Genesis – The Lamb Lies Down on Broadway (1974)

Puntaje del Disco: 9,5

Disco 1:

  1. The Lamb Lies Down on Broadway: 8
  2. Fly on a Windshield: 9
  3. Broadway Melody of 1974:
  4. Cuckoo Cocoon: 8,5
  5. In the Cage: 9,5
  6. The Grand Parade of Lifeless Packaging: 8
  7. Back in N.Y.C.: 6
  8. Hairless Heart: 8,5
  9. Counting Out Time: 8,5
  10. The Carpet Crawlers: 8
  11. The Chamber of 32 Doors: 8,5

Disco 2:

  1. Lilywhite Lilith: 8
  2. The Waiting Room: 8
  3. Anyway: 9,5
  4. Here Comes the Supernatural Anaesthetist: 6,5
  5. The Lamia: 9,5
  6. Silent  Sorrow in Empty Boats: 6
  7. The Colony of Slipperman: 9
  8. Ravine: 6
  9. The Light Dies Down on Broadway: 8
  10. Riding the Scree: 7,5
  11. In the Rapids: 7
  12. It: 7

En el año 1974 Genesis lanzaría “The Lamb Lies Down on Broadway”, su último álbum con Peter Gabriel como cantante y líder, disco en el que los británicos se alejarían de su inimitable sonido entre lo medieval y lo sinfónico consolidado en discos como “Selling England by the Pound” o “Nursery Crime” para ofrecer un nuevo Genesis mucho mas rockero y altamente influenciado por la música electrónica que comenzaba a tomar fuerza por el empeño de músicos y artistas como Brian Eno o los alemanes Kraftwerk. Este cambio de estilo se debe principalmente por las fuertes tensiones internas en el grupo, que dieron como resultado el hecho de que Gabriel, quien se hallaba en medio de una profunda crisis por graves problemas con el nacimiento de su hijo, decidiese abandonar las tareas compositivas y dedicarse enteramente a la construcción de las letras, que narrarían la historia de un joven puertorriqueño llamado Rael, quien viaja a Nueva York en busca de su hermano John, viviendo diferentes situaciones de tinte existencial.

Así pues, los demás integrantes del grupo se ocuparían del aspecto musical de las veintitrés piezas que conforman este álbum doble que, pese a las discrepancias en el grupo, pese al cambio de estilo y pese a la situación crítica de varios de sus miembros, se convertiría en uno de los emblemas del rock progresivo y en uno de los mejores discos de los años setenta.

El conjunto de canciones de “The Lamb Lies Down on Broadway” es claramente conceptual, pero pese a ello se pueden destacar las siguientes canciones: “In The Cage”, un tema de carácter claramente progresivo que narra como Rael, el protagonista, se libera de su capullo de nacimiento y se encuentra en una tenebrosa cueva, con un trabajo instrumental muy bien conseguido que logra crear un verdadero sentimiento de claustrofobia y en el que destaca especialmente el soberbio solo de teclado de Tony Banks. “Anyway” por su parte es otra de las piezas más potentes en el que Gabriel y todo su potencial como cantante se funden con el hipnótico piano de Banks para ofrecer un tema realmente arrollador.

Y punto y aparte merece “The Lamia”, seguramente la mejor canción del disco, en el que se narra el momento en el que Rael se enfrenta a una quieta piscina que en un principio le inspira confianza hasta que aparecen las Lamias (seres mitológicos con cuerpo de dragón pero con cara de mujer de extrema belleza) que tras seducir a Rael y probar su sangre caen en desgracia y este, en un último acto, les dice que las devorará para llevar consigo su inconfundible y agradable aroma, todo sobre una base musical de nuevo impecable en la que el piano y los teclados vuelven a ser los protagonistas y que prácticamente consigue que te metas en la historia aun sin ni siquiera conocer la letra.

A parte de estos tres temas el disco goza de otras muchas canciones recomendables, como “Fly on a Windshield” del que hay que destacar la absorbente parte instrumental, la simpática y tranquila “Cuckoo Cocoon” en la que sobresale la suave flauta de Gabriel o la teatral y oscura “The Colony of Slipperman”. Por desgracia, el álbum, al ser doble contiene varios temas de relleno que por sí mismos no gozan de demasiado interés, especialmente interludios instrumentales no demasiado sugerentes como “Silent  Sorrow in Empty Boats” o “Ravine” o canciones como “Back in N.Y.C.” o “Here Comes the Supernatural Anaesthetist”.

