Duran Duran – Rio (1982)

Puntaje del Disco: 8,5

  1. Rio: 9
  2. My Own Way: 7
  3. Lonely In Your Nightmare: 7,5
  4. Hungry Like the Wolf: 9,5
  5. Hold Back the Rain: 8
  6. New Religion: 8,5
  7. Last Chance on the Stairway: 8,5
  8. Save a Prayer: 8,5
  9. The Chauffeur: 8

La reputación de Duran Duran se construyo desde los comienzos de la década del ochenta a través de videos musicales justo en el surgimiento y explosión de la cadena musical MTV, su imagen glamorosa y su look de chicos ingleses bien parecidos lograron imponer un estilo personal y atraer una base de seguidores considerables que los posesionarían como uno de los grupos de mayor repercusión en la década.

La historia de Duran Duran nos remonta a 1978 cuando dos compañeros de clase fanáticos de David Bowie y Roxy Music, Nick Rhodes (teclados) y John Taylor (guitarra) fundaron la banda junto a ellos Simon Colley (bajo) y Stephen Duffy (voz) completaban la formación. Esta formación fue sufriendo bajas con el correr de los años hasta consolidarse la formación histórica de Duran Duran con la que grabarían sus primeros discos Duran Duran (1981) y Rio (1982), con Simon LeBon haciéndose cargo de las voces en algunos temas, Andy Taylor como guitarrista y cantando en otros, John Taylor como bajista y también voces, Roger Taylor en batería y Nick Rhodes que además de los teclados se ocuparía de los sintetizadores.

Ningún grupo contemporáneo advirtió que era lo nuevo y supo aprovechar tanto el uso de videoclips como este quinteto oriundo de Birmingham cada video contaba con un sello distintivo incorporándoles un estilo y trama cinematográfica. Para su segundo trabajo Rio casi el cien por ciento de los temas contaba con su propio video algunos despertando controversia por su contenido erótico como “The Chauffeur” y otros como “Hungry Like the Wolf” formando parte de la banda de sonido de películas contemporáneas (Cazadores del Arca Perdida). Este manejo inteligente de su imagen y su indudable talento los ayudo a crecer en popularidad notablemente llegando a convertirse en ídolos de las audiencias jóvenes.

Su segundo trabajo Rio es una fiel representación de la década del ochenta haciendo hincapié en una ideal combinación de sintetizadores y guitarras que lógicamente termino sonando en los dos lados del Atlántico gracias a verdaderos hits como “Rio”, “Hungry Like the Wolf” y “Save a Prayer”, algunos menos conocidos como “Last Chance on the Stairway” y “Hold Back the Rain” tambien logran desarrollar ese sonido pop que sobrevuela todo el disco y el resto de su carrera en los ochenta.

F.V.

Calificación de Usuarios
[Total: 0 Average: 0]

Deja un comentario