Punch-Drunk Love

Punch-Drunk Love

Puntaje de la Película: star-rating 4

  • Año: 2002
  • Género: Comedia Dramática
  • Director: Paul Thomas Anderson
  • Reparto: Adam Sandler, Emily Watson, Philip Seymour Hoffman, Luis Guzman



Luego de lo que probablemente fueron dos de las joyas inclasificables del cine norteamericano (Magnolia y Boogie Nights) Paul Thomas Anderson el niño genio del cine por entonces decide rriesgarse y cambiar de rumbo con su modesta y romántica obra maestra Punch-Drunk Love.
Que hace a Punch-Drunk Love diferente a otras películas románticas? TODO. La película trata de un hombre, Barry Egan siempre con su inconfundible traje azul, trabajador industrial, triste socio-pata, único hombre en una familia de 7 hermanas arpías que no dudan en atormentarlo con traumas de su niñez y con su actual soledad. Interpretado por Adam Sandler, un personaje que lo aleja años luz de su papel cómico grotesco al que nos tiene acostumbrados y que sorpresivamente desarrolla a la perfección. En el rol femenino encontramos a una tierna y paciente mujer llamada Lena, interpretada por Emily Watson (también muy alejada de sus anteriores personajes) que junto con Barry caen «Embriagados de Amor» (desafortunado título en español del filme) y le dará fuerza a Barry para dejar su pasado atrás y fortalecerse en ella.
Los acompañan en el papel del antagonista el siempre grande y recientemente fallecido Philip Seymour Hoffman, quien maneja una línea de sexo telefónico a la que Barry llama y termina siendo extorsionado. Si bien no son muchas partes en las que Seymour Hoffman aparece, se roba la película en la inolvidable escena de «puteadas telefónicas» que comparte con Sandler.
Cuenta con una fotografía sutil y soberbia de paisajes como Hawai y un bello soundtrack de la mano de Jon Brion (Eternal Sunshine of the Spotless Mind) que nunca desentona con lo que va sucediendo. Si bien el filme puede pecar de surrealista (ya sea cuando le dejan un armonio en la puerta del trabajo posterior a un inexplicable accidente de tránsito o esos cambios de escena con colores psicodelicos), nunca cae en lo obvio y superficial como otras películas del genero suelen hacerlo.
Conclusión, no es una película que atrape a todos desde el minuto uno, a algunos les puede parecer aburrida, lenta o simplemente debajo del nivel a lo que Anderson nos tiene acostumbrados, pero vale la pena verla. Una historia simple pero compleja en cada hermoso detalle de este personaje violento e incomprendido de traje azul.

Juan

Tu puntuación
(Votos: 0 Promedio: 0)

Deja un comentario