Steppenwolf – Steppenwolf The Second (1968)

Puntaje del Disco: 8.5

  1. Faster than the Speed of Life: 9
  2. Tighten Up Your Wig: 8
  3. None of Your Doing: 8
  4. Spiritual Fantasy: 7.5
  5. Don’t Step on the Grass, Sam: 8
  6. 28: 8.5
  7. Magic Carpet Ride: 9
  8. Disappointment Number (Unknown): 7.5
  9. Lost and Found By Trial and Error: 8
  10. Hodge, Podge, Strained Through a Leslie: 8
  11. Resurrection: 7.5
  12. Reflections: 8.5

El mismo año del lanzamiento de su disco debut, Steppenwolf editó lo que sería su segundo material de estudio. Llamado simplemente The Second, la banda liderada por John Kay concentró toda su capacidad y talento para darle forma, en tiempo record, a este muy buen álbum.

El repentino suceso que había tenido el primer disco, impulsado sobre todo por el hit “Born to be Wild”, presentaba buenos augurios para el siguiente trabajo. De hecho, The Second es casi una continuación de aquél, sólo que con ciertas mejorías. “Faster then the Speed of Life” toma las riendas de los sonidos anteriores y marca una de las mejores rollas de este disco que se extiende con la buena armónica en “Tighten Up Your Wig”.

Lo característico de Steppenwolf es que ha sabido combinar el rock con la psicodelia sin perder el blues. Incluso la banda explota en el ambiente más acústico con “Spiritual Fantasy”, que a pesar de no ser el estilo clásico del grupo, sirve de cortina para el siguiente telón. “Don’t Step on the Grass, Sam” es magnífico destello de psicodelia y una clara referencia a la marihuana.

“Magic Carpet Ride”, el primer sencillo lanzado del disco, merece un párrafo aparte ya que se convirtió en un nuevo hit para el grupo y es considerado el primer video de rock moderno. El álbum no se agota allí, sino que es a partir de “Disappointment Number (Unknown)” que se inicia una sección más heterogénea con puntos altos como en “Hodge, Podge, Strained Through a Leslie”.

Aunque el impacto no fue tan grande como con el disco anterior, en conjunto The Second muestra mejores tonalidades y variantes.

Piro

Los Gatos – Viento Dile a la Lluvia (1968)

Puntaje del Disco: 7,5

  1. Viento dile a la lluvia: 8,5
  2. El niño y el mar: 6
  3. Los payasos no saben reir: 9
  4. Déjame buscar la felicidad: 8
  5. La canción del hombre feo: 7,5
  6. Una nube en tu vida: 8,5
  7. Hoy amaneció: 8
  8. Un día de fiesta: 5
  9. Dónde está esa promesa: 6,5
  10. La mujer sin nombre: 7,5
  11. Las vacaciones: 6
  12. De nuevo en el camino: 5

Cuando escuchen este disco lo primero que van a pensar va a ser: “esto es más viejo que la mierda”. Sí, al igual que su álbum debut el sonido añejo sigue presente en el segundo disco de los Gatos, pero compositivamente hablando, desde mi punto de vista Litto Nebbia ofrece un trabajo más sólido y maduro en calidad de temas.

Viento Dile a la Lluvia también es conocido como Volumen II pero en una edición distinta. Esta versión justamente incluye su homónimo clásico por el cual nuevamente tuvieron mucho éxito a nivel ventas. Aunque hay que decirlo, “Viento dile a la lluvia” no es tan rutilante como lo fue “La Balsa” y de hecho no siento que sea el mejor tema del álbum. Pero sí reconozco que demuestra la madurez de los Gatos haciendo una canción con orquestaciones no escuchadas antes en ellos.

Más me gusta la balada “Los payasos no saben reír” con el órgano constante de Ciro Fogliatta. “Déjame buscar la felicidad” también es interesante por la psicodelia que despliega con su flauta y sus arreglos de cuerdas. Otra destacada es “Una nube en tu vida” de lo más bizarro y experimental del álbum. Es oscura y flashera, lo más sorprendente que hicieron los Gatos a nivel compositivo aunque no sea impresionante. Y también se puede resaltar a “Hoy amaneció”, que empieza como uno de las canciones de su disco debut pero se distingue nuevamente por el órgano de Fogliatta.

El resto no llega al mismo nivel. Encima hay algunos cortes bastantes banales y olvidables como “Un día de fiesta” y “De nuevo en el camino”. De las canciones que quedan se pueden tomar a “La canción del hombre feo” por su acompañamiento con armónica o “La mujer sin nombre” por su riff.

Como resultado, Viento Dile a la Lluvia termina siendo levemente superior a su predecesor y consolidaría a Nebbia como compositor, aunque el disco no llega a ser espectacular por su irregularidad.

Persy