Mauricio G.

Calificación de Usuarios
[Total: 2 Average: 5]

5 comentarios sobre “Genesis – The Lamb Lies Down on Broadway (1974)”

  1. Este álbum es increíble. Bastante denso y muy complejo y ambicioso, pero sin duda toda una obra de arte, un gran acierto de Genesis.

    Esta es la época en la que Gabriel se rapa la cabeza justo por la mitad, dejando una franja despoblada a través de la cual, según él mismo, hablaba con Rael. Un tipo peculiar Peter Gabriel.

    Un saludo.

  2. Hablar de «The lamb lies down on Broadway» es referirse al mejor álbum de Genesis (luego Selling England pisándole los talones en enorme genialidad musical), porque la historia, las líricas y la música en sí son las impresionantes que la primera vez que escuché los primeros temas, (aparte de Carpet Crawlers que es simplemente maravillosa en composición y la voz de Gabriel y su atmósfera surrealista) me quedé profundamente asombrado por el nivel alcanzado. Está en el top five de los mejores discos de rock progresivo y muy probablemente sea el mejor disco conceptual de la historia (delante de The Wall que me fascina también, pero musicalmente inferior). Indudablemente el álbum merece 10 de calificación porque es absolutamente perfecto y muy excelso, millones de oyentes pueden respaldar esta opinión. En cuanto a las notas de las canciones no concuerdo con nada, por ejemplo The Lamb lies down… , Fly on a windshield, In the cage, The carpet crawlers, The chamber of 32 doors, Anyway, The Lamia, The colony of slippermen, Riding the scree e It son obras maestras, canciones sobresalientes. Carpet Crawlers, In the cage, Anyway y The Lamia las mejores del álbum. Un 9.5 es casi un agravio a un disco colosal y tan maravilloso como este.

  3. Buenas! Perdona por tardar tanto en contestar, no vi tu comentario, pero bueno, por si distes en la opción de recibir los comentarios por correo te digo que es lo que creo.
    Como tu creo que estamos ante un álbum colosal, de los mejores del género y del rock, y seguramente el mejor álbum de carácter conceptual; ¿entonces, porque un 9’5 y no un diez? Tomando las canciones una por una me encuentro con temas realmente sobresalientes pero no me ha parecido que ninguno de ellos merezca la puntuación de 10 (creo necesario que haya al menos uno o dos temas 10/10 para puntuar asi a un disco), si, Anyway o The Lamia son son geniales, pero el 10/10 es una nota que se reserva a canciones que realmente no tienen un solo defecto, que son joyas segundo a segundo, y personalmente creo, que así como otras canciones de Genesis como la arrolladora Dancing With the Moonlight Night eran épicas de principio a fin, con una melodía inolvidable y la labor instrumental ejecutada brillantemente, a The Lamia, In The Cage o Anyway les falta un poco, solamente un poco para brillar tanto, pues no creo que sus melodías o sus estructuras armónicas alcancen la perfección.
    Pese a todo encuentro totalmente correcto que defiendas que merece el 10, muchas páginas de referencia así lo creen y se puede ver perfectamente de esta manera, pero bueno, jamás se podrá hacer la crítica perfecta y totalmente objetiva, tan solo aproximarse, y en este caso me parece que las notas entre el 9 y el 10 son las mas correctas.
    Un saludo!

