David Bowie – Young Americans (1975)

Puntaje del Disco: 6

  1. Young Americans: 9
  2. Win: 6
  3. Fascination: 5
  4. Right: 5
  5. Somebody Up There Likes Me: 7
  6. Across The Universe: 5
  7. Can You Hear Me: 6
  8. Fame: 9

Adiós definitivo al Glam Rock. El Duque Blanco ya podría ser llamado “el Camaleón” por las múltiples formas empezaría adquirir en su carrera. Esta vez Bowie hace un quiebre definitivo y decide abocarse a hacer música más bailable y especialmente orientada al soul. Sin embargo, en lo personal pienso que no le queda bien el papel de Soulman a David Bowie. Por favor, no es Stevie Wonder ni James Brown. Ni siquiera es negro… El giro es negativo a pesar de que David haya buscado crecer y despegarse de la figura de Ziggy Stardust para seguir desarrollándose artísticamente.

Esto quedaría reflejado en Young Americans, un álbum que personalmente no me gusta, ya que no solo la postura de Bowie no me parece la adecuada, sino también por el nivel de las canciones que integran al disco. La gran mayoría de sus temas son mediocres, innecesariamente alargados y sobreproducidos. Y por eso terminan aburriendo con frecuencia. Incluyendo al cover del clásico Beatle “Across The Universe”, que no es bueno. No fue hecho para que sea versionado como un tema soul.

Aún así, Young Americans cuenta con dos clásicos que sobresalen muy claramente. El homónimo “Young Americans” es el primero, el cual me encanta solo por su estribillo con coro. Y la Funky “Fame” es el otro tema a aplaudir, que casualmente es el último del disco. Es decir, el primero y el último corte son lo mejor del álbum. En el medio tenemos una colección de canciones en las que intenta hacer soul, y en ese intento se transforman en temas omitibles.

Young Americans es un pobre y generoso 6, solo por los 2 clásicos que tiene y porque, pese al nivel compositivo, la mayoría de sus canciones son “escuchables”.

Persy

Calificación de Usuarios
[Total: 0 Average: 0]

2 comentarios sobre “David Bowie – Young Americans (1975)”

  1. Si algo ha caracterizado a Bowie a lo largo de su carrera es el no quedarse atascado, el progresar y cambiar. Según el criterio de cada uno a veces es con buen resultado y otras con muy mala suerte.
    Lo que ocurre en este caso es que como bien dice Benet, lo que acababa de dejar de lado Bowie era una de las páginas del Rock más brillantes de la historia -su Ziggy, el Glam y las Arañas de Marte-.
    Tiene temazos como los que señalas más el añadido de mi favorito -Can You Hear Me-. En mi opinión es un disco que le sirvió además para aprender, mejorar como cantante y artista hasta que de nuevo otra vez le dio por cambiar, mecanizarse, europeizarse e irse a Berlín:)

    Me pasaré más veces por aquí y te enlazo con mi blog.

    ¡Saludos!

Deja un comentario