The Kinks – Everybody’s in Show-Biz (1972)

The Kinks - Everybody's in Show-Biz (1972)

Puntaje del Disco: 8

Disco uno:

  1. Here Comes Yet Another Day: 8,5
  2. Maximum Consumption: 8,5
  3. Unreal Reality: 8
  4. Hot Potatoes: 7,5
  5. Sitting In My Hotel: 9
  6. Motorway: 7,5
  7. You Don’t Know My Name: 7,5
  8. Supersonic Rocket Ship: 8,5
  9. Look A Little On The Sunnyside: 7,5
  10. Celluloid Heroes: 10 

Discos dos:

  1. Top Of The Pops: 7
  2. Brainwashed: 8,5
  3. Mr Wonderful: –
  4. Acute Schizophrenia Paranoia Blues: 9
  5. Holiday: 8,5
  6. Muswell Hillbilly: 8,5
  7. Alcohol: 8
  8. Banana Boat Song: 6
  9. Skin And Bone: 6,5
  10. Baby Face: 5,5
  11. Lola:

Para unos cuantos fanáticos de los Kinks Everybody’s in Show-Biz es su último gran disco. El hecho es que se trata de un álbum bastante infravalorado pero que no llega a superar a Muswell Hillbillies.

En este sentido, Everybody’s in Show-Biz es una continuación de Muswell Hillbillies. Es un álbum doble que mantiene ese estilo cómico y algo burlón de su predecesor en canciones que también son similares desde lo musical. Hay pop rock, country rock, blues rock y destellos de jazz con saxofón y piano. Y las melodías en general son bastante buenas, aunque menos pegadizas e interesantes que las de Hillbillies.

Lo que además cambia es la temática. El primer disco de Everybody’s in Show-Biz está conformado por sus canciones de estudio en las que Ray e incluso Dave escribieron letras relacionadas a los viajes en las giras como “Motorway”, “You Don’t Know My Name” y “Supersonic Rocket Ship”, y tocan temas relacionados a la vida de las estrellas. Justamente entre estas últimas encontramos lo más destacado del álbum con la encantadora balada sobre la soledad “Sitting In My Hotel” y el sensacional clásico (lejos la mejor canción del disco por su melodía y estribillo) “Celluloid Heroes”.

Por otro lado, en el segundo disco lo que tenemos es a The Kinks en vivo, conformado desde las grabaciones en Carnegie Hall, Nueva York, el 2 y 3 de marzo de 1972. Esta segunda parte se caracteriza por contener principalmente versiones en vivo de Muswell Hillbillies, interesante si lo analizamos en que los temas son interpretados desde el mismo estilo sardónico del disco, alcanzando puntos altos como “Acute Schizophrenia Paranoia Blues”. También tenemos alguna perlita como “Brainwashed”, pero sobre el final decae un poco su nivel y por la falta de clásicos algunos fanáticos lo toman como un disco incluso desechable.

De todas formas, Everybody’s in Show-Biz termina siendo un trabajo bastante bueno y desvalorado en líneas generales, que no se puede pasar por alto sobre todo si tenemos a “Celluloid Heroes” entre nosotros.

Persy

Calificación de Usuarios
[Total: 0 Average: 0]
Artículos Relacionados

3 thoughts on “The Kinks – Everybody’s in Show-Biz (1972)”

  1. Muy buena revision, este disco como dices es el ultimo de los poderosos de los kinks, aunque por ahi anda Sleepwalker que no es tan malo.

    Celluloid Heroes, amo esa cancion, de las mejores de esta banda.

Deja un comentario