Nick Drake – Bryter Layter (1970)

Puntaje del Disco: 10

  1. Introduction:
  2. Hazey Jane II: 9,5
  3. At the Chime of a City Clock: 10
  4. One of These Things First: 9
  5. Hazey Jane I: 9,5
  6. Bryter Layter: 8
  7. Fly: 8,5
  8. Poor Boy: 8,5
  9. Northern Sky: 10
  10. Sunday: 8

Luego de la escasa repercusión que significo el álbum Five Leaves Left para este gran músico, era de esperar la enorme desilusión de Nick Drake, y es que no es posible como un público tan poco dado a la elección de lo verdaderamente bueno con lo terriblemente malo haya dejado en el olvido tan enorme disco. Aquí debo resaltar que los tres únicos LP’s que Nick Drake concibió en vida son de una calidad indiscutible y merecen una revaloración por parte de verdaderos melómanos y re descubridores de joyas perdidas en la música.

Este segundo álbum posee una belleza única que es difícil compararlo con el anterior trabajo; los arreglos de cuerdas siguen presentes aunque con una mayor presencia, además el disco contiene dejos de jazz y algunos coqueteos pop radiales, más integrantes del grupo folk rock Fairport Convention seguían de regreso y ese enorme artista sinónimo de vanguardia llamado John Cale en varios instrumentos. Nick Drake se muestra un poco más optimista y con una sensibilidad a tope, pues las letras son menos arriesgadas y  más sinceras.

Sin lugar a dudas este enorme trabajo estaba pensado para entrar de lleno a la radio, y luego de un pequeño pero hermoso intro el cambio estilístico se nota desde un  principio con la maravillosa «Hazey Jane II», para seguir con la primer joya del LP (relativamente hablando pues no hay nada de relleno en el álbum) la increíble «At the Chime of a City Clock», brillante y con ese punteo de Nick como guía para toda la canción, todo es perfecto; desde una precisa sección rítmica, pasando por los arreglos orquestales y un delicioso saxo, estupenda.

La calidad se mantiene con la bonita melodía «One of These Things First», tan dulce y con un piano constante en la canción. «Hazey Jane I» es otro de los puntos altos con un excelente arpegio de la guitarra de Nick Drake y los instrumentos de cuerda que lejos de sonar grandilocuentes le dan ese toque cuasi épico al tema.

El segundo lado del vinilo original inicia con la homónima instrumental «Bryter Layter», seguida de la breve pero sutil «Fly» con un angelical clavecín y viola cortesía claro del ex velvet John Cale; «Poor Boy» por otra parte es otro elegante corte cuasi jazzero, con un ritmo bossa-nova y excelentes coros femeninos. Por ultimo Nick Drake nos entrega “Northern Sky”, posiblemente la más bella y dulce melodía que jamás haya escrito, aquí Nick le canta al amor y como una persona puede cambiar todo nuestro rumbo y hacernos volar, resulta curioso como un músico tan dado a las letras desoladas y de temática menos convencional escribiera un alegato al romanticismo. Tan corta, tan pop pero ojala las baladas actuales tuvieran esa sensibilidad a tope caray.

Sin duda el álbum más elaborado y accesible, pero no por eso menos trascendente de este malogrado y brillante artista, El disco solo vendió unas 15,000 copias en su momento y obtuvo reseñas mixtas, la fama estaba lejos para Nick Drake, quien se reprimía y se decepcionaba de la música; afortunadamente mucha gente revalorando y a 41 años de publicado se rige como uno de los álbumes mas perfectos y hermosos, urge darle una escucha sin prejuicios.

Mich

Calificación de Usuarios
[Total: 0 Average: 0]