Wire – Chairs Missing (1978)

Wire - Chairs Missing (1978)

Puntaje del Disco: 9

  1. Practice Makes Perfect: 9
  2. French Film Blurred: 9
  3. Another the Letter: 8
  4. Men 2nd: 8
  5. Marooned: 8,5
  6. Sand in My Joints: 9
  7. Being Sucked in Again: 8
  8. Heartbeat: 8,5
  9. Mercy: 9,5
  10. Outdoor Miner: 9
  11. I Am the Fly: 8,5
  12. I Feel Mysterious Today: 7,5
  13. From the Nursery: 9,5
  14. Used To: 8
  15. Too Late: 9

Wire es una de las bandas que mayor influencia directa o indirectamente causo en una innumerable cantidad de grupos que supieron acariciar las mieles del éxito, inclusive más del que obtuvo Wire en toda su carrera, en la década del ochenta y del noventa, por solo citar algunos: R.E.M., Pixies, Sonic Youth, Fugazi, The Cure, My Bloody Valentine, Pavement, entre otros tomaron cierto sonido experimental de esta banda tan poco conocida por el gran público.

Constantemente se cita a su debut Pink Flag como la obra maestra de Wire, en sus discos inmediatamente posteriores experimentarían con su sonido ampliando sus ambiciones artísticas como banda y dejando de ser solo una banda de punk rock. Sus temas se hicieron más largos, extraños, complejos y hasta psicodélicos y este su segundo trabajo, Chairs Missing (1978), puede ser tomado como el perfecto ejemplo de la evolución del punk al post punk.

Los teclados de su productor Mike Thorne jugaron un papel clave en esta evolución en su sonido, hasta su primer material Thorne oficiaba exclusivamente como el productor pero en Chairs Missing ampliaría sus funciones y se ocuparía de darle el toque que le faltaba a la banda que según se conoce su propio líder Colin Newman le había solicitado la necesidad de agregar muchos más teclados en este material y además le agrego sintetizadores otro elemento que ayudo a hacer crecer el sonido de los británicos

Más allá de esto Chairs Missing es un disco de guitarras. A pesar de acusárseles en su época de haber abandonado el punk para acercarse a un rock progresivo a lo Pink Floyd, algo de su furia inicial todavía aparece intacta en ciertos pasajes. A esto le agregaron un sonido más detallado, oscuro, psicodélico y hasta electrónico.

La experimentación buscada en Chairs Missing se puede señalar como un éxito al comprobar lo fresco que suena pasados más de treinta años de su edición y la cantidad de bandas que tomaron algo del sonido de Wire total o parcialmente. Esto los hace especiales y ser una de las bandas más interesantes e influyentes del rock.

F.V.

Calificación de Usuarios
[Total: 0 Average: 0]

Luis Alberto Spinetta – Kamikaze (1982)

Luis Alberto Spinetta - Kamikaze (1982)

Puntaje del Disco: 9

  1. Kamikaze: 8,5
  2. Ella También: 9
  3. Águila de Trueno: 8
  4. Águila de Trueno, Parte 2: 7,5
  5. Almendra: 7
  6. Barro Tal Vez: 9,5
  7. ¡Ah, Basta de Pensar!: 8
  8. La Aventura de la Abeja Reina: 9,5
  9. Y Tu Amor es una Vieja Medalla: 8
  10. Quedándote o Yéndote: 8,5
  11. Casas Marcadas: 9

Kamikaze (1982) comenzó como un proyecto de compilar temas inéditos de distintas épocas del flaco Luis Alberto Spinetta y termino convirtiéndose en uno de los puntos imprescindibles en la discografía del artista.

Según sus propias palabras: “Es un homenaje a las canciones que por esto o aquello quedaron fuera de álbumes de diversos proyectos musicales que fueron desde 1965 a 1978 y ahora se van… Por suerte han escapado también de las reediciones baratas, tan en boga últimamente, que sólo utilizan vieja producción a muy bajo costo y muy poco interés por ofrecer una buena selección y buenas tapas, etcétera.”

Una de las mejores virtudes de Kamikaze es que la instrumentación, básicamente acústica, establece una inusual proximidad con la tan particular como cautivadora voz de Spinetta, dejando ver su lado intimista como pocas veces podemos ver.

Entre los temas más destacados podemos citar algunos de soberbia factura como “Ella También”, “La Aventura de la Abeja Reina”, “Quedándote o Yéndote”, “Casas Marcadas” y la más reconocible de todas la increíble zamba “Barro Tal Vez” compuesta cuando Luis Alberto tenía tan solo quince años de edad.

Luego de un paso en falso como Only Love Can Sustain (1980), su álbum que quiso conquistar mercados angloparlantes y término en fracaso, la carrera solista del flaco comenzaría a solidificarse durante la década del ochenta donde nos ofrecerá sus mejores y más recordadas obras, lejos ya de sus legendarios grupos como Almendra, Pescado Rabioso e Invisible.

F.V.

Calificación de Usuarios
[Total: 0 Average: 0]

Avances: The World’s End

Aquellos que disfrutaron del dúo conformado por Simon Pegg y Nick Frost en películas como Shaun of the Dead y Hot Fuzz, agenden esta película que se está estrenando este año.

Calificación de Usuarios
[Total: 0 Average: 0]