Babasonicos – Jessico (2001)

Puntaje del Disco: 9,5

  1. Los Calientes: 9,5
  2. Fizz: 9,5
  3. Deléctrico: 9,5
  4. Soy Rock: 9
  5. Pendejo: 9
  6. El Loco: 9
  7. La Fox: 8
  8. Tóxica: 8
  9. Yoli7
  10. Rubí8,5
  11. Camarín: 9,5
  12. Atomicum: 7,5

Jessico (2001) fue un disco clave para Babasónicos, significo ingresar definitivamente en la selecta lista de grupos más importantes de la Argentina y a su vez sería la confirmación del sonido pop electrónico y melódico que venían insinuando en Miami y que predominaría de aquí en adelante.

Según Adrián Dárgelos: “Jessico tiene una onda muy romántica. No tiene quizá la tortura y la perversidad de los discos anteriores que muestran al amor de forma ambigua involucrando la maldad y el poder. En este disco, las formas del amor se relajan y en vez de ser víctimas de él, lo promueven y hacen los efectos de la seducción. Es un álbum que está siempre seduciendo.”

Babasónicos comienza a buscar la simpleza en la canción, búsqueda que se iría depurando en los discos posteriores. Muestra de esto son los temas mas representativos de este trabajo como “El Loco”, que alcanzó rápidamente masiva difusión en radios y en canales de video, en el mismo sentido y con la misma masividad le siguieron “Los Calientes”, “Fizz”, “Rubí” y «Deléctrico», esta última a diferencia de las otras con predominancia de sonidos electrónicos.

De todas formas el rock tiene un espacio en el disco canciones muy buenas como “Soy Rock”, “Pendejo” y en menor medida “La Fox” y “Atomicum” dan muestra de ello.

Además de arrasar en las encuestas de fin de año en Argentina siendo elegido como el mejor álbum por el Suplemento No de Página/12, el Sí de Clarín, la revista Rolling Stone y la revista Los Inrockuptibles. Recientemente fue elegido como el mejor de la década del 2000 tanto por la revista Rolling Stone Argentina como por el suplemento de música No de Página/12.

En una entrevista reciente para ese medio Dárgelos se sorprende cuando se entera que Jessico resultó elegido como Disco Argentino de la Década. ¿Por qué no Infame?, se pregunta. Y lleva más de una hora de conversación “convencerlo” de lo bueno que es el disco que Babasónicos hizo en 2001.

En la misma entrevista se recogen testimonios valiosos sobre Jessico con la retrospectiva que se le puede después de más de diez años de su edición. Reflexionando un poco más Adrián reflexiona lo siguiente: “Es cierto que era un disco fresco para la época, era desaforado y moderno, pero nuestros discos anteriores ya habían sido así. Creo que es la levedad la que hizo llegar a Jessico, porque nuestros discos anteriores eran más densos y, por lo tanto, un poco más pretenciosos. También había cierta desesperanza en nosotros, porque no había mercado, no había mundo, crecer costaba mucho…” y agregó: “Tratamos de hacer un disco que me divirtiera para tocar. Así fue como empecé, por eso saqué todas las canciones lentas del disco. Igual no había tantas, fue un período en el que no hice tantas lentas porque estaba horrorizado con todas las que tenía Miami (risas). Sin embargo, el simple fue “El Loco”, que era un tema lento. Igual, fue así porque fue el primero que les mostramos a Roberto Costa y a Alberto Moles de PopArt. Creo que les llevaron ése y “Fizz”. Yo les decía: “Esperen que me falta mezclar “Los Calientes” y “Deléctrico”… Lo que pasa es que eran los más largos de mezcla, “Los Calientes” tenía 48 tracks. En ese sentido fue nuestro último disco barroco.”

Al final de este rico reportaje Dárgelos termina reconociendo lo bueno que esta el disco y que al menos merece cierto reconocimiento: “Me voy a fijar qué otros temas tiene el disco. “Atomicum” y “La Fox” no me gustan, supongo que “Atomicum” fue al final porque nunca me gustó: quería hacer otra cosa con ese tema y no me salió. Pero están “Tóxica”, de Mariano Roger y “Yoli”, que está bien, plantea algo muy complejo sobre lo que todavía no se canta: parece hablar del triple crimen. Sí, es bueno el disco, es bastante parejo, equilibrado.”

F.V.

Calificación de Usuarios
[Total: 0 Average: 0]

U2 – No Line on the Horizon (2009)

Puntaje del Disco: 5,5

  1. No Line On The Horizon: 8
  2. Magnificent: 8,5
  3. Moment Of Surrender: 6
  4. Unknown Caller: 5,5
  5. I’ll Go Crazy If I Don’t Go Crazy Tonight: 4
  6. Get On Your Boots: 4
  7. Stand Up Comedy: 4,5
  8. Fez-Being Born: 5,5
  9. White as Snow: 6,5
  10. Breathe: 7,5
  11. Cedars Of Lebanon: 5,5

Este es el momento en que U2 se transforma en la versión dinosaurica que son hoy en día los Rolling Stones. Es decir, en una banda vieja que ya se le pasó el cuarto de hora, pero que es muy grande, lo suficientemente grande como para editar discos y lanzar singles para que la gente los compre y salgan de gira llenando estadios y espacios multitudinarios (en este caso fue «U2 360º Tour»). Aunque lamentablemente el nuevo material que lanzan está muy lejos de su mejor versión.

No Line on the Horizon no solo es una de las grandes decepciones del 2009 sino que es el peor trabajo discográfico que lanzó U2 en su carrera. Algunos odiaran más a Pop, pero desde mi punto de vista este álbum marca el punto en que la banda está en pleno declive (por más que la Rolling Stone te lo quiera vender como el álbum del año 2009, calificándolo con el máximo puntaje).

Ahora bien, No Line On The Horizon no es un disco horrible. Es flojo, regular, intrascendente y esta muy lejos de lo mejor de su catalogo. El problema esta en que la banda trata de reivindicarse un poco de lo que fue How to Dismantle an Atomic Bomb volviendo en parte a las raíces de su rock espacial y atmosférico de los ochenta (con la vuelta de Eno y Lanois como productores), aunque fracasando. Porque la mayoría de las composiciones pasan sin pena ni gloria e incluso son bastante discretas, desechables y hasta aburridas. Especialmente en la segunda mitad del disco. Aunque lo peor está en el medio, en ese trío conformado por “I’ll Go Crazy If I Don’t Go Crazy Tonight” (un tema tan malo como el nombre lo sugiere, parecen The Killers en su estribillo…), “Get On Your Boots” (el peor single en la vida de U2, lo que sería el “Elevation” del álbum en su versión bastardeada) y la funky “Stand Up Comedy”, que tratan de salirse de la onda “gris” del disco pero sin éxito.

Otro punto negativo del álbum, es desde mi opinión la forma de cantar de Bono. De gran vocalista pasa a ser un cantante que por momentos satura con sus alaridos y exclamaciones.

Pero no todo esta perdido. No Line On The Horizon arranca muy bien con su corte homónimo y “Magnificent” (transmiten una energía que el resto de las canciones no tiene). Una costumbre de ellos: los mejores temas los ubican al principio. Sin embargo, el resto del disco no vale la pena. A esta altura parece importar más que U2 siga sacando discos como negocio y no la calidad del material que publican.

Persy

Calificación de Usuarios
[Total: 0 Average: 0]