Soundgarden – Down on the Upside (1996)

Puntaje del Disco: 7

  1. Pretty Noose: 8,5
  2. Rhinosaur: 8
  3. Zero Chance: 7
  4. Dusty: 6,5
  5. Ty Cobb: 7
  6. Blow Up the Outside World: 9,5
  7. Burden in My Hand: 9
  8. Never Named: 8
  9. Applebite: 6
  10. Never the Machine Forever: 7,5
  11. Tighter & Tighter: 7
  12. No Attention: 7
  13.  Switch Opens: 7,5
  14. Overfloater: 7
  15. An Unkind: 6,5
  16. Boot Camp 7

Soundgarden comenzó las grabaciones para su quinto trabajo Down on the Upside (1996) luego de una maratónica gira de presentación de su anterior material que había significado un quiebre en cuanto al crecimiento de su popularidad de uno de los grupos más exitosos en los noventa.

Como principal característica podemos señalar que lo nuevo de Soungarden resulto menos pesado y ruidoso de lo que venían haciendo. Aunque mantuvieron una estructura de canciones ambiciosas, compleja no contaron con una producción tan detallada. Algo que en realidad fue totalmente intencional ya que el grupo se hizo cargo de la producción. Según el bajista Ben Shepherd al hacerse cargo ellos mismos de dicha tarea buscaban sonar más crudos, más honestos y responsables.

Lo cierto es que al recorren Down on the Upside nos encontramos con mucho mas relevancia en las melodías y en la voz que en riffs de guitarras “asesinos”. Esta diferencia genero tensión en el seno de la banda mientras Cornell y Shepherd eran los impulsores de esta idea el guitarrista Kim Thayil no estaba de acuerdo con abandonar la marca registrada de Soundgarden y lo que tantos resultados les había traído hasta el momento.

Basándome en el resultado final me encuentro más cercano a lo que Thayil esgrimía se extrañan temas demoledores como “Outshined” o “Like Suicide” y solo contamos con  algunas excepciones como “Blow Up the Outside World”, “Burden in My Hand” y “Pretty Noose”, temas que verdaderamente salvan al disco. En especial el primero uno de mis favoritos en toda su carrera.

El título del álbum proviene de una frase de la canción “Dusty”. Cornell cuenta que estaban buscando un nombre que describa todo el material y no se ponían de acuerdo. Cuando se encontraban en una sesión de fotos para la revista Spin alguien de la discográfica los apuró: “Necesitamos su título”; entonces el baterista Matt Cameron salió con ese título y todos asentimos “Si, es ese”.

F.V.

Calificación de Usuarios
[Total: 1 Average: 4]

Deja un comentario