Buffalo Springfield – Buffalo Springfield Again (1967)

Puntaje del Disco: 9

  1. Mr. Soul: 9
  2. A Child’s Claim To Fame: 8.5
  3. Everydays: 7
  4. Expecting To Fly8.5
  5. Bluebird: 9
  6. Hung Upside Down7.5
  7. Sad Memory: 7
  8. Good Time Boy: 8
  9. Rock & Roll Woman9
  10. Broken Arrow: 8.5

“For What It’s Worth” fue el hit que le sirvió a Buffalo Springfield como presentación. El disco debut, además de contener aquel clásico, era un material de gran calidad, con canciones muy sólidas. Este auspicioso primer trabajo daba la pauta que los sesenta estaba en presencia de lo que sería una excelente banda. Sin embargo, todo el potencial que Young, Stills y compañía sólo explotaría con dos álbumes más, especialmente con “Buffalo Springfield Again”, el segundo disco de 1967.

Las condiciones de grabación no fueron las mejores; mientras Young se ausentaba constantemente, el bajista Bruce Palmer pasó bastante tiempo detenido por tenencia de drogas, con lo que la banda debió recurrir a diversos músicos para reemplazarlo, y en ocasiones, no hubo dicho reemplazo. A pesar de todo, la enorme estirpe de estos artistas permitió que la banda lograse un muy buen disco. Aunque con ciertos matices diferentes, la producción mejoró al debut.

Sin obtener el reconocimiento que tuvo “For What It’s Worth”, varias canciones merecen ser destacadas. Neil Young aportó lo suyo con “Mr. Soul” un tema netamente rockero cuyo riff tuvo denuncias por su parecido con “(I Can’t Get No) Satisfaction” de sus Majestades Satánicas. El canadiense también dejó su huella con “Expecting to Fly” y “Broken Arrows”, dos magníficas piezas en las que la banda explora un aspecto más psicodélico con letras surrealistas.

Stephen Stills, por su parte, compuso “Bluebird” y “Rock & Roll Woman”, de clásica estirpe folclórica rockera. “Hung Upside Down” no está mal, pero no llega al nivel de los temas antes mencionados. Por último, sin tanto alboroto, Richie Furay se animó a componer y dejó la exquisita “A Child’s Claim To Fame”.

Buffalo Springfield se apartó de la regla del segundo disco, consolidando un estilo que ya habían mostrado en el debut y dejando un gran material de finales de los sesenta llenos de temas que merecían un mayor reconocimiento.

Piro

Tu puntuación
(Votos: 0 Promedio: 0)

Paul McCartney & Wings – Red Rose Speedway (1973)

Puntaje del Disco: 8,5

  1. Big Barn Bed: 8
  2. My Love: 8,5
  3. Get On The Right Thing: 8,5
  4. One More Kiss: 8
  5. Little Lamb Dragonfly: 9,5
  6. Single Pigeon: 8,5
  7. When The Night: 8
  8. Loup (1st Indian On The Moon): 7,5
  9. Medley: Hold Me Tight/Lazy Dynamite/Hands of Love/Power Cut: 9

Tomemos a este disco como el verdadero primer álbum de los Wings. Wild Life sin ser malo fue decepcionante para la banda. Paul McCartney parecía simplemente ausente como si fuera un fantasma. Esto muestra su importancia. En Red Rose Speedway su figura predominante resucita, para terminar de darle vida a este proyecto llamado Wings, que hasta entonces parecía una simple excusa.

Red Rose Speedway nos demuestra nuevamente lo buen compositor que es McCartney, quien recupera su nivel en forma considerable, ofreciendo canciones pop de calidad, fieles a su marca registrada Beatle. Sin embargo, los temas de este disco por más buenos que sean nunca alcanzan el esplendor que había logrado en Ram. Esto puede dejar la impresión de que Red Rose Speedway sea solo otro muy buen álbum pop del montón. Pero a mi modo de ver no tiene desperdicio.

Posiblemente la canción más popular del disco sea “My Love”, una hermosa balada, tan romántica como cursi, dedicada a su esposa Linda. Pero no es lo único con que nos tenemos que quedar. “Little Lamb Dragonfly” es una admirable canción acústica y “Single Pigeon” es un precioso tema con piano. Además hay un fabuloso Medley compuesto por los fragmentos pop “Hold Me Tight”, “Lazy Dynamite”, “Hands Of Love” y “Power Cut”, que junto a la instrumental “Loup” dan señales de que Paul también exploraba sobre terrenos más progresivos.

En lo que queda de Red Rose Speedway seguimos encontrando temas irreprochables. McCartney, aunque no parezca democrático (vean la portada solo con su cara mostrando su primacía), nos garantiza melodías de primera y eso es lo que importa.

Persy

Tu puntuación
(Votos: 0 Promedio: 0)