

Deja un comentario