Muse – Origin of Symmetry (2001)

Puntaje del Disco: 8.5

  1. New Born: 8.5
  2. Bliss: 8
  3. Space Dementia: 8
  4. Hyper Music: 9
  5. Plug in Baby: 8.5
  6. Citizen Erased: 7.5
  7. Micro Cuts: 8
  8. Screenager: 8
  9. Darkshines: 8
  10. Feeling Good: 8.5
  11. Megalomania: 8

La aceptación que recibió Showbiz, el álbum debut de, significó un importante avance en la carrera de Muse. Luego de varios años de estar tocando juntos y con algunos demos lanzados, finalmente el golpe de timón se produjo en 1999 con el lanzamiento del mencionado disco. La combinación entre la electrónica y la psicodelia fue rápidamente bien recibida por la crítica.

El impulso que generó la calidad del primer material motivó al grupo conducido por Matthew Bellamy a editar en 2001 su segundo disco. Origin of Symmetry (inspirado en el libro Hyperspace del físico Michio Kaku), fue grabado en diferentes estudios de Inglaterra; desde Wiltshire, pasando por los Studios Astoria de David Gilmore hasta Abbey Road en Londres. Sería la inspiración de grabar en lugares emblemáticos para la música británica o simplemente un ataque de creatividad, lo cierto es que Origin of Symmetry logró englobar lo mejor de Muse para dar como resultado uno de los mejores discos en su trayectoria.

Sentado sobre la base del bajo como principal línea musical, las guitarras presentan una función de acompañamiento, más que protagonistas. Muse explora distintas técnicas musicales como el “broken cord” en “New Born” y “Bliss”, dos buenos temas que abren el disco. “Space Dementia” inicia con unas notas de piano a las que luego se suman los demás instrumentos, mientras que “Hyper Music” y “Plug in Baby” se destacan, promediando el álbum. Los falsetes vocales de Bellamy en “Micro Cuts” constituyen otro importante momento de este notorio disco, de una banda que busca alzarse como una de las más notorias del último tiempo

Piro

Calificación de Usuarios
[Total: 0 Average: 0]

Divididos – Narigón del Siglo (2000)

Puntaje del Disco: 9

  1. Casi Estatua: 9
  2. Par Mil: 8
  3. Tanto Anteojo: 7,5
  4. ¿Qué Pasa Conmigo?: 8
  5. Spaghetti del Rock: 9,5
  6. Elefantes de Europa: 9
  7. Vida de Topo: 9,5
  8. La Ñapi de Mamá: 8,5
  9. Como un Cuento: 9
  10. Sopa de Tortuga: 8
  11. Pasiones Zurdas Derechas: 8,5
  12. La Gente se Divierte: 7,5
  13. La Firma del Opa: 7,5

En un festival de power tríos no podía faltar el trío más emblemático en el rock nacional en la actualidad: Divididos. Uno de sus discos con mayor repercusión y mejor logrado en los últimos años fue su octava placa, Narigón del siglo (2000). Grabado en los míticos estudios Abbey Road Narigón marcaría una etapa de maduración para la banda con varios de sus temas que se convertirían en himnos para el grupo.

En cuanto al nombre del trabajo, Ricardo Mollo dijo lo siguiente: «Le pusimos Narigón del Siglo porque los que marcaron los 80 y los 90 fueron los narigones, o sea, los mentirosos y los que toman cocaína. Lo de narigón es nuestro símbolo para hablar del vicio y la hipocresía de estos últimos años.»

“Casi Estatua” con una introducción bien hindú y una potencia demoledora abre el disco con mucha energía y sirve de aviso para lo que esta por venir, bajando unos cuantos cambios le sigue la acústica “Par Mil” uno de los cortes de difusión que mas sonó en las radios en ese entonces, a continuación “Tanto Anteojo” dirigido según Mollo a “los tipos que hacen alarde de un conocimiento que debería ser tu patrimonio para ser mejor en la vida; para mí el conocimiento tiene que ver con ser más humilde, no con alardear” y “¿Qué Pasa Conmigo?” que se destaca mas que nada por su solo Hendrixiano.

Hasta aquí el disco prometía pero lo mejor empezaría ahora con “Spaghetti del Rock” una canción de amor dedicada a su ex Erica García y un verdadero clásico de Divididos y hasta del rock nacional, “Elefantes de Europa” es un contraste necesario con la balada anterior un tema bien potente donde esa parece ser la metáfora elegida para sacarse a sí mismos una instantánea londinense, luego nos encontramos “Vida de Topo”, mi favorita del álbum, que según Mollo habla de “Habla de ese universo que uno tiene dentro tuyo. El interior es una línea de subte que te puede llevar desde el Paraíso hasta la estación Catedral. Salís a la calle y sos un anónimo más que anda por ahí con su mundo interior. Si cada ser humano se detuviera a mirar al otro y reconociera que dentro de ese otro hay un mundo igual al suyo, cambiarían algunas cosas”.

Pasada la mejor secuencia del álbum aparece “La Ñapi de Mamá” que continúa con un rock monolítico más un agregado de violines que encaja justo, seguido por otro buen momento “Como un Cuento” un medio reggae, con contrabajo con la recordada frase: “un chalchalero no es un rolling stone”, entre los temas restantes nos encontramos con el funk en “Sopa de Tortuga”, otro rock fuerte como “Pasiones Zurdas Derechas” y para cerrar un par de temas de relleno como “La Gente se Divierte” y “La Firma del Opa” para terminar a puro rasguido de charango.

Narigón del Siglo recibió buenas críticas en su totalidad y paso a convertirse en uno de los mejores discos de la carrera de “La aplanadora del rock” y de todo el rock nacional de la década pasada.

F.V.

Calificación de Usuarios
[Total: 0 Average: 0]