Los Twist – La Dicha en Movimiento (1983)

Puntaje del Disco: 8

  1. Jugando hulla-hulla: 8
  2. 25 estrellas de oro: 7.5
  3. S.O.S sos una rica banana7
  4. Salsa!7.5
  5. Lo siento: 6
  6. En el bowling: 7
  7. Es la locura: 7
  8. Ritmo colocado: 8
  9. Pensé que se trataba de cieguitos: 9
  10. Cleopatra, la reina del twist: 8
  11. Quién puso el bomp: 7
  12. El primero te lo regalan, el segundo te lo venden: 7
  13. Jabones flotadores: 7
  14. Mocasín: 6

Con la restauración de la democracia en 1983 el Rock Nacional inició una nueva etapa, sumando a los sonidos progresivos de la década anterior, las influencias del new wave. Aunque todavía con traumáticas secuelas de la dictadura militar, aquel año democrático vio el inicio de un nuevo estilo de música, uno más divertido e irónico. Los Twist se formó en marzo de 1982 cuando Daniel Melingo, saxofonista de Los Abuelos de la Nada,y Gonzálos Palacios quedaron cautivados por el desopilante Pipo Cipolatti. Fabiana Cantilo e Hilda Lizarazu eran las encargadas de los coros.

Las primeras presentaciones fueron en el Café Einstein, uno de los puntos más destacados del under porteño. Sumo, Soda Stereo y Virus fueron algunos de las legendarias bandas que desfilaron por aquel lugar. Al año siguiente, la música de Los Twist llegó a oídos de Charly García, quien produjo su primer disco. “La Dicha en Movimiento” era una definición que Pipo encontró en un Manual de Toxicología de la Policía Federal Argentina que se refería a la cocaína.

El disco es un muy buen compilado de temas divertidos e ideales para animar cualquier fiesta. Con un repertorio de go-gó, new wave y pop, las letras estaban enfocadas en el humor y parodias a la cultura de aquellos años. La roja cabellera de Cipolatti, los trajes con los que se presentaban y la combinación de instrumentos eran las particularidades que daban forma a esta extrovertida banda. Las ventas se dispararon, alcanzando casi ciento veinte mil y el boom Twist estalló. Pero como toda fama repentina, también hubo sectores que no agradaban con las letras, como con “Jugando hulla-hulla” que se refería a los huevos.

A pesar de estas polémicas, el disco fue un verdadero éxito y dejó grabado clásicos como la genial “Pensé que se trataba de cieguitos”, “Cleopatra, la reina del twist” y “Ritmo colocado”.

Piro

Calificación de Usuarios
[Total: 0 Average: 0]
Artículos Relacionados

Deja un comentario