Todd Rundgren – A Wizard, a True Star (1973)

Todd Rundgren - A Wizard, a True Star (1973)

Puntaje del Disco: 8,5

Disco Uno:

  1. International Feel: 9
  2. Never Never Land: 8,5
  3. Tic Tic Tic It Wears Off: 7
  4. You Need Your Head: 7,5
  5. Rock & Roll Pussy: 6,5
  6. Dogfight Giggle:
  7. You Don’t Have to Camp Around: 8
  8. Flamingo: 6
  9. Zen Archer: 8,5
  10. Just Another Onionhead/Dada Dali: 8
  11. When the Shit Hits the Fan/Sunset Blvd.: 9
  12. Le Feel Internacìonále: 8

Disco Dos:

  1. Sometimes I Don’t Know What to Feel: 8,5
  2. Does Anybody Love You?: 8,5
  3. Medley: I’m So Proud / Ooh Baby Baby / La La Means I Love You / Cool Jerk: 8,5
  4. Hungry for Love: 8
  5. I Don’t Want to Tie You Down: 8,5
  6. Is It My Name?: 8
  7. Just One Victory: 9,5

Luego del soberbio Something/Anything? la prensa musical, que siempre lo miro de reojos, comenzó a tomarse en serio a Todd Rundgren y Todd, cuyo ego era difícil de ocultar, estaba decidido a aprovechar ese momento de gloria tal como declaraba por aquellos años: “Quiero ser el Elvis Presley de los años 70”.

La versatilidad de Rundgren lo ha llevado a definirlo como un verdadero genio tanto componiendo, como multi instrumentista y como productor. Su siguiente paso muestra en claro que por su cabeza pasaban demasiadas ideas y en lugar de tratar de repetir la formula del éxito con otro disco amistoso para el oido editaría A Wizard, A True Star (1973), otro álbum doble difícil de catalogar donde se alterna complejas e intensas composiciones que recordaban a juegos instrumentales de Frank Zappa. A pesar de esta orientación el disco dos es mucho más recomendable que el uno y en general mejora y bastante con repetidas audiciones.

Si estaban esperando replicas de clásicos como «I Saw the Light» o «Hello It’s Me» se van a llevar una decepción. El lado uno es una especie de viaje con canciones y melodías que flotan en una atmosfera psicodélica y mística. Por su parte la segunda parte se hace un poco más accesible con algunos temas de tinte pop pero no cambia rotundamente y mantiene una coherencia a nivel general.

A Wizard, a True Star muestra otra faceta de Todd que demuestra su conocimiento musical y su sensibilidad. Es uno de esos discos raros y bizarros en la historia del rock and roll que requieren máxima atención por parte del oyente.

F.V.

Calificación de Usuarios
[Total: 1 Average: 5]

Deja un comentario