  4. Hola Mauricio!! Estuve leyendo recién ahora la respuesta, perdón por la gran tardanza. Ahora voy a dar mis puntos de por qué este disco sí tiene verdaderas joyas (una canción no tiene que ser totalmente perfecta segundo a segundo para ser una joya). En primer lugar concuerdo en que muchas páginas le otorguen el diez porque lo merece y no porque se trate de una banda grande, llamese Pink Floyd, Led Zeppelin, Deep Purple, The Beatles, Queen, The Who o Genesis por poner algunos ejemplos. Merece el diez porque se trata de una obra musical que aparte de contener una riqueza de melodías casi sin parangón en esos años, tiene también uan construcción musical que hace que verdaderamente el oyente se vaya metiendo en el relato. The Lamb es un gran mosaico de expresiones musicales bien distintas, por lo que no se siente en ningún momento la sensación de monotonía en los pasajes instrumentales, hay muchos matices en todo el disco y si bien uno puede pensar de que se trata de un disco de rock es mucho más que eso, es como el álbum blanco de The Beatles, porque en The Lamb tenemos desde baladas de rock progresivo como Carpet Crawlers hasta música avant garde como The Wainting Room, con toques de minimalismo aquí y allá. Ahora si con todo esto no alcanza voy a decir por qué merece la más alta calificación. Entre otros motivos, este disco es una de las obras cumbre de la música contemporánea por la excelente interpretación de Peter Gabriel a lo largo de todo el disco, cambiando la entonación, haciendo agudos, graves, contrastando su voz según los estados de ánimo de Rael (el personaje protagonista). La música suena muy onírica y surrealista, las canciones que mencioné antes sí son brillantes o no comprendo como para usted no lo sean, no sé a que se refiere cuando dice que «les falta un poco» y si estas canciones hubiesen sido de un grupo aún más famoso y «trascendente»? no se si la nota es por las canciones en sí o porque muchas de las mismas no sean conocidas por el gran público, creo que es por lo primero. Objetivamente hablando estas piezas son tan grandiosas como algunas de las mejores de Pink Floyd, pero si este último tiene tres discos con diez (que lo merecen por supuesto son mis favoritos junto con The Wall) no veo como The Lamb no tenga un diez, que brilla en lo conceptual (auque sea muy complejo), en lo lírico (canto e interpretación), letras y música. Fly on a Windshield por ejemplo es un tema asombroso porque tiene una intro de mellotron que parece estar en un mundo caminando entre zombies y demás seres extraños, después cuando Peter termina de cantar (una melodía vocal que pone los pelos de punta), la parte instrumental parece rendir homenaje de Led Zeppelin por las líneas de guitarra, los compases de batería y el bajo. Después tenemos una auténtica maravilla como The Carpet Crawlers, In the Cage y The Lamia que son verdaderas genialidades por ejemplo la segunda es una oda al mejor rock progresivo con auténtico virtuosismo, un gran solo de teclado de Banks y la performance de Peter que es increíble, con un final asombroso. The Lamia, bueno jeje está canción tiene arpegios de piano que recuerdan a varios pianistas clásicos, otro mérito para el tema es que el desarrollo no se ve forzado en ningún momento y en los estribillos adquiere una intensidad casi inusitada para lo que venía haciendo Genesis y un tema con tanta instrospección y belleza culmina con un solo antológico de Steve Hackett (mi favorito es David Gilmour pero Steve no se queda atrás) que cierra el tema magistralmente. Habría que corregir esas notas y escuchar mejor el álbum y con más detenimiento, no se puede escuchar igual que por ejemplo el Selling England, el otro álbum que merece el diez indiscutido por estar considerado casi por unanimidad en crítica y público como EL MEJOR ÁLBUM DE ROCK PROGRESIVO, sacando al Dark side of the Moon que no es un ábum 100% rock progresivo, pero mi segundo álbum favorito del género es Wish You Were Here de Pink Floyd y casi con seguridad mi favorito de la banda de la que soy un gran fan. Genesis al contrario de Floyd, tuvo un corto período dorado que va de 1971 a 1976, Trespass es muy bueno pero un poco inconsistente asi que le doy un 8. Sería bueno la revisión de los GRANDES discos de Genesis que faltan: Nursery Crime, Foxtrot, A Trick of a Tail y Wind and Wuthering. Este último también se hace un poco pesado escucharlo y la impresión final no es de lo mejor a mi parecer.
    MIs «calificaciones» para los discos de la mejor etapa de la banda:

    Trespass: 8
    Nursery Crime: 8+
    Foxtrot: 9+
    Selling Englind by the Pound: 10
    The Lamb Lies Down on Broadway: 10+
    A trick of the Tail: 9
    Wind and Wuthering: 8+
    Mención de honor:
    Duke: 8-

    Los discos posteriores a Duke los considero mediocres porque la banda se volcó a hacer una lamentable parodia de si mismos, logrando en el último disco (ya si Phil Collins) uno de los peores discos jamás grabados el «Calling all Stations», disco que no quiero ni regalado.
    La primera etapa de la banda es extraordinaria como la «etapa Waters» en Pink Floyd (auue en términos generales me guste un poco más que el Genesis clásico), el Yes de 1970-1975, el King Crimson de 1969 a 1974 entre otras. Te recomiendo que veas las reseñas de Dr Music Studio sobre discos de Genesis (falta la reseña de The Lamb), y las demás bandas clásicas.

Deja un comentario