Steppenwolf – Steppenwolf (1968)

Puntaje del Disco: 8

  1. Sookie Sookie: 8.5
  2. Everybody’s Next One: 7
  3. Berry Rides Again: 7.5
  4. Hoochie Coochie Man: 7
  5. Born to Be Wild: 10
  6. Your Wall’s Too High: 7
  7. Desperation: 7
  8. The Pusher: 8
  9. A Girl I Knew: 8
  10. Take What You Need: 7
  11. The Ostrich: 7.5

Quedará eternamente e indefectiblemente a su máximo hit “Born to Be Wild”; sin embargo, Steppenwolf fue una banda que ofreció mucho más que una canción. Con una amplia discografía y casi cuarenta años de trayectoria, este grupo canadiense – estadounidense entró en la música en una época acorde para el desarrollo de grandes formaciones y artistas.

Formada en Los Angeles en 1967 por el cantante John Kay, el guitarrista Michael Monarach, el bajista Rushton Moreve, el tecladista Glody McJohn y el baterista Jerry Edmonton, Steppenwolf surgió de lo que inicialmente era The Sparrows. El particular nombre de la banda toma su origen en una novela de Hermann Hesse y fueron los sencillos “A Girl I Know” y la muy buena “Sookie Sookie”, las encargadas de dar comienzo a la fructífera carrera.

Este disco debut homónimo, si bien no es descomunal, ofrece muy buenos momentos pasando por distintos tonos, desde los más rockeros clásicos como “Berry Rides Again” a uno más blusero como “Desperation”. La versión de “Hoochie Coochie Man” de Willie Dixon suena también bastante bien, aunque no es el fuerte del disco. “The Pusher” en cambio, con ese sonido denso y combativo, se hizo conocido por la versión en la película Easy Rider de 1969.

Aunque “Born to Be Wild” no proviene del seno mismo de la banda sino Mars Bonfire, un antiguo miembro de The Sparrows, la canción instantáneamente fue tomada como propia por Kay y compañía, quienes le dieron su toque especial para convertirla en un gran hit. La expresión “heavy metal thunder” fue la impulsora del nombre de ese género específico que empezaba a sonar en aquellos revoltosos años sesenta.

Piro

Calificación de Usuarios
[Total: 0 Average: 0]