Iron & Wine – Kiss Each Other Clean (2011)

Puntaje del Disco: 8.5

  1. Walking Far from Home: 8
  2. Me and Lazarus: 8
  3. Tree by the River: 9
  4. Monkeys Uptown: 8
  5. Half Moon: 8
  6. Rabbit Will Run: 8.5
  7. Godless Brother in Love: 8.5
  8. Big Burned Hand: 9
  9. Glad Man Singing: 8
  10. Your Fake Name Is Good Enough for Me: 8

De Carolina del Sur y proveniente de una familia trabajadora, Samuel Beam nació a mediados de la década del setenta y pronto estuvo en contacto con el mundo del arte. Un título en la especialidad en la Universidad de Virginia y otro desde el cine en la Universidad de Florida, concibieron los fundamentos de un artista que luego exploró el aspecto musical. En un principio a través de demos y luego, cuando los trabajos iban creciendo, llegó el primer disco, en 2004.

Iron & Wine, una frase que Sam leyó en un complemento dietario, fue la partida para de su carrera musical, que hasta principios de 2011 registraba tres álbumes. “Kiss Each Other Clean”, según como lo definió el músico está más orientado al pop. Es clara la referencia a este género, pero de todos modos, Beam no pierde el flok acústico que lo hizo famoso.

En este disco Iron muestra que mantiene intacto el nivel de las letras, con una profundidad remarcable y con melodías brillantes. En “Me and Lazarous” se acompaña muy bien del saxo mientras que “Tree by the River” y “Big Burned Hand” son de los mejores temas del disco. “Monkeys Uptown” acelera un poco el ritmo que pronto vuelve a la normalidad en “Half Moon”, una hermosa balada sureña.

Un disco ideal para escuchar relajado, sin apuros ya que da la sensación constante de estar en un viaje placentero. Iron & Wine, desplegando todo su talento, produjo uno de los discos más destacados, no sólo del año sino también de su ascendente carrera.

Piro

Calificación de Usuarios
[Total: 0 Average: 0]

Deja un comentario