Neil Young – Zuma (1975)

Puntaje del Disco: 8,5

  1. Don’t Cry No Tears: 8
  2. Danger Bird: 9
  3. Pardon My Heart: 8,5
  4. Lookin’ for a Love: 8
  5. Barstool Blues: 9
  6. Stupid Girl: 7,5
  7. Drive Back: 8
  8. Cortez the Killer: 9,5
  9. Through My Sails: 8

Luego de la oscuridad de Tonight’s the Night Neil Young volvería a grabar con Crazy Horse en esta oportunidad con el guitarrista Frank Sampedro remplazando al difunto Danny Whitten. Como resultado unos pocos meses después de la edición de Tonight’s the Night emergería un Young mas comercial y con mayor similitud a discos anteriores como Everybody Knows This Is Nowhere que al Young profundo que nos sorprendía en sus últimos trabajos, lógicamente siempre dentro de una cohesión y una envergadura musical que un verdadero artista como el nunca descuidaría.

Una de las mayores virtudes dentro de la carrera de este canadiense es como pudo perdurar y manejar sus sentimientos para poder por ejemplo pasar de un disco totalmente melancólico como Tonight’s the Night a uno con un ambiente mas optimista como en Zuma. Como siempre Neil se las ingenia para grabar un puñado de buenas canciones combinando el rock acústico con atmosfera country y algunas piezas de hard rock que nunca vienen mal.

Mas haya que el proyecto Crazy Horse había tenido un impasse de cinco años la banda logra destacarse y sonar sólida pese a la inactividad y la reciente inclusión de Sampedro. Las canciones mas comerciales a las que hacíamos referencia como “Pardon My Heart”, “Don’t Cry No Tears” y “Lookin’ for a Love” logran estar a la altura del nivel general del álbum y son un buen contrapunto a lo mas destacado como el épico rock “Cortez the Killer”, sobre el conquistador español en Latino America Hernán Cortés, que se convertiría en uno de los clásicos y mejores temas de la enorme y aun vigente carrera de Neil Young.

F.V.

Calificación de Usuarios
[Total: 0 Average: 0]

Un comentario sobre “Neil Young – Zuma (1975)”

  1. Como en todos los discos de Young, hay emociones y sentimientos a punto de desbocarse como los caballos de su banda, y siempre se acompaña de grandes músicos, otra estrella del disco es la guitarra de Neil, un disco sobresaliente en la discografía de Young, aunque esto sea difícil y sin duda uno de los grandes discos del rock de siempre.

Deja un comentario