Talking Heads – Stop Making Sense (1983)

Talking Heads - Stop Making Sense (1983)

Puntaje del Disco: 9

  1. Psycho Killer: 9,5
  2. Heaven: 9                            
  3. Thank You For Sending Me An Angel: 8,5      
  4. Found a Job: 8
  5. Slippery People: 8,5
  6. Burning Down The House: 10    
  7. Life During Wartime: 10
  8. Making Flippy Floppy 7,5
  9. Swamp: 8
  10. What a Day That Was: 8
  11. This Must Be The Place: 9
  12. Once in a Lifetime: 9,5      
  13. Genius of Love: 6,5
  14. Girlfriend is Better: 8,5
  15. Take Me To The River: 8,5
  16.  Crosseyed and Painless: 9,5

Stop Making Sense es el segundo disco en vivo lanzado por Talking Heads, (prácticamente es el soundtrack de la película del mismo nombre) y es un trabajo que termina por confirmarnos que esta alocada banda estaba hecha para tocar en vivo.

El primer detalle a destacar es como los miembros participantes van presentándose uno por uno conforme avanza el disco. Para empezar el disco abre con Byrne en solitario deleitándonos con la bailable versión acústica del hit Psycho Killer, enseguida tenemos “Heaven” donde Tina Weymouth entra en acción ayudando a crear una hermosa versión acústica de la canción. La formación original de la banda se completa con la presentación de Chris Frantz y Jerry Harrison en “Thank You For Sending Me An Angel” y “Found a Job” respectivamente.

En vista de que este disco fue grabado durante la gira del disco Speaking in Tongues, tenemos seis temas de tal producción, todos ellos superiores a las versiones de estudio, hecho que resalta mucho en la funky “Slippery People” que da un salto exponencial de calidad, así como y la originalmente flojita “Girlfriend is Better”.

Otras canciones más encuentran su punto más alto en este disco, resaltando por supuesto “Burning Down The House” mas enérgica y contagiosa que nunca, la siempre excelente y alocada “Life During Wartime” y especialmente “Crosseyed and Painless” que está más variada que nunca, con secciones improvisadas, nuevos efectos y un toque de agresividad guitarresca que no se había visto en su versión de Remain in Light.

Un detalle curioso es que tenemos dos canciones nuevas que a pesar de distar de ser lo mejor del disco, le dan un toque de novedad, nos referimos “What a Day That Was” de Byrne como solista y la simplona “Genius of Love” del Tom Tom Club.

La energía que le pone la banda, la excentricidad de David Byrne y la manera en que se agregan los efectos especiales, convierten a Stop Making Sense en un disco que todo fan de Talking Heads debe escuchar, aprovecho para recomendar que escuchen las canciones acompañadas del video del concierto, allí encontraran algunos detalles visuales interesantes y verán por que Byrne y su banda fueron de los mejores entretenedores musicales de la década de los 80s.

Gera Ramos

Calificación de Usuarios
[Total: 0 Average: 0]
Artículos Relacionados

Deja un comentario