Otis Redding – Pain in My Heart (1964)

Puntaje del Disco: 8

  1. Pain In My Heart: 8
  2. The Dog: 7
  3. Stand By Me: 8.5
  4. Hey Hey Baby: 8
  5. You Send Me: 7.5
  6. I Need Your Lovin: 7
  7. These Arms Of Mine: 8
  8. Louie Louie: 7.5
  9. Something Is Worrying Me: 7
  10. Security: 8
  11. Thats What My Heart Needs8
  12. Lucille: 7

Apodado “El Rey del Soul”, Otis Redding fue uno de los cantantes estadounidenses más reconocidos y legendarios en la historia de la música americana. Su capacidad para transmitir los sentimientos más profundos a través de su privilegiada voz fue la insignia de su carrera. Una carrera que poco tiempo le dio ya que con tan sólo 26 años, dejó este mundo para juntarse con otros grandes cuyos momentos llegó antes de lo debido.

Otis Ray Redding Jr., tal como su madre lo había llamado, nació en Dawson, Georgia en septiembre de 1941, tres meses antes que los japoneses destruyeran Pearl Harbor. Con la Segunda Guerra Mundial en ciernes y en plena segregación racial, Otis tuvo una infancia complicada. Las presentaciones en las Iglesias cantando Gospel fueron sus primeras experiencias ante un público. Sin embargo, fue la música de Little Richards la que lo llevó a adentrarse en el mundo del incipiente rock n’ roll.

A principios de los sesenta formó parte de la banda del guitarrista Johnny Jenkins, en cuyas sesiones grabó “These Arms of Mine” en 1962. También editó otros sencillos que no obtuvieron reconocimiento, hasta que en 1964 salió a la venta su primer disco solista, “Pain in My Heart”.

La voz profunda y por momentos hirientes pueden apreciarse en cada nota de este muy buen disco de soul y rythym n’ blues. “That’s What My Heart Needs” es una plegaria que estremece incluso a la dama más dura o “These Arms Of Mine” enamora desde el primer instante. De las canciones de su autoría, “Security” es uno de los tantos éxitos del disco. Por otro lado, Redding también utiliza covers de otros artistas para completar el material, como la inagotable “Stand By Me” de Ben E. King, “You Send Me” de Sam Cooke y “Louie Louie” de Richard Berry. Todas interpretadas con su sello característico.

Piro

Calificación de Usuarios
[Total: 0 Average: 0]
Artículos Relacionados

Deja un comentario