Soda Stereo – Doble Vida (1988)

Puntaje del Disco: 9

  1. Picnic en el 4ºB: 8
  2. En la ciudad de la furia: 10
  3. Lo que sangra (La cúpula): 10
  4. En el borde: 8.5
  5. Los Languis: 8
  6. Día común – Doble vida: 8
  7. Corazón delator: 9.5
  8. El ritmo de tus ojos: 8.5
  9. Terapia de amor intensiva: 8.5

Si con Signos, de 1986, Soda Stereo había demostrado ser la banda más importante en Latinoamérica por aquel entonces, con el lanzamiento del cuarto disco de estudio, el trío argentino confirmó definitivamente que su éxito no era casualidad. La gira por tierras americanas fue inmensa y los fanáticos de Soda se multiplicaban por minuto. Ruido Blanco fue el disco en vivo que registró los momentos más destacados de los recitales que la banda ofreció en más de una decena de países.

En 1988 Cerati, Zeta y Alberti pasaron un mes en Nueva York grabando lo que sería el primer disco editado íntegramente fuera de la Argentina. Doble Vida contó con la producción de Carlos Alomar, quien había trabajado con artistas como Mick Jagger, Paul McCartney y David Bowie, entre otros. Al igual que los discos anteriores, en esta oportunidad Soda continúa evolucionando musicalmente. Ni tan frívolo como el primero, ni tan oscuro como el último, con Doble Vida, el funky y ciertos sonidos más tecnificados (Día Común – Doble Vida y en El Borde) son las características distintivas.

“En la Ciudad de la Furia” surge como el tema por excelencia. Desde el sonido, pasando por la letra y la alegoría al mito de Ícaro, este tema se ha convertido en un clásico infaltable de Soda y en fuente de diversas interpretaciones. Pero si de letras se trata, “Corazón Delator”, inspirado en un cuento de Edgar Allan Poe es una de las baladas más hermosas del grupo. El otro destacado es “Lo que sangra (La Cúpula)”, un verdadero himno que refiriéndose a la fama y sus excentricidades, Cerati deja en claro que los ochenta fueron exclusivamente de Soda.

Piro

Calificación de Usuarios
[Total: 0 Average: 0]

The Replacements – Sorry Ma, Forgot to Take Out the Trash (1981)

Puntaje del Disco: 7,5

  1. Takin’ A Ride: 8
  2. Careless: 6
  3. Customer: 5,5
  4. Hangin’ Downtown: 8,5
  5. Kick Your Door Down: 9
  6. Otto: 9
  7. I Bought A Headache: 6,5
  8. Rattlesnake: 5,5
  9. I Hate Music: 8,5
  10. Johnny’s Gonna Die: 9,5
  11. Shiftless When Idle: 8,5
  12. More Cigarettes: 5,5
  13. Don’t Ask Why: 7
  14. Somethin’ To Du: 6
  15. I’m In Trouble: 5,5
  16. Love You Till Friday: 4,5
  17. Shutup: 5
  18. Raised in the City: 7

Si hablamos de bandas under de rock alternativo de los ochenta, no podemos dejar de lado a The Replacements. Una de las pioneras en el rubro, conformada por el guitarrista y cantante Paul Westerberg, el guitarra Bob Stinson, su hermano Tommy Stinson en bajo y Chris Mars en batería.

Si algo caracteriza a esta banda es que fueron precursores del punk hardcore. Donde la influencia de los Ramones es notoria, aunque llevan su punk a un nivel bastante más estridente, acelerado e incluso primitivo. Algo que se denota bastante en su álbum debut: Sorry Ma, Forgot to Take Out the Trash.

Este disco muestra las 2 caras del hardcore. Por un lado tenemos a los Replacements haciendo un punk veloz, que no es tan limitado, por sus intentos de hacer algo un poco más original y además por tener cierta preocupación desde el lado melódico. Por el otro lado, tenemos a la banda componiendo cortes genéricos que muchas veces son rellenos o incluso ruido insoportable como en  “Love You Till Friday”. De hecho Paul Westerberg canta con su voz cruda como si no le importara nada, lo cual le da cierta personalidad aunque a los más susceptibles seguramente les cueste digerirla. Por eso Sorry Ma termina siendo muy irregular, salta de lo genuino a lo tedioso de forma molesta e inesperada.

De todas formas, de sus 18 temas breves (una costumbre que también comparten de los Ramones) hay varios que se pueden resaltar. “Otto” es muy divertida y es un delirio total en su parte blusera. “Kick Your Door Down” es de las más largas del disco e incluso de las más elaboradas. Me gusta también la velocidad del bajo en “I Hate Music” que lo transforma en una topadora. Y así podemos seguir mencionando buenas canciones como “Hangin’ Downtown” y “Shiftless When Idle”.

¿Pero saben qué? Pese a tanta excitación revolucionaria, ¡El mejor tema del disco es una balada!! Estamos hablando de la espectacular “Johnny’s Gonna Die”,  aparentemente dedicada a su ídolo Johnny Thunders.

Interesante, Sorry Ma es tan poco consistente, que te deja desorientado en su resultado global. Lleno de sensaciones encontradas por el gusto y disgusto que genera. Pero si hacemos prevalecer lo bueno, el álbum es prometedor.

Persy

Calificación de Usuarios
[Total: 0 Average: 0]