Radiohead – I Might Be Wrong: Live Recordings (2001)

Puntaje del Disco: 8,5

  1. The National Anthem: 9
  2. I Might Be Wrong: 8
  3. Morning Bell: 8,5
  4. Like Spinning Plates: 7,5
  5. Idioteque: 8
  6. Everything In It’s Right Place: 8,5
  7. Dollars And Cents: 7,5
  8. True Love Waits: 9

El lanzamiento de Kid A y Amnesiac también nos traería el primer y único disco en vivo oficial de Radiohead: I Might Be Wrong. A pesar ser el único en esta categoría nos muestra algunas de las mayores virtudes de Radiohead en sus recitales, pero también con ciertas deficiencias.

Empecemos por lo positivo. En primer lugar, el álbum te invita a disfrutar la diferencia de escuchar ciertos temas de Radiohead en su versión de estudio respecto de su versión en directo. El mejor ejemplo es “The National Anthem”, una canción que parece haber sido compuesta solo para interpretarla en sus conciertos. Sus arreglos electrónicos y su riff constante resultan más tormentosos respecto de lo que encontramos en Kid A. La otra cualidad remarcable es que Radiohead funciona como un relojito en sus recitales, tiene la misma prolijidad que cuando nos sentamos a escuchar su discografía de estudio. “I Might Be Wrong”, “Morning Bell” y “Idioteque” lo señalan al no diferir mucho de su versión original. Y “Everything In It’s Right Place” es tan flashera como de costumbre.

Ahora vayamos a lo negativo. Lo primero y lo menos relevante es que en su afán por experimentar algunas de sus canciones pierden sus mejores cualidades. Si nos centramos en la versión de piano de “Like Spinning Plates”, puedo decir que no esta mal, pero extraño escuchar los efectos de platos voladores que aparecen en Amnesiac. El segundo defecto y el más importante es que el disco es muy corto y solo incluye temas de Amnesiac y Kid A. Si hicieron un compilado de sus presentaciones en Berlín, París y Londres (entre otros lugares) la cantidad de 8 canciones es miserable. Pero no voy a remarcar tanto la ausencia de cualquier clásico de OK Computer o The Bends. Lo que sí voy a decir es que podrían haber incluido la homónima “Kid A” que en vivo suena bárbaro. O sino clásicos como “Optimistic” o “Pyramid Song” si querían incluir solo cortes de Amnesiac y Kid A.

De todas formas, el contenido que presentaron de I Might Be Wrong es muy bueno. Uno no se puede quejar de la calidad con que interpretan sus temas. Y además, tenemos a “True Love Waits”, la frutilla del postre al ser la canción inédita del disco. Una balada con una melodía cautivante y la más simple del disco: Thom Yorke cantando solo con su guitarra acústica en mano. Para oír y disfrutar.

Persy

Calificación de Usuarios
[Total: 0 Average: 0]

3 comentarios sobre “Radiohead – I Might Be Wrong: Live Recordings (2001)”

Deja un comentario