Vox Dei – La Biblia (1971)

vox-dei-la-biblia-1971-1226630

Puntaje del Disco: 10

  1. Génesis: 10
  2. Moisés: 9
  3. Las Guerras: 9
  4. Profecías: 9,5
  5. Libros Sapienciales: 10
  6. Cristo (Nacimiento): 8
  7. Cristo (Muerte y Resurrección): 9
  8. Apocalipsis: 8

La Biblia, un disco tan inmaculado y zarpado como su nombre lo sugiere. Uno de los más importantes del Rock Argentino. Para tener en cuenta su relevancia hay que ubicarlo históricamente. Fue grabado en plena dictadura militar en un país católico como este, e incluso la Iglesia Católica participó supervisando sus letras religiosas.

Más allá de esto, el aspecto distintivo de La Biblia es que resulta una propuesta muy ambiciosa sobretodo si consideramos que Vox Dei era un grupo que todavía se estaba iniciando. Además resulta sorpresivo porque el rock nacional en aquellos años también se estaba formando.

Al respecto Willy Quiroga recuerda: “Teníamos miedo que se transformara todo en una payasada, incluso fuimos cuestionados por algunos que decían ‘cómo se atreven estos pelilargos a hacer La Biblia’ ”.

Afortunadamente la apuesta fue acertada, más allá de su contenido religioso que puede despertar críticas y ataques de los más fervorosos creyentes. La Biblia es y siempre será el mejor álbum de Vox Dei, aquel que marcó un punto de inflexión en su carrera, donde se nota que musicalmente hay un avance mayúsculo de la banda. Los temas son mucho más interesantes y más elaborados, especialmente desde el aspecto instrumental. Y el hecho de tocar temas evangélicos queda muy bien conectado a la música de cada corte. Se nota ahí la influencia de The Who en la idea de generar un álbum conceptual como una especie de opera rock.

El disco arranca con su mejor canción desde mi punto de vista “Génesis”. Un tema progresivo con múltiples pasajes que instrumentalmente son apasionantes en todo momento. “Libros Sapienciales” es el otro clásico distinguido, tiene un estribillo y estrofas realmente conmovedoras. También me encanta “Profecías”, una maravillosa canción acústica, y “Cristo (Muerte y Resurrección)” ya desde su inicio con su solo de armónica rockeando luego en sus diversas secciones. “Las Guerras” también tiene lo suyo, son 13 minutos  de puro rock, así como «Moises» que tiene una melodía clásica y guitarras que derrochan psicodelia.

Por otra parte, “Cristo (Nacimiento)” es una sinfonía que parece de película y anuncia la llegada de algo importante. Mientras que al final esta el rock de “Apocalipsis” que si bien no es espectacular es un número sólido.

La Biblia es un disco redondo por donde se lo mire. Realmente me sorprende cada vez que lo escucho. Es un álbum que no puede faltar en tu colección de rock nacional.

Persy

Tu puntuación
(Votos: 0 Promedio: 0)

The Byrds – The Notorious Byrd Brothers (1968)

Puntaje del Disco: 8,5

  1. Artificial Energy: 8
  2. Goin’ Back: 9
  3. Natural Harmony: 8,5
  4. Draft Morning: 9
  5. Wasn’t Born To Follow: 9
  6. Get To You: 7,5
  7. Change Is Now: 8
  8. Old John Robertson: 8
  9. Tribal Gathering: 8
  10. Dolphin’s Smile: 7,5
  11. Space Odyssey: 6,5

Antes del lanzamiento del nuevo álbum de los Byrds, la banda sufriría cambios en su formación. David Crosby sería despedido por Chris Hillman y Roger McGuinn. De esta forma su carrera seguiría con su alianza junto a Stills y Nash. Pese a su deserción, Crosby colaboró en las grabaciones de lo que sería The Notorious Byrd Brothers. Con su alejamiento el baterista Michael Clarke también dejaría a los Byrds. En contrapartida, un viejo conocido, Gene Clark, retornaría al grupo. Pero su estadía en la banda solo duraría 3 semanas por su pánico a los viajes en avión (pobre tipo, gente como Bergkamp se perdió un mundial por este problema).

Dicho esto, empecemos a hablar del disco. The Notorious Byrd Brothers apareció en pleno auge del rock psicodélico byrdiano y de hecho sería su último gran álbum de este estilo. La gran cualidad del disco en este caso es su producción, en esta oportunidad a cargo de Gary Usher, conocido por haber trabajado con Brian Wilson. Usher hizo un trabajo notable que especialmente se nota en los arreglos de cada tema y en la generación atmósferas espaciales impresionantes. Por esta razón la mayoría de las canciones del álbum son geniales, aunque rara vez tengan un estatus de clásico. De hecho el único clásico del disco es “Goin’ Back”, un cover del tema de Goffin/King, que resulta tan hermoso como simple y que por eso logró su fama.

Sin embargo, hay temas que no son tenidos muy en cuenta y que merecen mayor reconocimiento. Empezando por la antibélica “Draft Morning”, una sorpresa muy grata del álbum. Su melodía cauta y su psicodelía atmosférica que incluye incluso disparos espaciales la destacan claramente. “Natural Harmony” es otro de los números que te capturan con esos flashes psicodélicos que provienen de Usher. Por su parte “Wasn’t Born To Follow” es el segundo tema más conocido del disco, un country que nos sigue demostrando que los Byrds nunca abandonaron el buen gusto por las armonías vocales.

Ese grupo de canciones son desde mi punto las mejores. Luego aparecen algunas como “Space Odyssey” que son indudablemente interesantes por sus efectos, pero también excedidas, y por eso no terminan de cerrar.

De todas formas, The Notorious Byrd Brothers es muy bueno trabajo, no falta el que lo tome como el mejor de su carrera. Pero también hay que remarcar que en reediciones posteriores surgirían bonus tracks que en algunos casos son tan atractivos como todo el material del álbum. Tal vez la canción más ejemplar es “Triad” de Crosby que luego sería popularizado por la voz de Grace Slick y los Airplane. Una pena que no haya sido incluida.

Persy

Tu puntuación
(Votos: 2 Promedio: 4)