Los Caballeros de la Quema – Perros, Perros y Perros (1996)

Puntaje del Disco: 7

  1. Jodido Noviembre: 7
  2. ¿Qué Pasa en el Barrio?: 6
  3. Celofán: 8
  4. Perreras: 7
  5. No Chamuyes: 8
  6. Los Tipos Duros No Bailan: 7
  7. Mientras Haya Luces de Bar: 9
  8. Hasta Estallar: 8,5
  9. Laburo de Nenas: 7
  10. 4 De Copas: 7
  11. No Hay: 6,5
  12. Todos Decimos Nada: 7
  13. Tu Perro y mi Gato: 6

Los Caballeros de la Quema continuarían en forma ascendente durante toda la década del noventa y para no perder el paso para fines de 1996 presentarían su tercera placa de estudio Perros, Perros y Perros.

En esta oportunidad el grupo del oeste del conurbano bonaerense se apoyo en temas que rotaron bastante en las radios y canales de música como «No Chamuyes» y «Hasta Estallar», este ultimo con la participación de Leon Gieco. Como sello distintivo sendos temas contaron con su respectivo videoclip dirigido por el cineasta independiente Raul Perrone, también oriundo del oeste de la provincia de Buenos Aires.

Al margen de los más conocidos Perros, Perros y Perros incluye otros muy buenos temas y clásicos de los Caballeros “Celofán”, “Jodido Noviembre” y la balada “Mientras Haya Luces de Bar”. Para completar el disco tenemos canciones menos logradas que en su mayoría pasaron al olvido rápidamente.

Las presentaciones de Los Caballeros de la Quema crecían exponencialmente en concurrencia tras colmar la capacidad en la presentación oficial del disco en Dr. Jekyill compartieron escenario en distintos festivales multitudinario con Las Pelotas, Attaque 77, Massacre, Los Fabulosos Cadillacs, entre otros.

A estas presentaciones le seguirán su habitual gira por la costa atlántica argentina en el verano de 1997 y diversas presentaciones en todo el año, entre las que se destaca el festival gratuito Buenos Aires Vivo donde tocaron al aire libre para mas de 80.000 espectadores. Ya para principios del año siguiente los Caballeros se encerrarían en estudios para darle forma a su cuarto y consagratorio material.

F.V.

Calificación de Usuarios
[Total: 0 Average: 0]

Rites of Spring – Rites of Spring (1985)

Puntaje del Disco: 8,5

  1. Spring: 9
  2. Deeper than Inside: 9,5
  3. For Want Of: 9,5
  4. Hain´s Point: 8
  5. All There Is: 7
  6. Drink Deep: 9
  7. Other Way Around: 8
  8. Theme: 7,5
  9. By Design: 7,5
  10. Remainder: 8,5
  11. Persistent Vision: 7
  12. Nudes: 7,5
  13. End on End: 9

Rites of Spring fue una banda norteamericana de post-hardcore con una efímera actividad entre los años 1984 y 1986, época en la que sólo editaron un disco de estudio y un EP publicado después de la disolución de la banda.

A pesar de su corta existencia, los Rites of Spring fueron una de las bandas más influyentes del movimiento hardcore de los 80, y su sonido y filosofía dejaron huella en otros conjuntos posteriores, tales como Superchunk, Nation of Ulysses, Drive Like Jehu o Fugazi, banda esta última fundada y liderada por dos de los miembros originales de Rites: el cantante y guitarrista Guy Picciotto y el batería Brendan Canty.

Con este álbum, los de Washington son considerados como pioneros de la escena emo-hardcore, recogiendo la técnica punk instrumental, salvaje y visceral de bandas previas como Black Flag o Minor Threat y añadiendo a todo esto un toque pasional e íntimo a sus letras.

Sentimientos furiosos y emotivos –de ahí el término “emocore”- se aprecian en estas trece canciones, moviéndose entre estados instropectivos de amor juvenil, representados en cortes como “Spring” o “Drink Deep”, la depresiva “Deeper than Inside”, la angustia melancólica de “For Want Of”, que supone el punto cumbre del álbum, la confesión de “Nudes” y la rebeldía de “By Design” y “Remainder”, temas claramente influenciados por la vieja escuela hardcore de Black Flag y Bad Brains.

Es destacable en todas las canciones la abundancia de los pronombres “You” y “I”, de dos personas –amantes- en mutua y constante comunicación, deseo, pero también dolor y autodestrucción, lo cual refuerza el componente sentimental en las letras de Rites of Spring. También se repiten bastante los ritmos y la línea melódica de las canciones (nótese la similitud musical entre “Spring” y “Other Way Around”), lo cual no resulta a la postre aburrido para el que lo escucha.

Nos encontramos ante un disco muy homogéneo, en el que no hay un solo tema flojo y sí momentos memorables en la historia del punk americano. Toda esta declaración de sentimientos, hecha con gran sinceridad y emoción, acaba con la frenética y desaliñada “End on End”, y es que, a pesar del título de esta canción, esta aventura musical no acaba realmente aquí, y continuará dejando huella años después desarrollándose de manera más enfocada en Fugazi.

Ruben S.

Calificación de Usuarios
[Total: 0 Average: 0]